Menu


Vayan, sin miedo, para servir
Vayan, sin miedo, para servir

Jesucristo cuenta con ustedes. La Iglesia cuenta con ustedes. El Papa cuenta con ustedes


Por: Papa Francisco | Fuente: www.news.va






El 28 de julio, el Papa celebró la Santa Misa para la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud en la playa de Copacabana. La celebración estaba prevista en el “campus fidei” de Guaratiba, pero debido al mal tiempo se trasladó a la playa carioca. Participaron tres millones de peregrinos porque casi un millón más de personas se unió a los dos millones de jóvenes que habían transcurrido la noche en la playa después de la vigilia de sábado. Asistieron además 1500 obispos y 15.000 sacerdotes. Entre las autoridades se encontraban los presidentes de Brasil, Argentina, Bolivia y Surinam. La liturgia eucarística comenzó con el himno oficial de la JMJ, cantado por un coro del que formaban parte sacerdotes de todo el Brasil, incluidos los que evangelizan a través de la música sacra. Los cantos para la Santa Misa se escogieron a través de un concurso nacional en el que participaron jóvenes de Brasil que mandaron sus composiciones.

El Papa basó su homilía en el lema de la XXVIII JMJ: "Id y hacer discípulos a todos los pueblos" y después de recordar la emoción de estos días, de vivir la fe con personas venidas de los cuatro ángulos de la tierra, afirmó que ahora llegaba el momento de transmitir esa experiencia a los demás. "Tres palabras -dijo- : "Vayan, sin miedo, para servir".

Para explicar el significado de la primera Francisco habló a los jóvenes de la belleza de haber encontrado a Jesús juntos en estos días y de haber sentido la alegría de la fe, pero la experiencia de este encuentro "no puede quedar encerrada en su vida o en el pequeño grupo de la parroquia, del movimiento o de su comunidad. Sería como quitarle el oxígeno a una llama que arde. La fe es una llama que se hace más viva cuanto más se comparte... para que todos conozcan... a Jesucristo, que es el Señor de la vida y de la historia".

"Compartir la experiencia de la fe... anunciar el evangelio es el mandato que el Señor confía a toda la Iglesia, también a ti -afirmó- Es un mandato que no nace de la voluntad de dominio, de la voluntad de poder, sino de la fuerza del amor, del hecho que Jesús ha venido antes a nosotros y nos ha dado, no nos dio algo de sí, sino se nos dio todo él; él ha dado su vida para salvarnos y mostrarnos el amor y la misericordia de Dios. Jesús... nos acompaña... en esta misión de amor".

"¿Adónde nos envía Jesús? No hay fronteras, no hay límites: nos envía a todos. El evangelio no es para algunos sino para todos. No es sólo para los que nos parecen más cercanos, más receptivos, más acogedores...No tengan miedo de ir y llevar a Cristo a cualquier ambiente, hasta las periferias existenciales, también a quien parece más lejano, más indiferente. El Señor busca a todos, quiere que todos sientan el calor de su misericordia y de su amor".

En particular el Papa subrayó que le gustaría que el mandato de Cristo: "Vayan", resonara en los jóvenes de la Iglesia en América Latina porque "este continente ha recibido el anuncio del evangelio, que ha marcado su camino y ha dado mucho fruto. Ahora... la Iglesia necesita de ustedes, del entusiasmo, la creatividad y la alegría que les caracteriza".

"Puede que alguno piense: "No tengo ninguna preparación especial, ¿cómo puedo ir y anunciar el evangelio?", dijo después para explicar el concepto de "sin miedo" y habló de que el miedo de los jóvenes no se diferencia mucho del de Jeremías, que también era joven cuando fue llamado por Dios para ser profeta y que en las lecturas de hoy exclama:"¡Ay, Señor, Dios mío! Mira que no sé hablar, que sólo soy un niño". También Dios les dice a ustedes lo que le dijo a Jeremías: "No les tengas miedo, que yo estoy contigo para librarte". Él está con nosotros. Jesús... nunca deja solo a nadie. Además Jesús no dijo: "Ve", sino "Vayan": somos enviados juntos. Queridos jóvenes, sientan la compañía de toda la Iglesia, y también la comunión de los santos, en esta misión. Cuando juntos hacemos frente a los desafíos, entonces somos fuertes, descubrimos recursos que pensábamos que no teníamos. Jesús no ha llamado a los apóstoles para que vivan aislados, los ha llamado a formar un grupo, una comunidad".

Servir es "dejar que nuestra vida se identifique con la de Jesús, es tener sus sentimientos, sus pensamientos, sus acciones. Y la vida de Jesús es una vida para los demás. Es una vida de servicio... Evangelizar es dar testimonio en primera persona del amor de Dios, es superar nuestros egoísmos, es servir inclinándose a lavar los pies de nuestros hermanos como hizo Jesús".

"Vayan, sin miedo, para servir -concluyó- Siguiendo estas tres palabras experimentarán que quien evangeliza es evangelizado, quien transmite la alegría de la fe, recibe más alegría. Queridos jóvenes, cuando vuelvan a sus casas, no tengan miedo de ser generosos con Cristo, de dar testimonio del evangelio... Llevar el evangelio es llevar la fuerza de Dios para arrancar y arrasar el mal y la violencia; para destruir y demoler las barreras del egoísmo, la intolerancia y el odio; para edificar un mundo nuevo. Jesucristo cuenta con ustedes. La Iglesia cuenta con ustedes. El Papa cuenta con ustedes".


¡Más buenas noticias en video!

  • La JMJ de Río de Janeiro en números

  • Los jesuitas presentan su anuario de 2013

  • El Banco del Vaticano lanza su primera pagina web

  • Octubre 2013: El Vaticano invita a todas las familias a un encuentro con el Papa

  • Apoteósica rueda de prensa del Papa





    Otra Mirada al Mundo
    No todo en el mundo es maldad e injusticia, sino que todos los días también suceden cosas buenas donde se hace presente la mano y el amor de Dios


    Si te interesa recibir el boletín semanalmente en tu email
    suscríbete aquí





  • Compartir en Google+
    También te puede interesar





    Reportar anuncio inapropiado |