Menu



La evolución maldita

La evolución maldita
Se conocen, se


Por: Dr. Alberto Abdala |



Una historia casi típica de un noviazgo y posterior matrimonio. Se conocen, se "enamora" de ella. La visita, le hace regalos, promesas, paseos, etc., etc., en todo este tiempo él la espera, la lleva, sus demoras por largas que sean las esperas no son importantes, etc., etc. Se conocen las familias, se comprometen... se casan e inmediatamente el cambio: ahora ella lo espera, lo cuida, ella tiene que agradarle y peor aún él protesta que ella no sabe nada, que es una ignorante... ¿por qué? ¿por qué el cambio?

¿Cuales son los motivos para este cambio de conducta? Las causas deben ser buscadas en el noviazgo y en el matrimonio partiendo del principio que EL MATRIMONIO NO MEJORA NINGUNA SITUACIÓN NEGATIVA: vicios, juegos, mal carácter, grosería, mala educación, etc., etc.

1.- En noviazgo: la joven llega a veces a la humillación y pérdida de su auto estima para satisfacer al novio por temor a "perderlo". Grave error porque esta desvalorización de la novia la llevará al matrimonio y recibirá un trato acorde a esto. La auto-estima disminuida jamás será reparada.(Ver noviazgo)

2.- En matrimonio; si se desvalorizó como novia, en la intimidad matrimonial no recibirá el trato que merece; peor aún si ignora sus derechos y comportamiento (ver intimidad matrimonial, equilibrio, etc.). La mujer que ha mantenido durante el noviazgo su autoestima sin desvalorizarse, que llega al matrimonio conociendo sus derechos como mujer y esposa; en intimidad matrimonial vivirá plenamente su sexualidad como demostración de amor, lo que será trasladado a la vida diaria del matrimonio. La mujer que vivió sus relaciones sexuales como simple pasión sexual y puro erotismo es muy difícil que cambie a relaciones de pleno amor (ver relaciones sexuales matrimoniales) Repito, por importante, la esposa en intimidad matrimonial debe ser: activa, participativa, exigir relaciones sexuales solo en intimidad matrimonial con orgasmo, saber iniciar una relación, etc.,etc.,etc. así irá formando su temperamento de esposa para toda la vida matrimonial (Ver como se plasma la personalidad de la esposa, autoestima, felicidad matrimonial, etc)

Un hecho que hay que revertir es que el hombre ignora tanto o más que la mujer el comportamiento en intimidad matrimonial.

En resumen:

Novios

1. Él
 

  • La espera
  • La llama a cualquier hora
  • Ronda su casa
  • Actitudes a veces ridículas para verla
  • La atiende, cuida y obsequia
  • Deseoso por caricias, besos
  • Exigencias de relaciones

    2. Ella
     
  • Se hace esperar
  • No siempre lo atiende
  • No se deja ver
  • Se alegra de verlo
  • Se siente halagada
  • Es su orgullo
  • No siempre las acepta


    Después de casados

    1. Él
     
  • La espera poco o nada
  • Poco la llama por T.E.
  • Pocas veces la acompaña
  • Pocos obsequios
  • Pocas invitaciones
  • No siempre es cariñoso
  • Exigencias de relaciones tipo no matrimoniales

    2. Ella
     
  • Se preocupa por no hacerlo esperar
  • Espera la llamada
  • Se habitúa a salir sola
  • Los espera ansiosa
  • Las espera
  • Espera su iniciativa
  • Las evita
     


    ¿Por qué este cambio? ¿Quien es el culpable? LOS DOS.

    ÉL: olvidó que ella es la esposa que tanto hizo para lograr su SI, perdió su condición de caballero, de satisfacerse con la alegría de la esposa.

    ELLA: se desvalorizó durante el noviazgo, perdió su auto-estima, no sabe conducirse en intimidad matrimonial.

    Con tantas falencias de parte de ella, en especial en el noviazgo con conducta humillante por no "perderlo"; aceptando y satisfaciendo sus deseos se desvaloriza tanto frente a él, que ya esposa, no podrá cambiar esa situación aceptada o permitida de novia. Todo lo demás viene por derivación.

    La mujer que se humilla o desvaloriza para mantener al novio tiene que saber que eso se proyectará a toda su vida matrimonial . Aún la que ha tenido un noviazgo normal si en intimidad matrimonial es sumisa, pasiva, que no exige su orgasmo, que no inicia relaciones, que permite relaciones fuera de la intimidad matrimonial, es decir, que no conoce y pone en práctica la intimidad que como esposa le corresponde, esa misma desvalorización vivirá en todo su matrimonio.(Ver: intimidad matrimonial, relaciones sexuales matrimoniales, consejos para la mujer, etc.)

    Más aún, en intimidad matrimonial debe ser costumbre tener diálogos como cuando eran novios porque es un momento afectivo muy especial, donde se demuestran cariño (ver intimidad matrimonial). Por eso, es el único momento -repito- en que se debe dialogar sobre el matrimonio, siendo la esposa muy participativa. Si no dialoga poniendo sus puntos de vista, sus proyectos sobre lo que es matrimonio, familia y acepta como una imposición todo lo dicho por el esposo, ella misma está marcando su pasividad y sumisión; no puede pretender que en el trato diario sea de otra manera.(Ver: Personalidad de la esposa, las ignorancias de la esposa, etc.)

    Por ello, la mujer, debe saber que su comportamiento en noviazgo e intimidad matrimonial la marcarán para siempre, al esposo lo mismo pero en mucho menor grado.

    El matrimonio no mejora una condición negativa de los esposos. Se repite: la mujer debe vivir el noviazgo y llegar al matrimonio sin perder su auto-estima ( mucho menos pudo), no pensará jamás que después cambiará y mucho menos para mejorar. Repito, todo depende del nivel vivido durante el noviazgo que se prolonga en la intimidad matrimonial.

    Para eso es el noviazgo: para que ella, además, demuestre su auto-estima, su pudor, su personalidad. Si para "no perderlo "acepta de novia - que es cuando más autoestima debe demostrar - tratos poco gentiles cuando no humillantes, aún en privado, eso será así también en intimidad matrimonial y por supuesto, durante la vida diaria del matrimonio. Por ejemplo: de novios, esperas injustificadas de parte de él, invitarla a salir y no presentarse, preferir reunirse con amigos que estar con ella, no ser gentil con ella delante de los familiares, etc., etc. son todos detalles que la desvalorizan y no debe aceptarlos.

    No se queje la esposa por la pérdida de lo que no supo mantener de novia: autoestima (cuando no pudor) y pretender corregirlo después será más que conflictivo

    EL MATRIMONIO NO MEJORA NINGUNA DESVALORIZACIÓN DE NOVIA.
     





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!