Menu


El pueblo más católico de China
El pueblo más católico de China

Con apenas 7.000 habitantes que, el 90 por ciento, profesan la fe católica con entusiasmo


Por: Pablo J. Ginés / ReL | Fuente: religionenlibertad.com





Liuhecun, con apenas 7.000 habitantes, es el pueblo más católico de China. Profesa esta fe el 90 por ciento de sus habitantes, y lo hace con entusiasmo.

Está a una hora de coche desde Taiyuan, la capital de la región de Shanxi. Es una zona bastante pobre, no es fácil llegar a él, pero ya en los campos que le rodean aparecen pequeñas iglesitas católicas aquí y allí, una visión insólita en la China rural después de la concienzuda destrucción de templos durante la Revolución Cultural.

Lo primero que uno se encuentra a la entrada de Liuhecun son tres estatuas de santos de indudable romanidad: San Pedro con las Llaves del Reino, San Pablo y San Simón.


Un templo para 3.000 personas

La parroquia es una gran iglesia que imita el románico, flanqueada por unas palmeras de plástico amarillo y con banderines de alegres colores. Los banderines también están dentro del templo, en el que caben 3.000 personas y que se abarrota cada domingo. En la fachada de la iglesia, dos altavoces a plena potencia transmiten a todo el pueblo la recitación del Rosario que salmodian numerosos fieles durante la media hora anterior a la misa.

"Somos una comunidad católica muy tradicional", explica el párroco, el padre Zhang, al profesor Anthony E. Clark, un orientalista de la universidad de Whitworth (Washington) que está escribiendo un libro sobre mártires en China.

Clark hace un análisis sencillo: "Liuhecun es el mayor pueblo católico de China porque ha desarrollado estrategias para tener varios hijos, que luego son criados en hogares católicos devotos", escribe en su informe en "Ignatius Insight".


La Virgen se apareció en 1900

La mayoría de las familias rezan el Rosario cada día y tienen imágenes del Inmaculado Corazón de María. El pueblo dice que la Virgen se apareció varias veces en el verano de 1900, sobre el campanario, con ropas blancas al viento. Era el año de la sangrienta Rebelión Boxer (la de la película de "55 días en Pekín"), y la Virgen señalaba con sus brazos en oración por dónde atacarían las bandas de rebeldes.

Casi siete décadas después, el integrismo maoísta de la Revolución Cultural cerró la iglesia, pero los fieles pasaron a celebrar la misa en una lona en el campo. Un anciano de 90 años explica al profesor Clark como arrestaron y apalizaron a su tío franciscano, hasta matarlo.


Pagan las multas solidariamente

El pueblo se mantuvo siempre fiel y unido. Aunque es pobre, todos se apoyan para pagar solidariamente las multas por tener más de un hijo. En la China del hijo único escasean las misas como la de Liuhecun, con un enjambre de niños entre los bancos.

En Macao, antigua colonia portuguesa, sólo el 4% de sus habitantes es católico (18.000 católicos). En Hong Kong lo es sólo un 5% (350.000 católicos). Sin embargo, entre católicos y protestantes, a pesar de la persecución, el cristianismo chino ha pasado de 4 millones de fieles en 1949 a más de 50 en la actualidad. Liuhecun es un caso único por ser una comunidad china casi exclusivamente católica.


¡Más buenas noticias en video!

  • El papa Francisco preside la Misa del Domingo de Ramos

  • Papa Francisco confirma que asistirá a la Jornada Mundial de la Juventud

  • La Sábana Santa será expuesta el Sábado Santo

  • Los primeros santos del papa Francisco

  • Publicada agenda de Semana Santa del papa Francisco





    Otra Mirada al Mundo
    No todo en el mundo es maldad e injusticia, sino que todos los días también suceden cosas buenas donde se hace presente la mano y el amor de Dios


    Si te interesa recibir el boletín semanalmente en tu email
    suscríbete aquí





  • Compartir en Google+




    Reportar anuncio inapropiado |