Menu



PENSANDO EN DIOS

PENSANDO EN DIOS
Dios es mi Padre. Y sé con certeza que todo, lo hace para mi bien.






Cuando me siento triste, pienso en Dios.

Cuando me siento solo, pienso en Dios.

Cuando me siento agotado, pienso en Dios.

Cuando me encuentro en una encrucijada, pienso en Dios.

Cuando sufro, pienso en Dios.

Cuando siento que las fuerzas no me alcanzan, pienso en Dios.

Entonces, todo se aclara.

El panorama sombrío llega a ser como una tarde de verano. Soleada. Hermosa.

Porque Dios es mi Padre. Y sé con certeza que todo, lo hace para mi bien.

Es el santo abandono.

La confianza plena.

Con Él, todo lo podemos.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!