Menu



Después de 50 años, nos hemos reunido para ver la luz
Después de 50 años, nos hemos reunido para ver la luz

La Iglesia Católica prepara un Año Jubilar en Myanmar y llama a un renovado vigor de fe, después de 50 años de opresión y conflicto.


Por: Agencia Fides | Fuente: es.gaudiumpress.org





"Después de 50 años de asfixiante oscuridad, ahora brilla una luz en el hermoso país de Birmania", expresó el Arzobispo de Yangon y Secretario General de la Conferencia Episcopal de Myanmar, Monseñor Charles Maung Bo, en un emotivo mensaje en el que llama al renacimiento de la esperanza y a la evangelización del país "con un vigor de fe renovado" en un nuevo contexto de mayor libertad religiosa.

Después de la caída de la dictadura militar en 2011, Myanmar (antigua Birmania) ha trabajado en recuperar las libertades de su pueblo, arrasadas por la llegada del comunismo hace 50 años. "En 1962, la oscuridad envolvió Birmania", relató en su mensaje Mons. Maung Bo. "Su historia fue congelada, su belleza ocultada, sus hijos reducidos a la esclavitud del silencio, muchos al martirio, muchos otros a largas noches de lágrimas". La degradación moral siguió a las decadencia material y la eliminación de la fe. "Dos generaciones se han embarcado en un viaje por el oscuro túnel de la desesperación".

Ante los difíciles cambios obtenidos en el país a costa de un profundo conflicto interno, el Arzobispo señaló sus motivos de esperanza: "Después de 50 años, nos hemos reunido para ver la luz. La luz de la verdad brilla sobre nosotros, la luz de la libertad está despertando lentamente a nuestra gente, a la luz de las oportunidades que están surgiendo. En nuestra Navidad Cristo ha nacido, donándonos una nueva luz de esperanza". Por este motivo, el prelado expresó la importancia de este nuevo año: "es un año jubilar, un año de gracia para el pueblo de Myanmar".

Mons Maung Bo expresó que la alegría de la libertad manifiesta la acción de Dios y pidió que se viva en el país un Jubileo de acuerdo a la tradición: "En el Jubileo son liberados los esclavos. Nosotros, en este año, pedimos la liberación de todos los presos políticos, presos de conciencia, nuestros hombres y mujeres en la cárcel". El Arzobispo también solicitó trabajar por el retorno de los refugiados, muchos de ellos indocumentados.

Uno de los clamores del prelado fue el respeto de la libertad religiosa, ya que " los viejos hábitos tardan en morir", y se debe avanzar en el reconocimiento de la dignidad y derechos humanos. Su mensaje concluyó con un llamado a la reconciliación y el trabajo por la paz, después de muchos años de enfrentamientos internos. "Es hora de construir la paz", afirmó.


¡Más buenas noticias!

  • Misal Romano Completo Español-Latín para uso de los fieles electrónico. Todos los ingresos están destinados a la formación de sacerdotes de todo el mundo

  • ¡Querer Creer!: carta pastoral del obispo de Ourense con motivo del Año de la Fe

  • Obispos 2.0

  • De la filantropía a la caridad cristiana en tiempos de Facebook





    Otra Mirada al Mundo
    No todo en el mundo es maldad e injusticia, sino que todos los días también suceden cosas buenas donde se hace presente la mano y el amor de Dios


    Si te interesa recibir el boletín semanalmente en tu email
    suscríbete aquí





  • Compartir en Google+




    Reportar anuncio inapropiado |