Menu



Propósito

Propósito
Al adolescente estamos obligados a brindarle un


Por: Dr. Alberto Abdala |




Este manual no es un ensayo literario, sino un libro escrito en forma ordenada, bien ordenada, sin teorizar y sin concepto filosóficos, para que llegue a la mayor cantidad de personas que necesitan un manual así, como lo desean nuestra Iglesia y sociedad organizada en familias, con firme formación moral. Está escrito en términos accesibles a una educación de séptimo grado, en términos los mas simples posible narrando las verdades fisiológicas y psicológicas, con gran aporte personal de casi cincuenta años de consultorio médico vinculado a personas deseosas de saber los temas que aquí trato; por ello las frecuentes, pero necesarias, repeticiones y por ello no tiene bibliografía.

Al adolescente estamos obligados a brindarle un "prototipo" de novio-esposo-matrimonio que él modificará según cultura, religión, familia, etc. hasta lograr la felicidad matrimonial. Se le ofrece un andamiaje que él completará de acuerdo a esos valores y en mayor libertad. Se le explica que puede elegir y modificar diferentes modelos para que cada matrimonio sea él mismo, no imitación de ninguno y mucho menos de otras culturas; no imitación de nadie ya que debe tener el sello de la personalidad de cada esposo; pero hay principios y límites ineludibles: edad, enfermedades, cultura, etc., etc.

Se ofrece una realidad fisiológica y psicológica actualizada con orientación cristiana, dando la fórmula para matrimonio felices, estables que sirvan de modelo para lo hijos y donde en todo momento se pone de relieve los beneficios de la unión matrimonial, base de nuestra familia y de nuestra organización culta y cristiana.

Se destacan todos los beneficios y felicidades que el ser humano no puede encontrar más que en su vida matrimonial, tratando de enseñarle a los jóvenes los caminos para llegar a esa felicidad.

Se recalca siempre la diferencia entre matrimonio y pareja; esposos y pareja o amantes.

No entro en el terreno de lo patológico, simplemente, en lo evolutivo fisiológico y psíquico, ya que este texto va dirigido más a los jóvenes.

Esto es una planificación para el matrimonio no una planificación familiar. Lo primero, lo básico donde el ser humano encuentra ese mundo de satisfacciones es el MATRIMONIO; la familia es su consecuencia que puede o no formarse (si hay o no hijos). Estamos viviendo una época que por el exceso de atención hacia los hijos hemos dirigido las atenciones hacia la familia en desmedro del matrimonio.

Mi propósito es cronológicamente anterior a la familia, va dirigido al matrimonio (ella y él) y más anterior aún a los novios y más anterior a los adolescentes.

Conocedores de las responsabilidades y obligaciones; pero también de los innumerables beneficios y satisfacciones de cada uno en el matrimonio; contraerán enlace lo que así lo deseen pero que jamás una mujer vuelva a decir si hubiese sabido que el matrimonio es así no me hubiera casado.

El matrimonio no debe ser un albur como cuando dicen" el matrimonio es una lotería"; fulana "tuvo suerte", etc.

Hay patrones, parámetros, etc. es decir, hechos concretos y funciones orgánicas que deben cumplirse dentro de ciertos límites, sino ya están dadas las condiciones básicas para que ese matrimonio no sea ni normal ni feliz (edad, cultura, belleza, etc.)

Es decir, que el matrimonio a pesar de estar subordinado al amor de la pareja, debe ser un amor inteligente y ese amor tiene sustento orgánico, tangible, funcional como son las relaciones sexuales matrimoniales en el marco de la intimidad matrimonial (como será repetido muchas veces en este libro)y un sustento psicológico amor. Ambos sustentos muy bien coordinados y subordinados: el amor estimula las relaciones sexuales y estas en máxima evolución deben generar amor.

Este es el fin de este libro, enseñar y explicar que los esposos por el amor que los une llegan a las relaciones sexuales (en realidad a las relaciones de interioridades) y éstas generan amor: milagro de amor conyugal (ver intimidad matrimonial e interioridad matrimonial).

Los dos factores deben estar en armónico equilibrio: si prima la función nos acercamos a lo instintivo (animal) característica aceptada por muy pocas esposas. Ellas, en esta situación, reclaman el cambio tras período de gran infelicidad para el matrimonio y angustia para ella. Si prima el amor con intimidad matrimonial sin relaciones sexuales es una muy rara situación que cae dentro de lo anormal; situación tampoco admisible; excepto en matrimonio de ancianos (ver mas adelante).

El matrimonio se mantiene en gran parte sobre la base orgánica: función sexual normal, que como toda función orgánica: nace, crece, se perfecciona, se enferma de una muy amplia gama de patologías y se agota.. Puede (y debe) ser enseñada y aprendida. Función que en el matrimonio debe ser demostración de amor conyugal y generadora de amor, no es una simple relación sexual. Debe demostrar y generar amor; en esto radica su importancia y la necesidad de su enseñanza. Este es uno de los fines primordiales de este texto.

Se la enseña para que la joven pareja sepa como desarrollar su actividad sexual. Si se la enseña como simple función, serán buenos amantes pero no buenos esposos, que no es lo mismo; dicha enseñanza debe tener orientación y cualidades matrimoniales para que sea sobre todo demostración de amor.

Enseñanza indispensable, no solo para llegar a una función normal, sino para que sepan que lo que hacen está bien o mal porque los jóvenes no tienen un patrón para comparar

Lo psicológico y lo somático (orgánico) se mezclan y armonizan en intimidad matrimonial cuando los esposos llegan a las relaciones sexuales matrimoniales. Ambas: intimidad matrimonial y relaciones sexuales matrimoniales (inmersas en la intimidad matrimonial) tienen un patrón de conducta que debe ser enseñado y aprendido por todos los jóvenes y que es común a todos los matrimonios; los detalles sí son privativos de cada matrimonio, por eso se la califica de intimidad matrimonial.

En este libro se hará destacar los beneficios y felicidades que brinda el matrimonio normal, objetivos que si saben que existen, todos procurarán alcanzar: este es el propósito de este libro. No se debe poner a los jóvenes a la defensiva en su visión e imagen del matrimonio (hay muchos que viven en pareja sin querer llegar al matrimonio por ignorar sus beneficios) sino enseñarles en qué forma, esta nueva vida, que a través del amor quieren formar, les brindará tantas satisfacciones, incluyendo hijos, que no sabrán ni querrán vivir más que dentro del matrimonio sin olvidar que el ser humano no tiene otro proyecto de vida, por eso se lo debe preparar muy bien para que sea feliz.

El matrimonio es más que tener la comida preparada, la casa limpia, la presencia de un hombre con su aporte económico, intimidad matrimonial, etc. es la realización completa del ser humano en todo sentido, es un plan de vida.


El ser humano no tiene otra opción

Cuando una pareja ha puesto como objetivo - a través del mutuo amor- integrar un matrimonio todos los detalles surgirán solos y amalgamados formarán un matrimonio feliz y cada día vivido será una experiencia agradable. Lo fundamental para ello es la intimidad matrimonial que tendrá que ser normal: este es el gran objetivo y desafío de la especie humana que no tiene- repito- otro plan válido de vida que el matrimonio. La enseñanza de la educación sexual, capítulo importante dentro de la EDUCARON PARA EL MATRIMONIO, con sólida orientación moral, es indispensable para toda persona que llegue a los 15-17 años (antes de esa edad deberá haber recibido la enseñanza básica correspondiente a su edad) pero también deben saber, sin ninguna duda, cuales son los beneficios, responsabilidades y obligaciones de formar un matrimonio y cual es la manera de actuar para lograr un matrimonio estable y feliz. Los jóvenes que se desposan no deben tener ninguna duda de los beneficios, responsabilidades y accionar de cada uno de ellos.

Una de las enfermedades más común del consultorio es la enfermedad del matrimonio, como veremos en el desarrollo del tema. La consulta es repetitiva y se la puede agrupar en patrones:

1.- La esposa que llega llorando a la consulta con una buena carga de ansiolíticos, enfrentando problemas de convivencia matrimonial cuyas explicaciones no fueron escuchadas o fueron respondidas en una ocurrencia fuera de lugar, regresa a su hogar con mas angustia, no encontrando quién la escuche y menos que la medique más que con un psicofármaco. En su angustia, sin mas apoyo que su amor de madre, abandona (prácticamente) su matrimonio, para dedicarse a los hijos exclusivamente y para ahogar su biología: ansiolíticos e hipnóticos; mientras tanto nadie se ocupa del matrimonio que se extingue lentamente por inanición, como veremos mas adelante, ni nadie piensa en esa mujer que no ve satisfecha ninguna expectativa de su matrimonio y peor aún que piensa que "eso "es amor.

2.-El segundo modelo es la mujer (siempre ella) que llega inculpándose de frígida - termino que se ha agregado rápidamente al léxico del pueblo- cargando ella porque sí, con todas las responsabilidades de la falta de evolución matrimonial. ¿Cuanto habrá sufrido esa mujer, cuantas discusiones en su matrimonio para decidir un día, llegar al consultorio autoacusándose de frigidez? Solo adelantar un concepto: ninguna mujer nace frígida, se hace frígida por malas relaciones sexuales. Para una mujer que ha llegado a la frigidez, las relaciones sexuales son casi una violación en sus fueros íntimos. Como en el caso anterior ha sido medicada con psicofármaco.

Adelanto: el esposo es responsable de despertar y evolucionar la sexualidad de la esposa.(Ver: intimidad matrimonial, evolución de las relaciones sexuales matrimoniales, etc.)

3.- El tercer patrón es menos frecuente: es el caso de la mujer - casi siempre más instruida- que llega a la consulta exigiendo su orgasmo, sabe que existe "tal cosa "y que laguna vez lo experimentó a pesar de tener 2 o 3 hijos.

Los tres casos modelos abarcan el 90% de los casos de consulta sobre el tema: todos tienen un origen común, intimidad matrimonial anormal o no evolucionada y si retrocedemos un poco: falta de enseñanza de educación para el matrimonio.

Esta es nuestra responsabilidad: cualquiera de los tres modelos es el camino que sigue el matrimonio para su disolución. De 100 matrimonio que se separan en casi 99 su origen está en la intimidad matrimonial que no es normal

De cada matrimonio que se separa alguien más que el matrimonio tiene la culpa: nosotros los mayores, que no hemos enseñado a nuestros jóvenes todo lo que tienen que saber al respecto.

En el progreso alcanzado en esta época los hijos superan rápidamente la educación de los padres y entonces los padres no puede explicar a los hijos sus preguntas; no están capacitados, no están calificados, para ello. Aporta, el matrimonio de los padres, sí el modelo, la valorización y la rápida diferenciación sexual (ver capítulos correspondientes) pero necesita que el educador correspondiente conteste sus preguntas.

El hombre crece siguiendo un patrón genéticamente heredado (instinto) sobre él debe actuar la educación para subordinar ese instinto a la inteligencia naciendo el amor.

Esto que parece tan elemental es fundamental y lo tienen que asimilar todos los jóvenes, pero alguien se lo tiene que explicar porque muy pocos lo podrán intuir. Los jóvenes tienen que saber que hay una premisa universal valida para todos los matrimonios del mundo: no podrá haber matrimonio feliz, sólidamente constituido, si la INTIMIDAD MATRIMONIAL no es normal.

Entonces debemos hacer que nuestros jóvenes sepan como es una intimidad matrimonial normal, como se logra; para que no improvisen, no inventen.

Lograda la intimidad matrimonial normal el matrimonio queda biológica y espiritualmente unido para siempre, como quiere nuestra Iglesia, y así queda asegurada la familia.

Todos los capítulos que siguen son explicativos de MATRIMONIO JOVEN, SANOS, QUE SE AMAN Y CON INTIMIDAD MATRIMONIAL NORMAL: como se logra y como se mantiene y evoluciona, para que sirva de guía.

Uds. pensarán, si es intimidad matrimonial privativa de los esposos y de Dios ¿cómo se explica?; hay un nivel de intimidad matrimonial común a todos los matrimonio, hasta allí llegará la explicación; los matices, lo psicológico o de conciencia sí son privativos de cada matrimonio. En el capítulo orgasmo se explica cómo se personaliza la intimidad matrimonial para que sea propia y exclusiva de cada matrimonio.

 

 


Preguntas y comentarios al autor de este artículo

 



 

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!