Menu


Estudio en ciencias sociales aún espanta a defensores de la homosexualidad
Yoshihara refutó la creencia popular de que no hay diferencia si un niño es criado por padres gays o biológicos


Por: C Fam | Fuente: C Fam



WASHINGTON D.C., 12 de abril (C-FAM) Los defensores de la homosexualidad parecen obsesionados con un estudio del área de las ciencias sociales que va en contra de ellos. Dicen que la investigación no tiene importancia, pero no pueden dejar de hablar de ella.

Hace un año, el dr. Mark Regnerus de la Universidad de Texas publicó un estudio de 15000 personas que demuestra que los hijos prosperan más en hogares con padre y madre casados. Además, descubrió que ninguna otra estructura familiar funciona tan bien como esa y que, en cambio, a menudo les va peor.

Un tsunami de protestas y ataques personales abrumaron a Regnerus. La universidad a la que pertenece y la revista científica en la que publicó sus hallazgos examinaron la investigación y lo dejaron libre de sospechas. Incluso así, los ataques contra él y contra quienes se sirven de su investigación continúan.

La dra. Susan Yoshihara, directora de investigación de C-FAM, usó el estudio de Regnerus ante la legislatura de Rhode Island y fue atacada por revisores de hechos políticos que opinan que parte de su testimonio es falso. Yoshihara refutó la creencia popular de que no hay diferencia si un niño es criado por padres gays o biológicos. Ella dijo que tales opiniones han sido «destrozadas por la última y mejor investigación en ciencias sociales».

Yoshihara también apuntó a un informe que desafía las declaraciones de las ciencias sociales según las cuales la orientación sexual de los padres carece de importancia. Loren Marks, de la Universidad Estatal de Luisiana, analizó 59 estudios utilizados para afirmar esto y descubrió que todos ellos son deficientes desde el punto de vista científico.

Politifact, organismo autoproclamado de control de la verdad política, tildó de falsa la declaración de Yoshihara. No obstante, ella afirma que el artículo de Politifact en sí respaldó su tesis al mencionar a una «científica prudente» que dijo que el asunto no está resuelto en la literatura científica, lo cual Yoshihara declaró en primer lugar.

El estudio de Regnerus reapareció esta semana en las páginas del New York Times. El ex Editor Ejecutivo del periódico, Bill Keller, dijo: "El estudio fue prácticamente demolido por colegas".

Y el Huffington Post se dedicó esta semana a las actuaciones de Regnerus al informar que él había recibido entrenamiento mediático antes de que su estudio se publicara el año pasado, que recibió por él dinero de una fundación conservadora y que había hablado con agrupaciones tradicionalistas.

El mencionado sitio de noticias también señaló que Regnerus suscribió un informe de amicus curiae presentado ante la Corte Suprema de los Estados Unidos cuando esta deliberó sobre al matrimonio entre personas del mismo sexo. Calificaron que el suyo fue «poco advertido» pese a que, de aproximadamente 50 informes presentados por ambos lados, fue uno de los únicos que se analizó durante los debates orales.

Yoshihara dijo haber llevado el estudio de Regnerus ante la legislatura de Rhode Island porque, en audiencias similares celebradas el año pasado, el presidente del comité insistió en que no existía literatura "evaluada por pares" que refutara la afirmación de que "no tiene importancia". El estudio de Regnerus rebate científicamente esa noción y está evaluado por expertos, lo cual parece haber espantado al New York Times, a Politifact, al Huffington Post y a muchos otros defensores del matrimonio homosexual.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |