Menu


El Papa recibe a una delegación ecuménica Finlandesa
Encabezada por el obispo católico Teemu Sippo, de Helsinki y el obispo luterano Seppo Hakkinen, de Mikkeli- , ha sido recibida en audiencia por el Santo Padre


Por: Vis | Fuente: Vis




CIUDAD DEL VATICANO, 19 ENE 2012


Siguiendo la tradición con motivo de la fiesta de San Enrique, una delegación ecuménica de Finlandia -encabezada por el obispo católico Teemu Sippo, de Helsinki y el obispo luterano Seppo Hakkinen, de Mikkeli- en visita a Roma, ha sido recibida en audiencia por el Santo Padre. "Nuestra profunda amistad y el testimonio común de Jesucristo -ha dicho el Papa-, especialmente ante el mundo de hoy que, a menudo, carece de una verdadera dirección y anhela escuchar el mensaje de salvación, debe favorecer el progreso en la resolución de nuestras diferencias y en la de las materias que dividen a los cristianos".

"En fecha reciente -continuó- las cuestiones éticas han sido uno de los puntos de diferencia entre los cristianos, sobre todo en lo concerniente al correcto entendimiento de la naturaleza humana y su dignidad. Es necesario que los cristianos lleguen a un profundo acuerdo en temas de antropología, para que puedan así ayudar a la sociedad y a los políticos a tomar decisiones sabias y justas en materias importantes que atañen a la vida humana, la familia y la sexualidad. Al respecto, el reciente documento de diálogo bilateral en el contexto finlandés y sueco, refleja no solamente el acercamiento entre católicos y luteranos en la comprensión de la doctrina de la justificación, sino que llama a los cristianos a renovar su compromiso para imitar a Cristo en su vida y sus acciones".

"Nuestro anhelo por la plena y visible unidad de los cristianos -finalizó el pontífice- requiere paciencia y confiada espera, no con espíritu de abandono y pasividad, sino con la confianza profunda en que la unidad de todos los cristianos en una única Iglesia es realmente un don de Dios y no un logro nuestro. Esa paciente espera, mientras rezamos con esperanza, nos transforma y prepara para la unidad visible, no como la deseamos nosotros, sino como Dios la otorga".







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |