Menu



Valor social de una persona

Valor social de una persona
En todas las sociedades las personas han tenido y tienen un valor social...


Por: Dr. Alberto Abdala |



En todas las sociedades las personas han tenido y tienen un valor social (por llamarlo de alguna manera) así los deportistas, políticos, profesionales, maestros, militares, eclesiásticos, etc. Algo similar pero muchisimo más complejo ocurre cuando se llega a la edad de formar matrimonio. Como es la mujer la que en realidad tiene el último SI, quien elige, tiene en alguna forma que saber su propio valer o sea su valor social.

Una joven soltera, de buena formación y moral, de buena familia, educada y elegante reúne las mejores condiciones para pretender un novio como ella. No seria lo mismo esa misma mujer pero "separada": ya sus pretensiones para un matrimonio están muy disminuidas; más fácil para ella sería "formar pareja" porque es mucho menos que matrimonio.

Una mujer viuda, más si tiene hijos sus posibilidades de formar nuevo matrimonio son muy limitadas.

La edad, más en la mujer, influye mucho en su valor social porque según ello tendrá o no hijos.

Las posibilidades de la mujer separada con hijos o viuda con hijos sería un hombre también con hijos: la integración de dos familias así es muy compleja.

El detalle que merece más comentario es la joven separada sin hijos que en la vida diaria no acepta que haya disminuido su valor social. Ella no volverá a ser la joven de antes de su matrimonio que vivió y manejó, en cierta manera, su noviazgo. Ahora las pretensiones personales deben ser muy diferentes. Casi siempre hay un periodo de "vivir en pareja" y sigue así porque raras veces se presenta el hombre que pensó encontrar.

En mis largos años de consultorio numerosas esposas con hijos me consultaron porque pretendían separarse, porque un joven galán -siempre lo mismo- gustaba de ella. Nunca supieron diferenciar amor de atracción sexual. Las que desoyendo mis consejos se separaron hoy están más que arrepentidas y las que siguiendo mis indicaciones mejoraron sus conductas dentro de sus matrimonios hoy siguen siendo señoras muy respetables, superada la tormenta afectiva.

COMO PUEDE ALGUIEN PENSAR QUE UN HOMBRE DEJA SU ESPOSA E HIJOS Y PUEDE QUERER A OTRA MUJER CON HIJOS, QUE NO SON LOS SUYOS Y SI ESTA CONVENCIDA QUE SI LA QUIERE POR ESO ABANDONA SU MATRIMONIO. COMO NO SE DA CUENTA QUE ES UN INMADURO, INCAPAZ DE MERECER SER ESPOSO.

LA INVERSA TAMBIÉN VALE; LA MUJER QUE ABANDONA SU MATRIMONIO CON ESPOSO E HIJOS COMO PUEDE IMAGINAR, EL NUEVO COMPAÑERO QUE LO VA A QUERER MAS QUE AL PADRE DE SUS HIJOS.

ESTA INMADUREZ AFECTIVA DE ELLA Y DE EL LOS DESCALIFICAN PARA UN RELACIÓN ESTABLE Y PROLONGADA SIN PENSAR EN MATRIMONIO.

Un hombre separado o divorciado con uno o dos hijos es un complejo problema a resolver. Ya no puede pretender una esposa joven, soltera como su primer esposa y mucho menos que cuide a sus hijos como la madre.

Todo es para que mediten los matrimonio que por "falta de diálogo" , incompatibilidad, etc., etc. (términos que quieren ocultar intimidad matrimonial anormal) piensan separarse o divorciarse creyendo que es la solución.

Así como cuando se forma un matrimonio todos se benefician, en la disolución de un matrimonio NADIE SE BENEFICIA. Antes de pensar en el divorcio (separación) se debe saber que "valor social" le corresponde como divorciado(a): joven o mayor, con o sin hijos, etc., etc. que aunque no lo es todo, vale y entonces se verá cuanto se pierde.

Un señora con hijos y esposo o sea con familia constituida, es una dama que todos respetan; pero esa misma mujer divorciada o separada tiene otra ubicación en su valor social.

En una separación o divorcio no se gana nada, al contrario, todos pierden en todos los aspectos. Todas estas y otras consideraciones ajenas a este texto es lo que deben considerar quienes piensan separarse o divorciarse.

No se alegre la esposa que se divorcia porque "él " tiene la culpa o a la inversa ella es la culpable, a la sociedad eso no le interesa: es divorciado o divorciada y vale como tal. NO ARREGLAR EL PRESENTE A CAMBIO DEL FUTURO DE TODA LA FAMILIA. UNA AMANTE O UN AMANTE JAMAS VALE TANTO. NUNCA PAGAR CON EL MATRIMONIO (Y FAMILIA) UN "ENAMORAMIENTO", NADA VALE TANTO.

LOS QUE PIENSAN DE ESTA MANERA SON LOS QUE NUNCA DEBIERON CASARSE PORQUE SON INMADUROS QUE NO MERECEN UN MATRIMONIO, MUY OTRA ES LA CONDUCTA DE ENAMORADOS ESPOSOS QUE NO VIVEN INTIMIDAD MATRIMONIAL NORMAL POR FALTA DE CONOCIMIENTOS, ESTOS BIEN ASESORADOS POR EL PROFESIONAL ENCONTRARAN LA FELICIDAD QUE BUSCAN.

El matrimonio es un patrimonio no recuperable ni repetible. Como el primer matrimonio y la familia que originó nunca habrá otra igual.

Personas que llegaron a mayores sin haberse preocupados de formar matrimonio viven arrepentidos por la actitud asumida: la vida no es como la imaginaron porque olvidaron sumar vejez y falta de amor en lo negativo.

Preguntas y comentarios al autor de este artículo

 

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!