Menu


María, modelo de mujer nueva
Estar dispuestos a seguir a Cristo, tras las huellas de María.


Por: P. Antonio Izquierdo y Florián Rodero | Fuente: Catholic.net





Quiero invitarlos a volver una vez más su mirada a María. Ella es, como dice el Papa Pablo VI, "el modelo de mujer nueva y cristiana perfecta, tipo eminente de la condición femenina y modelo singularísimo de vida evangélica". "En su condición concreta de vida, Ella se adhirió completa y responsablemente a la voluntad de Dios, porque acogió su palabra y la puso en práctica, porque su acción estuvo animada por la caridad y por el espíritu de servicio, porque, en fin, fue la primera y más perfecta seguidora de Cristo".

M e d i t a c i ó n

El hombre desde sus mismos orígenes ansía con anhelo la novedad. Ahí está la clave de la ciencia y del progreso, de la técnica y del arte, de la filosofía y de la religión. Un único terreno le estaba vedado: el misterio infinito de Dios. Hasta que un día Dios mismo, en su designio de bondad y de amor, nos lo reveló por medio de Jesús, el Hombre nuevo, gracia a María, su Madre, la Mujer nueva.

1. Modelo de mujer nueva. Dios es la fuente de toda novedad en la historia. Mujer nueva será aquella que más viva llena de Dios y de su Espíritu. Esa mujer nueva por excelencia es María santísima. Ella, en efecto, es la llena de gracia de Dios; ella formó en su seno virginal al Hijo de Dios, hecho hombre para salvarnos, el Hombre nuevo por antonomasia. Toda mujer que busque la verdadera novedad, no efímera ni pasajera sino perenne, ha de mirar a María y verla reflejada en Ella. Ella encarna la Novedad de Dios. Ella es nueva porque es plenitud de gracia, de santidad, de amor, recibida de la fuente inagotable del ser y de la vida que es Dios.

2. Adhesión completa a la Voluntad de Dios. El hombre nuevo dice a Dios, su Padre: ´He aquí que vengo para hacer tu voluntad´. La mujer nueva responde al ángel: ´Hágase en mí según tu palabra´. Como Jesús, el Hombre nuevo, María, Mujer nueva, tiene como alimento único la Voluntad del Padre. En las penas y en los sufrimientos repite como Jesús en Getsemaní: ´No se haga como yo quiero, sino como quieres Tú´. Y al igual que Jesús puede terminar su peregrinación terrena con las palabras inefables: ´Todo se ha cumplido´. Adhesión a la Voluntad de Dios que surge de la fe y del amor, que lleva el sello de la firmeza y de la constancia, que se realiza por igual en la alegría y en el dolor, que afecta a la mente, al corazón y a las obras.

3. La primera seguidora de Cristo. María fue la primera mujer que escuchó de Jesús, en la intimidad de su alma, las significativas palabras: ´Ven, sígueme´. Ella fue la primera seguidora y discípula de Jesús. Ella respondió siempre, con docilidad y generosidad, al llamado de su Hijo. Siguió a Cristo en la sencillez y ocultamiento de Nazaret. Siguió a Cristo, con su corazón de madre y de discípula, en sus prolongadas correrías apostólicas. Siguió a Cristo en la persecución y en la incomprensión de los hombres. Siguió a Cristo hasta la cruz y hasta la resurrección. Finalmente, siguió a Cristo, en cuerpo y alma, hasta la gloria de los cielos. María es, pues, la primera, la más auténtica y fiel, la más santa y perfecta seguidora y discípula de Cristo.

4. Fruto: Estar dispuestos a seguir a Cristo, tras las huellas de María, en todo momento y ocasión, para ser sus verdaderos discípulos y apóstoles de su Reino.
 





Compartir en Google+




Consultorios
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz S�¡nchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |