Menu


Actividad de la ONU promueve la vida en los "casos difíciles" como la violación
Un poderoso argumento para romper el círculo de violencia rechazando el aborto incluso cuando la concepción del hijo es producto de una violación


Por: Rebecca Oas, Ph.D | Fuente: C Fam



NUEVA YORK, 8 de marzo 2013 (C-FAM) Mientras que los delegados de la ONU debatían a puertas cerradas en torno a un lenguaje sobre el acceso al aborto para quienes han sido violadas, dos mujeres presentaron en una reunión celebrada a unas cuadras de allí un poderoso argumento para romper el círculo de violencia rechazando el aborto incluso cuando la concepción del hijo es producto de una violación.

Cuando las personas opinan que las embarazadas a causa de una violación deberían acceder al aborto, "puedo decirles que duele", dijo Rebecca Kiessling. Ella fue concebida en un acto brutal. "Pero realmente comprendo que la gente no asocie un rostro a este tema. Para la mayoría, es solo un concepto".

Kiessling habló en una reunión patrocinada por C-FAM, editor de Friday Fax, y REAL Women of Canada, que convocó a setenta asistentes pese a un sospechoso cambio de lugar a último momento.

La historia de Kiessling abordó de forma directa el tema de este año de la Comisión de la condición jurídica y social de la mujer sobre prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas. Además de haber sido concebida en una violación, Kiessling fue víctima de abusos en manos de sus padres adoptivos y perdió un diente porque un novio que tuvo la golpeó. Un programa benéfico le proveyó de la atención odontológica reconstructiva necesaria.

Tras exhibir su luminosa sonrisa a la audiencia, asumió un tono más serio. "Este es otro ejemplo en mi vida en el que sucedió algo que fue realmente, realmente espantoso, pero luego surgió algo hermoso de eso... ahora estoy muy agradecida de estos bonitos dientes nuevos, pero eso no me pone a favor de la violencia doméstica, así como estar agradecida por mi vida no me convierte en una persona pro-violación".

Liz Carl, que quedó embarazada tras ser violada a los diecisiete, eligió entregar a su hijo, que ahora tiene seis años, a una familia adoptiva con la que mantiene contacto regular.

"Realmente luché con eso, mucho, pero estoy bien", dijo Carl a los presentes. "Si hubiera elegido de otro modo, quizás yo hubiera estado bien. Pero él, no. Este mundo no hubiera sido honrado con su presencia. Y estoy segura de que, desde el momento en que nació, el mundo se convirtió en un lugar mejor".

Carl previó que muchas personas se preguntan: ¿El ver a su hijo le recordará al violador? "Al mirarlo jamás vi en él a otra cosa que no sea el bebé más hermoso de todo el mundo. Cuando lo miro, siento dicha".

En la sesión de este año de la comisión sobre la condición de la mujer, las agrupaciones pro-abortistas están intensificando sus esfuerzos para incrementar el acceso al aborto, poniendo como objetivo clave las víctimas de violación. Están promoviendo vigorosamente una nueva estrategia para crear un derecho al aborto como reparación para las mujeres violadas durante la guerra.

Kiessling supo de su concepción cuando encontró a su madre biológica, quien admitió que hubiera abortado si eso hubiera sido legal.

"El hecho es que hoy estoy viva gracias a activistas, legisladores y votantes provida", dijo Kiessling. "Si tu madre eligió la vida para ti, qué bueno. Pero la mía, no: los defensores de la vida eligieron la vida para mí. Y algunos de nosotros estamos necesitados de héroes".

Traducido por Luciana María Palazzo de Castellano





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |