Menu



XXXII Domingo Ordinario (Ciclo A)

XXXII Domingo Ordinario (Ciclo A)
La parábola que acabo de leer me da pie para comunicaros un pensamiento que yo me he hecho varias veces. La semana pasada he llegado de América.







Mateo, 25:1-13


1.- La parábola que acabo de leer me da pie para comunicaros un pensamiento que yo me he hecho varias veces. La semana pasada he llegado de América.

España llevó a Hispanoamérica el castellano, y hoy se habla allí con más precisión que en España.

2.- Por ejemplo: a) Aquí decimos: "Venme a buscar a tal hora" y en América dicen: "Venme a recoger". Mejor dicho. No se trata de buscar algo que se ha perdido, o que no se sabe dónde está.

b) En las autopistas de España se lee: "Cambio de sentido". En las de América: "RETORNO". Más breve y más claro.

c) En España decimos: "El tráfico circula muy lento". En América dicen: "El tránsito...". Mejor dicho, pues el tráfico es propio de las divisas, las drogas, etc.

3.- Lo mismo pasa en la parábola de hoy. Nuestra Biblia habla de vírgenes prudentes y vírgenes necias.

a) La palabra VIRGEN solemos referirla sólo a María Santísima. Sería mejor hablar de muchachas.

b) Nuestra Biblia dice "prudentes", y en América dicen "previsoras". Está mejor dicho, pues prudente es el que evita un peligro innecesario, y aquí se trata de prevenirse.

c) Nuestra Biblia dice "necias", y ellos dicen desprevenidas. Mejor dicho pues necio=estúpido, y aquí se trata de no prevenir.

4.- La parábola refleja la costumbre hebrea de las amigas de la novia acompañándola hasta la llegada del esposo.

5.- La vuelta del esposo se refiere a la muerte. Es el encuentro del alma con Jesús. Se recibe con gozo por las previsoras. Si estamos preparados para una buena muerte, ésta no tiene matiz triste.

6.- El aceite son las buenas obras. Su valor es intransferible. Cada uno debe atesorar para sí mismo.

Este valor no se puede ceder a otra persona. El valor satisfactorio sí se puede ceder en favor de las almas del purgatorio.

Y ellas pueden ayudarnos con su intercesión. Seamos devotos de la almas del purgatorio.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!