Menu

Una historia de amor: Crónica de 1928
Una historia de amor: Crónica de 1928

Hechos y cartas de 1928. Recelo y separación


Por: Horacio Bojorge | Fuente: Catholic.net



Enero

25: José prepara un examen y promete visita para después

 

 

  • Carta 80. Montevideo, 25 de Enero de 1928


    Marzo

    5: José continúa estudiando intensamente medicina, de día estudia y de noche repasa con un compañero
     
  • Carta 81. Montevideo, 5 de Marzo de 1928
  • Carta 83. Montevideo, 19 de Marzo de 1928
  • Carta 84. Montevideo, 26 de Marzo de 1928


    Abril

    1º: Segunda reducción de las visitas: Al cumplirse dos años de conocerse, la mamá de Felicita decide que los novios se vean una sola vez por semana. Parece un indicio de que la mamá se alarma por el progreso de la relación afectiva de su hija con José. Quizás percibe en su hija los cambios propios de una mujer enamorada. José acata la decisión, dolorido pero resignado. Le parece: “una paradoja cruel que aunque te quiera más tenga que verte menos”. Parece un signo ominoso de que se están acumulando nubes de tormenta familiar sobre los novios. A medida que aumente el resplandor de su amor recíproco, aumentarán las preocupaciones y hasta la acedia a su alrededor. Se los observa con ojos recelosos que escrutan el bien por temor al mal.

    19: Tarjeta de Felicita encomendando a su novio a su santo Patrono San José, en el día en que cumple veintiséis años.

    26: José posterga para más adelante un examen con el fin de prepararlo mejor. Él prevé que habrá quienes mortifiquen a Felicita preguntándole cómo le fue a su novio en los exámenes. Y quienes sacarán argumento de eso para dudar de la aplicación de José al estudio o de su valía como futuro esposo.
     
  • Carta 82. Montevideo, 1 de Abril de 1928


    Mayo

    14: Felicita reclama cartas más frecuentes y duda de su amor. José responde que está empeñado en trabajar por el futuro y eso le quita tiempo para escribir cartas dignas de ella.
     
  • Carta 85. Montevideo, 14 de Mayo de 1928


    Junio

    9: La mamá de Felicita está nuevamente en cama. José envía revistas para distraerla.

    23: José pide un beso a los dos años de noviazgo y alega que jamás ha habido en él ni ha manifestado un deseo grosero. No hay más cartas hasta el 3 de setiembre. Un signo de que los novios han podido verse regularmente y de que José está plenamente ocupado con sus clases como profesor y sus estudios de medicina.
     
  • Carta 86. Montevideo, 9 de Junio de 1928
  • Carta 87. Montevideo, 23 de Junio de 1928


    Julio

    6: Felicita cumple veinte años. No se conserva carta ni tarjeta muy posiblemente porque pudieron verse ese día.


    Septiembre

    3: José recuerda el baile reciente en casa de la tía Sara en que bailaron él y Felicita. Posiblemente ha sido una despedida en relación con la mudanza de la familia de Felicita a la casa del Prado. El bailar con su novia lo ha hecho feliz. Pero posiblemente ha sido mirado con preocupación por algunos. Un nuevo motivo de acedia o preocupación por que no se desvíe el amor de los jóvenes. Algo así parece confirmarse con la carta siguiente.

    12: Felicita se ha mudado a la casa del Prado que su Papá ha hecho construir en una calle transversal al Camino Castro. José se refiere desde ahora al domicilio anterior como la casa de Millán y al nuevo como la casa del Prado. José protesta porque la mamá de Felicita piensa que “no está bien” que Felicita lo acompañe hasta cerca de la puerta y charlen unos minutos antes de irse. José alega que la mamá ha tenido criterios más amplios y ha confiado más en ellos en el pasado. Se siente dolido por el recelo de la madre y la falta de defensa por parte de la hija. Otro indicio de que la maduración y consolidación del vínculo amoroso entre los novios produce ahora recelos en la madre, que probablemente está notando cambios en su hija y comienza a sentir celos de madre. Lo que en un estado anterior de la relación le parecía normal a la mamá y no le resultaba motivo de temor, al crecer la amistad de los jóvenes, comienza a alarmarla. Los cambios que el noviazgo va produciendo en la hija han podido contribuir a las dolencias permanentes de la madre, que la vienen postrando en cama con tanta frecuencia. Felicita comienza a sufrir un conflicto de amores y fidelidades de hija y novia, que trata de aprender a manejar, pero es causa de tensiones que se reflejan en las cartas hasta casi el fin del noviazgo. Situación que ambos sobrellevarán sumisos y en paciencia.
     
  • Carta 88. Montevideo, 3 de Septiembre de 1928
  • Carta 89. Montevideo, 12 de Septiembre de 1928
  • Carta 90. Montevideo, 25 de Septiembre de 1928
  • Carta 91. Montevideo, 28 de Septiembre de 1928


    Octubre

    9: José hace su práctica de clínica quirúrgica en el hospital
     
  • Carta 92. Montevideo, 9 de Octubre de 1928
  • Carta 93. Montevideo, 13 de Octubre de 1928
  • Carta 94. Montevideo, 19 de Octubre de 1928


    Noviembre

    13: Casi a fines del tercer año de novios, él insiste en pedirle un beso.


    Diciembre

    8, 9 y 11: Primera ausencia prolongada de Felicita. Se ha ido a San Ramón. Se la han llevado. José escribe lamentando la separación y alude resignado a la decisión de la autoridad familiar: “Donde manda capitán...”. Se la ha llevado su mamá, cuya autoridad José respeta. En cartas sucesivas describe la desazón que le produce la separación y la ausencia. Lo compara con el síndrome de abstinencia de los adictos. La carta del once es antológica: José recorre los lugares cargados de recuerdos y anuncia que irá de visita a San Ramón. José se refugia en el trabajo, sigue preparando sus exámenes de medicina.

    13: Ausencia de José. José anuncia que saldrá en gira para tomar exámenes en capitales del interior: Minas, Soriano, Río Negro y Paysandú.

    18 y 23: En dos cartas casi seguidas, Felicita le pide a José que le escriba con frecuencia para “aliviar la dolorosa ausencia”. En la segunda le pide a José que no toque en las cartas el tema que dice que la disgusta (el beso) por razones que le explicará. Es posiblemente un punto conflictivo para la mamá, que según parece tiene algún acceso a las cartas.

    31: Sendas cartas de ambos se cruzan reprochándole al otro la falta de noticias. Felicita insinúa sus dudas y celos habituales. La separación, a la que no estaban habituados y lleva miras de ser larga, será también motivo de fricciones y reclamos entre los novios por la deficiente comunicación. José promete ir a visitarla a San Ramón al término de la gira de exámenes el cinco de enero de 1929.
     
  • Carta 95. Montevideo, 8 de Diciembre de 1928
  • Carta 96. Montevideo, 9 de Diciembre de 1928
  • Carta 97. Montevideo, 11 de Diciembre de 1928
  • Carta 98. Montevideo, 13 de Diciembre de 1928
  • Carta 99. San Román, 18 de Diciembre de 1928
  • Carta 100. San Román, 23 de Diciembre de 1928
  • Carta 101. Montevideo, 31 de Diciembre de 1928
  • Carta 102. San Román, 31 de Diciembre de 1928

     
  • Índice
     

    Horacio Bojorge S.J.
    Rossell y Rius 1613 - 11604 Montevideo - Uruguay
    Tel: (00598-2) 628 5336 Interno 211

    Preguntas y comentarios al autor de este artículo


     
  • Visita la web del P. Horacio Bojorge S.J.

  • Más artículos en Catholic.net




  •  
  • Una historia de amor. Editorial Lumen, Buenos Aires 2007, 404 páginas

 



 





Compartir en Google+




Consultorios
Pedro Luis Llera Vázquez
Experto en Dirección y Gestión de Centros Educativos Privados. Consejería en Educación y Cultura
P. Llucià Pou Sabaté
Asesoría para la educación del Adolescente.
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |