Menu


Marcharon miles por la vida y la paz
La décima Marcha por la vida y la paz, cuyo lema fue “10 años marchando y orando por Ti”, reunió a miles de católicos de la Arquidiócesis de Tijuana, se calcula más de 10 mil participantes


Por: Arquidiócesis deTijuana | Fuente: Arquidiócesis deTijuana



La décima Marcha por la vida y la paz, cuyo lema fue “10 años marchando y orando por Ti”, reunió a miles de católicos de la Arquidiócesis de Tijuana, se calcula más de 10 mil participantes, el domingo 21 de marzo partiendo del ex toreo de Tijuana a las 9:30 de la mañana hasta la futura Nueva Catedral Nuestra Señora de Guadalupe, zona río, a donde arribaron a las 11:30.

“Yo quiero hacer un canto a la vida, una gratitud a Dios por lo acontecido ayer. Realmente increíble. Era un mar de gente, no se veía el final, y realmente estupendo, bellísimo. Pensamos que serían unas diez mil gentes”, comentó el Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz.

La marcha fue presidida por el Santísimo Sacramento.
Agradeció el apoyo de las autoridades por acompañar con elementos de seguridad el contingente durante el trayecto de más de 2 horas, así como a las más de 10 mil personas que participaron, a los párrocos porque promovieron dicha marcha, a las 27 instituciones educativas que marcharon y a los movimientos eclesiales, muchos de los cuales llevaron carros alegóricos.

El trayecto del ex toreo fue del Bulevar Agua Caliente a la altura de la cuchilla donde bajaron hacia la zona río, pasaron frente a las oficinas de la PGR (Procuraduría General de la República), y tomaron el Paseo de los Héroes y en la Glorieta de la Independencia subieron el puente para llegar a la futura Nueva Catedral Nuestra Señora de Guadalupe.

“La vida siendo el don mas preciado, siendo el maximo que Dios nos da: la vida porque de esta manera nosotros podemos entrar en comunicación con Él. Esto es realmente lo fabuloso, por eso tiene que ser un canto a la vida. Y en ese sentido hacer sentir a todo mundo que la vida merece vivirse. Vale la pena vivir la vida, y si vale la pena vivirla entonces esforcémonos por vivir de veras en paz, por vivir en la tranquilidad, por desechar la violencia, por vivir en armonía”, destacó el Arzobispo.

Al término de la marcha el Arzobispo presidió la ceremonia eucarística, acompañado por varios sacerdotes, donde participaron alrededor de 2 mil personas.
La marcha y la misa fueron transmitidos por Monte María, Radio y Televisión 1420 AM y por Internet.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |