Menu


Verdades sobre la "Anticoncepción de Emergencia"
Estudios demuestran que la anticoncepción de emergencia no es eficiente ni para evitar embarazos adolescentes, ni para prevenir enfermedades de trasmisión sexual, y si aumentan la promiscuidad entre los jóvenes.


Por: Provida 3 No 63 | Fuente: Provida 3 No 63




Aborto, pautas anticonceptivas, contracepción de emergencia y enfermedades de trasmisión sexual en Grán Bretaña....

Como consecuencia de las fuertes campañas a favor del método abortivo llamado contracepción de emergencia (píldora del día siguiente), su utilización en el Reino Unido esta aumentando vertiginosamente. En 1999-2000 se prescribieron 240.000 recetas para contracepción de emergencia en contra de 38.000 hace 10 años. (Desde este año 2001, se vende sin receta a mayores de 16 años).

El incremento de estas ventas ha sido especialmente llamativo entre las adolescentes habiendo aumentado un 17% en solo un año, entre 1998 y 1999-2000 (BMJ 321;1174,2000).

Sin embargo su eficacia para reducir los embarazos de adolescentes no parece ser tan efectiva. En este sentido, Margaret Jones, directora ejecutiva de los Brook Advisory Center, en el mismo artículo del BMJ, comenta que este incremento de la contracepción de emergencia (aborto químico) quizás podría reducir los índices de embarazos entre adolescentes, pero que sin embargo al no tomar medidas profilácticas adecuadas, se están incrementando las enfermedades de transmisión sexual.

Además, según datos recientes (Department of Health. Teenage Pregnancy. London: Social Exclusion Unit 1999), el número de los embarazos de adolescentes en el Reino Unido es causa de preocupación general, ya que, solamente en Inglaterra, alrededor de 90.000 adolescentes se quedaron embarazadas, en 1997.

Casi 7.700 de ellas tenían menos de 16 años y aproximadamente la mitad de estos embarazos terminaron en aborto.

Entre 1995 y 1997 también aumentaron significativamente las enfermedades de
Transmisión sexual entre las adolescentes de 16 a 19 años; un 45% la gonorrea, un 53% la infección por clamidias y un 25% las verrugas genitales (BMJ 321;1520,2000).

Todos los investigadores coinciden en que en los últimos años (1997-2000) se está produciendo una disminución de la utilización de las píldoras anticonceptivas de toma diaria, un incremento del uso de los preservativos y un drástico aumento de la contracepción de emergencia, y sin embargo no disminuyen los embarazos de adolescentes. ¿No será que las políticas oficiales -"políticamente correctas"- son poco acertadas?.

En el mismo sentido, SPUC informa que el número de abortos quirúrgicos en Inglaterra y Gales aumentó nuevamente el año pasado. La Oficina Nacional de Estadísticas dio a conocer que durante el año 2000, 185.000 niños no-nacidos fueron asesinados con abortos quirúrgicos legales.

Estos datos confirman una tendencia de aumento continuo de este tipo de crimen en los tres últimos años, 1998, 1999 y 2000. Lo que más llama la atención es que este aumento en el número de abortos quirúrgicos y muertes de niños no-nacidos, se da a pesar del extendido uso de la "píldora del día después", -el abortivo que impide la implantación del óvulo fecundado-, de la que en el año 2001 se estima que se venderán cerca de un millón de cajas.

A la vez, una investigación realizada en el hospital Forth Park en Kirkcaldy, Escocia, indica que nueve (9) de cada diez (10) mujeres que se someten a por segunda vez a un aborto quirúrgico legal, conocen la existencia de la "píldora del día después". Sin embargo, sólo el 10% de las que dice conocerla, declara haberla usado alguna vez.

Los investigadores siguen pensando que el uso de esa píldora frenará la tasa de abortos quirúrgicos legales. Sin embargo, hasta ahora las cifras demuestran que con el uso de la llamada píldora del día después no baja el número de abortos quirúrgicos, sólo se promueve la promiscuidad.






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |