Menu



Valores en la novela Elizabeth Darcy
Una novela que rescata los valores de la familia: la importancia de la cercanía de los padres en la educación de los hijos y en la transmisión de los valores trascendentales


Por: Teresa O´Hagan | Fuente: Catholic.net



En estos días, nuestra sociedad está invadida por continuos ataques a los valores familiares que han dado sustento por varios siglos a nuestra nación y a la humanidad. La dignidad de la persona está siendo pisoteada desde el vientre de su madre porque ya no se aprecia la dicha del don de la vida, el valor de la familia y los padres como primeros educadores se pierde cada vez más, las familias se destruyen a causa de tanto divorcio porque ya no se considera el matrimonio como sacramento y como bendición de Dios, los noviazgos buscan solamente divertirse y pasar el momento con la idea de cambiar de pareja cuando se llegue al aburrimiento perdiendo toda seriedad, responsabilidad y respeto que la persona exige por ser única e irrepetible, por ser hijo de Dios. Todo esto porque los medios de comunicación nos han enseñado una manera de vivir cómodamente, sin compromiso, sin responsabilidad por lo que hemos perdido el camino que nos lleva a la felicidad y al amor, a la realización de la persona como Dios lo ha deseado.

Como respuesta a esta situación, surge “Elizabeth Darcy en Pemberley”, una novela que rescata los valores de la familia: la importancia de la cercanía de los padres en la educación de los hijos y en la transmisión de los valores trascendentales, el apoyo de los padres en los momentos más importantes de la vida de los hijos y su adecuada orientación; el amor filial que puede existir entre los hermanos y el valor de la amistad en busca del crecimiento personal del otro; el valor de la mujer como persona y la necesidad de promover su superación personal con el fin de continuar su preparación a lo largo de toda su vida en busca de su realización y de su entrega a los demás; la vida como un don precioso al que se debe dar amorosa acogida dentro de una familia y que es fuente de alegría y satisfacción permitiendo a los padres realizarse en su misión educadora; el amor conyugal que busca el bienestar del otro en la entrega generosa de la persona en los momentos de gozo y de adversidad y la importancia de la ayuda mutua y la transmisión de la vida; el noviazgo como una etapa trascendente en la vida de una persona encaminada a conocer profundamente al otro en sus valores y aspiraciones, en la búsqueda de un proyecto de vida común como preparación para el matrimonio.

“Elizabeth Darcy en Pemberley” es fruto de la novela más popular y considerada por la mayor parte de los críticos como una obra maestra que ha cautivado a millones de personas por más de dos siglos, Orgullo y Prejuicio (de Jane Austen), en la cual continua la conmovedora historia de sus protagonistas quienes disfrutan de un amor apasionado, Fitzwilliam y Elizabeth Darcy, y cómo transcurre su vida dentro y fuera de Pemberley, con el orgullo de él y los prejuicios de ella que tendrán que conjugar para sortear las dificultades que se les presentan haciéndonos vivir momentos inolvidables.
Esta obra presenta en forma dinámica, ágil y divertida la vida de Elizabeth desde su entrada a su nueva casa como la prometida del Sr. Darcy, transportándonos a una época en donde los valores estaban muy arraigados en la sociedad pero tan actual en todos los problemas a los que se enfrenta para salir adelante en su vida matrimonial, en la relación con su cuñada Georgiana, con sus padres y sus hermanas, logrando que el lector se identifique profundamente con los personajes y que a través de las vivencias se transmita los valores que se han referido anteriormente.

Este trabajo está dirigido a jóvenes que están interesadas en escoger al hombre que las acompañará para toda su vida y que desean llevar un noviazgo serio y maduro, para aquellas adolescentes que buscan un modelo a seguir en la búsqueda de su identidad, para matrimonios jóvenes que desean llevar una vida armoniosa, para madres de familia que aspiran orientar a sus hijas adolescentes en el tema o que disfrutan de lecturas de este género literario.

A través de la formación de los jóvenes, especialmente las mujeres, en los valores trascendentales es como podremos fomentar los principios que, como padres de familia, queremos recuperar en nuestros hijos, en nuestras escuelas, en nuestra sociedad. Los medios de comunicación, los padres de familia y en general todos los católicos tenemos la gran responsabilidad de promover en los niños y jóvenes los valores que queremos preservar para el bien de la humanidad a través de todas las herramientas disponibles, incluyendo este atractivo material, para sembrar en ellos la semilla de los valores cristianos que han perdurado por dos mil años.

Si desesas saber más sobre el libro: http://www.elizabethdarcy.com.mx/
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |