Menu



Equilibrio

Equilibrio
El matrimonio actual triunfa a pesar de las inhibiciones y del saboteo diario inconciente al erotismo matrimonial.


Por: Dr. Alberto Abdala |



El matrimonio actual triunfa a pesar de las inhibiciones y del saboteo diario inconciente al erotismo matrimonial.

Inhibir el erotismo matrimonial -que despierta y excita la líbido o apetito sexual- fue, todavía en algunos matrimonios pretenden que sea demostración de elevada moral y exquisita formación. Que ella critique y eluda todo lo erótico, por sutil que sea, demuestra que fue formada en inhibiciones; que hay una marcada inmadurez como mujer y más como esposa. Pero lo más importante es que con inteligencia rápidamente debe cambiar esa actitud de soltera a una posición de madurez, en su matrimonio, asumiendo las responsabilidades que le corresponden como mujer y esposa. No pocos matrimonio comienzan una tortuosa y poco feliz vida conyugal por esa formación equivocada de la esposa.

Se repite en apoyo a esa conducta de la mujer frente a lo "erótico" porque hasta ahora todo lo erótico en videos, T.V., revistas, etc. sido y es erotismo comercial que linda con lo pornográfico; por eso las esposas asimilan un erotismo al otro y por cierto que ese erotismo no les agrada ni alas esposas ni a ninguna mujer. Ellas están en lo cierto: no hay videos DE EROTISMO PARA ESPOSOS. Los que existen y tienen mercado son los videos de erotismo de parejas de profesionales del sexo. Lo grave de esto es que los jóvenes y los no tan jóvenes creen que eso es matrimonial y nadie se ocupa de enseñarles la realidad.

La ineludible preparación física inmediata previa al acto sexual, para poder llegar a las relaciones sexuales, no es más que una práctica de erotismo para despertar la líbido; que prepara todo el organismo de la esposa para la unión sexual y esta preparación -ya se explicó- jamás será un rito rígido, monótono, sino todo lo contrario: cambiante buscando la máxima excitación para poder llegar al orgasmo y debe ser retribuido por ella a su esposo en MÁXIMA LIBERTAD como le ofrece la intimidad matrimonial (ver RELACIONES SEXUALES) No solo debe retribuir las estimulaciones sino ella debe iniciarlas como fuera explicado en relaciones sexuales matrimoniales.

Es el momento de vivir y demostrar toda su capacidad de mujer y esposa; no tiene otro momento. Pero si ahí se presenta esquiva, monótona o peor indiferente, molesta, etc. su intimidad matrimonial no será normal ni su matrimonio será feliz; no tiene futuro. La mujer que se casa tiene que saber que el alimento del matrimonio nace en intimidad matrimonial normal, si no es así su matrimonio morirá de hambre. Esta esposa equivocó su conducta, no debió llegar al matrimonio con esa preparación, sin los conocimientos necesarios. Ya se repitió: la esposa está obligada a iniciar relaciones sexuales matrimoniales, exigir su orgasmo y cuando ya mayores ella debe preparar al esposo para poder estar en condiciones físicas (erección) de tener relaciones.

¿Cual es entonces el inconveniente que los esposos vivan momentos de erotismo, que tanta falta hace en muchos matrimonios, con videos o revistas y mutua demostración de amor conyugal?. Siempre es ella que por "inmadurez" no quiere ver esas "cosas" mientras ya hay cursos, en videos, que enseñan las técnicas necesarias para una buena relación sexual. La intimidad matrimonial es la máxima libertad de los esposos, guardando pudor y auto-estima, entonces como retacearla en algo que puede atentar contra el matrimonio.

El saboteo mínimo diario inconciente del erotismo matrimonial linda con el no preocuparse del esposo o de la esposa.

Detalles innumerables del diario vivir que cuando no se cumplen molestan a quién lo espera y su suma por meses, años crean un serio obstáculo para la intimidad matrimonial. Es el detalle por ejemplo que él -tan caballero de novio- ahora de esposo no la ayude a ella con un paquete muy pesado y ella exclama: ¡qué poco amable...! Nada importante pero produce un nivel afectivo negativo y hará que sumado a otros mínimos detalles negativos caractericen la forma de vivir de este matrimonio; muy poco proclive a desearse mutuamente.

En el día pueden sumarse 4 o 5 descalificaciones que multiplicados por 365 días y después de 10 o más años el deseo sexual (la líbido) no encuentra en el diario vivir motivos de estimulación, muy al contrario tiende a disminuir. Cuantos ejemplos como éste se dan por día: el esposo que exige que la esposa -que trabaja como él- le lleve el diario, le traiga los lentes, que le busque unos papeles, etc. , etc. porque él está cansado y ella que hizo el mismo trabajo no debe estarlo. Si a ello se agrega la presencia de 2 o 3 hijos y todos los problemas diarios de una familia claro que el deseo sexual disminuye; pero el matrimonio no vive por la líbido, eso es para "parejas "que es todo su motivo de unión; para los esposos hay otros valores que sumados hacen que un matrimonio sea feliz; pero más lo será si viven un erotismo activo, dinámico, joven, jamás monótono o estereotipado que ya preanuncie vivir a pleno su intimidad matrimonial.

En el saboteo mínimo diario del erotismo que despierta la líbido, es el comienzo del 90% o más de los matrimonios que se separan . Es obligación enseñar un erotismo conyugal, de esposos, para que las relaciones sexuales matrimoniales sean deseadas y normales.

El primero y más común saboteo diario al erotismo matrimonial es cuando el esposo inmediatamente después del casamiento pierde u olvida todas sus condiciones de caballero que lo caracterizaron de novio.

Además del erotismo diario los esposos deben saber lograr en sus relaciones sexuales matrimoniales el orgasmo somático perfecto, lo que significa doble preparación: psicológica diaria y física inmediata con gran dominio de parte del esposo, de su excitación y desde el ingreso a la intimidad matrimonial agregar a todos los sentidos participante, el don humano exclusivo: LA PALABRA que es lo que más penetra en la conciencia humana. ¿Qué palabras? Lo que expontáneamente surjan en ese momento, que son siempre las más dulces, las más tiernas, las del amor conyugal con gran ponderación y agradecimiento a la sexualidad. Así podrá ese momento ser recordado, prolongado en el recuerdo para que vuelva a tener vigencia. Así se consolida un matrimonio. (Ver relaciones sexuales matrimoniales)

Todo esto es repetición, pero su importancia y poco conocimiento que de esto tienen los jóvenes, justifica su repetición.

Solo el matrimonio brinda semejante evolución, semejante perfección; solo el matrimonio eleva así al ser humano sobre sus instintos en intimidad matrimonial y en las relaciones sexuales.

No es el texto para filosofar, solo una observación: en ningún otro momento o circunstancia el ser humano se siente tan amplio, tan íntimo, tan sin límites, tan abierta su interioridad a la esposa(o).

Con el orgasmo físico se logra la máxima intimidad física y con el orgasmo de conciencia la máxima conjunción de ambas interioridades; en ningún otro momento los esposos están tan compenetrados en cuerpo y alma el uno con el otro. Es el milagro de amor que comienza con una función instintiva -animal- y por obra de la educación el ser humano se eleva sobre sí mismo, abre su mundo interior al ser querido en ese momento tan especial y único, tan exclusivo de cada matrimonio que lo aleja de la realidad, los coloca en otra dimensión: no dolor, no angustia, no problemas solo inmensidad, satisfacción, amor: ESO ES SER ESPOSOS QUE HAN MULTIPLICADO EL AMOR CONYUGAL, POR ESO NO SE AGOTA.

A.- El orgasmo instintivo, fisiológico (ver orgasmo) ya fue explicado y detallado marcando su importancia para el bienestar del organismo de los esposos y solo en resumen recordar: el orgasmo físico, instintivo, heredado es común a muchas especies de animales y produce la armonía del organismo, en cambio el orgasmo de conciencia debe ser aprendido, es humano exclusivo y al hacerlo personal, con el don de la palabra, se lo eleva a la máxima perfección; como debieran ser todas las relaciones matrimoniales.

Se repite: las relaciones sexuales matrimoniales solo deben ser:

1.- en intimidad matrimonial

2.- doble preparación de la esposa: preparación psicológica diaria (ambiente amor)

preparación física inmediata o sea sexualidad estimulada y perfeccionada.

Todo esto a cargo del esposo pero con la activa participación de la esposa que jamás será indiferente, monótona y mucho menos esquiva.

B.- El orgasmo psicológico, de conciencia, matrimonial (como se debiera calificarlo)la responsabilidad también es de ambos esposos pero más de él porque debe saber contener su excitabilidad esperando que la esposa lo alcance en su nivel de excitación para lograr el acmé juntos y continuar con el diálogo de amor conyugal (si es diálogo es de ambos) En esto también ella debe tener una conducta muy activa tanto física como de palabra para estar viviendo su máxima intimidad "en cuerpo y alma " La calidad del dialogo es propia de cada matrimonio pero se sobre entiende que debe ser de ponderación y agradecimiento a la sexualidad en los terminos más agradables posible. GRAVE ERROR DE TODA ESPOSA FINGIR VIVIR EL ORGASMO FÍSICO Y PEOR AUN EL DE CONCIENCIA COMO PREGONAN ALGUNAS REVISTAS CARENTES DE TODA RESPONSABILIDAD.

Concluida la intimidad matrimonial, al tiempo -horas o días- los esposos ahora sí podrán evocar ese momento que servirá para ponderar la sexualidad, agradecerse mutuamente el momento tan singular y exclusivo de esposos; cambiar lo que cada uno proponga cambiar siendo su recuerdo verdaderamente erotizante que incitará al matrimonio para una nueva relación de esa calidad. Así, repito, deja de ser una relación sexual común a todos los matrimonios, no, ahora es exclusiva de ese matrimonio porque se hizo protagonista la mente, la conciencia traducida en palabras y nace el amor de ese matrimonio distinto a todos los otros matrimonios.

No es un orgasmo distinto, es el mismo orgasmo matrimonial que se desarrolla en dos niveles: el somático que es heredado y el primero que los esposos logran porque nace con la especie y controlado por el sistema nerviosos no conciente (s.n.v.) llega un momento que evoluciona solo fuera del control de la voluntad, aquí en este momento en los matrimonios preparados mientras su físico sigue el camino estereotipado del orgasmo físico, siempre el mismo (máxima excitación física); ellos acceden al segundo nivel -humano, de esposos- el de conciencia, psicológico que NO SE HEREDA, debe ser enseñado para continuarlo (porque se inició al entrar en intimidad matrimonial) cuando el organismo está cumpliendo el orgasmo físico. Los esposos no deben dejar que sus organismos sean los rectores de un proceso mecánico, marcado por la naturaleza con evolución de especie; al llegar al acmé SEGUIR el diálogo, el ESPOSO posponer el acmé manteniendo la estimulación; (para que la esposa logre el orgasmo físico) esto no es fácil pero una vez, el matrimonio acostumbrado a ello, le será cada vez más fácil de lograr y mucho más gratificante.

Evolucionado así el matrimonio no se conformará con el solo hecho físico común a todas las relaciones, buscará cada matrimonio su propio orgasmo calificado por la "palabra" hecha "diálogo de amor conyugal".

El orgasmo es uno solo: es la terminación placentera -para la esposa- de las relaciones sexuales matrimoniales con dos componentes, otra vez repetido, uno el común, el más conocido, el de las relaciones extra matrimoniales, EL ORGASMO FÍSICO, que el organismo cumple sin control de la voluntad una vez logrado un nivel de excitacion y el otro componente el PSICOLÓGICO O CONCIENTE (MATRIMONIAL) es tan importante, tan de esposos que se lo repite para su mejor descripción y debe ser enseñado para que todos lo logren.

Lograr el orgasmo físico ya es importante evolución madurativa de la intimidad matrimonial, pero su elevación a conciente, matrimonial ya es PRIVATIVO DE ENSEÑANZA, FORMACIÓN Y CONDICIONES PERSONALES DE LOS ESPOSOS. Debe ser meta de todos los matrimonio para que lo más íntimo sea personalizado, exclusivo de cada matrimonio y no común a todos.

LA SECUENCIA ES, POR SUPUESTO MUY ESQUEMÁTICA, PARA LOS FINES EXPLICATIVOS:

1.- esposos solos, en el dormitorio, comienza diálogo de amor y

2.- manifestaciones físicas de cariño: besos, abrazos; continuando con palabras de acariño y así

3.- los esposos ingresan a la intimidad matrimonial

4.- aumenta la excitación y el dialogo se hace muy íntimo

5.- la excitación es tal que al no saber más como demostrarla, los esposos llegan

6.- a las relaciones sexuales matrimoniales mientras continua las palabras de cariño

7.- mientras sus cuerpos siguen el patrón de conducta de especie los esposos apoyados por el diálogo buscar unir sus interioridades continuando con dicho diálogo que hace posible la unión de conciencia.

El organismo cumple su ciclo llegando al orgasmo físico y la mente y el alma buscan la máxima unión espiritual con el agregado de la palabra. EL DIALOGO DE AMOR ES EL COMÚN DENOMINADOR DE TODO ESTE CICLO que no es una carrera al orgasmo como muestran videos, T.V.

Con esta evolución ningún matrimonio podrá suponer que ahí en el orgasmo termina la intimidad matrimonial; es un nivel, el más elevado que todos los matrimonio deben lograr para luego del reposo, relajación, sueño, etc. recordarán el momento tan especial vivido con palabras de agradecimiento, ponderación, etc. que comunica al otro esposo todo su sentir que se transforma en AMOR: ese es el fin que debe buscar todo matrimonio en su intimidad matrimonial; fundamento del matrimonio que no se agota con la edad como el orgasmo.

Enseñar a vivir a los jóvenes esposos a pleno la intimidad matrimonial pero no como único fin el orgasmo físico, porque llegado a cierta edad ya no se logra. Esto deriva en numerosos interesantes conceptos: el sexo es solo una parte de la intimidad matrimonial, el sexo se agota con el tiempo pero la intimidad matrimonial mantiene su vigencia aún en esposos muy ancianos.

CUANTAS REPETICIONES, CUANTAS VECES SE DICE LO MISMO SOBRE ORGASMO, ETC. ETC. ello es indispensable para quienes más necesitan de este libro, adolescentes o jóvenes sin mucho hábito de lectura que deben encontrar de nuevo el concepto a que se hace referencia primero para interpretarlo y segundo para que se les grave porque es casi seguro que no irán a buscar las páginas donde está desarrollado el tema si es escrito una sola vez . Quién se moleste con las repeticiones seguro no necesita de este texto pero estará de acuerdo que son conceptos no muchas veces leídos y no fáciles de asimilar; más frente a conocimientos y experiencias muy equivocados recogidos en la calle.

Otra importante causa de estas repeticiones es que la joven (ELLA) lo entienda, lo asimile y lo exija en su matrimonio; es la mejor defensa frente a la agresividad sexual de cualquier esposo. La fórmula es muy simple: que cumpla con los detalles descriptos y en especial que ella exija su orgasmo; entonces verán las esposas cuantas veces los esposos tendrán deseos de mantener una relación sexual pero NO ESTARÁN EN CONDICIONES DE CUMPLIR CON LOS DETALLES CORRESPONDIENTES A UN ACTO SEXUAL MATRIMONIAL. lAS NEGATIVAS DE LA ESPOSA QUE TANTO MOLESTAN AL ESPOSO SERÁN TAMBIÉN DE PARTE DEL ESPOSO.

EL ESPOSO NO SIEMPRE ESTARÁ EN CONDICIONES DE CUMPLIR CON SEMEJANTE PERFOMANCE. ESTO YA NO SERÁ MOTIVO DE DISCUSIONES LO QUE NO ES POCO, AL CONTRARIO ES LA SOLUCIÓN PARA MUCHISIMAS ESPOSAS. Entonces bien vale la monótona repetición.

La intimidad matrimonial es el TIEMPO DEL MATRIMONIO donde ella y él viven no solo ejerciendo todas sus posibilidades de mujer y de hombre sino de esposos enamorados (lo que nunca serán los que viven en pareja). Lo instintivo debe ser educado para hacerlo humano y ese instinto humanizado debe ser a través de la educación, enseñanza y sobre todo el amor conyugal hacerlo matrimonial y personal, es decir exclusivo de esos esposos.

Todo lo que sea rígido, programado hace mal al matrimonio, peor a la intimidad matrimonial porque le quita espontaneidad, inventiva personal y la hace rutinaria, monótona: es como ver una película que ya se conoce el final. No hay amor cuando se deja que el acto sexual siga el curso biológico establecido por la naturaleza; mientras la mente de los esposos está en otros temas. Eso es erotismo puro, no de esposos que deben demostrar y generar amor en sus relaciones sexuales matrimoniales.

Insisto en que los jóvenes aprendan a hacer participar el intelecto cultivado y preparado en toda la problemática de la intimidad matrimonial; es justamente para evitar su estereotipia monótona que reduce el acto sexual matrimonial a una mera función biológica y en esa disminución de su calidad llegan los esposos (más común en ella que en él) a hablar de temas vulgares como ¿viste que subió el pan? o quiero comprarme un vestido, etc. etc. Ello indica que se ha desvalorizado tanto el acto sexual matrimonial que se deja que se desarrolle sola como la función digestiva. Esto está muy lejos de lo descripto en páginas anteriores por eso las numerosas repeticiones. Otra muy importante repetición: jamas una esposa fingir un orgasmo eso atenta contra el matrimonio y la descalifica como esposa. No es cierto como afirman revistas y mesas redondas sobre el tema que fingiendo se llega más fácilmente al orgasmo; esto no tiene sentido; lo grave es que las jóvenes lo asimilen y lo pongan en práctica.

Es más frecuente que la esposa deje que el acto sexual siga su curso estando su mente en otros temas porque esa esposa no llega al orgasmo e interpreta la relación sexual como una obligación más.

Para estimular la función digestiva se cambian manteles, copas, adornos, platos, menú, etc. etc. cuando no se sale a cenar, se come en el quincho, en el campo, etc. etc. ¿para qué? Justo para evitar monotonía. Cuanto más en algo tan importante como la intimidad matrimonial y las relaciones sexuales matrimoniales: las múltiples variantes en decoro personal y ropa, juego amoroso, posiciones, etc., etc. todo contribuye a aumentar el deseo sexual y sus manifestaciones de cariño. No pretenda ser esquiva a todo lo erótico, a reprimirse constantemente y luego querer ser mujer ardiente, activa, participativa en intimidad matrimonial porque no lo logrará.

Acompañar al esposo a aumentar el erotismo matrimonial es también importante obligación de la esposa y verá ella cuanto aprenderá en videos y revistas con erotismo; no solo para que la intimidad matrimonial sea moderna, espontánea, gratificante sino para que ella misma viva su condición de mujer sino ¿cuándo lo hará? Este es el momento para ello: vivir plenamente su condición de mujer y esposa. Para ello:

1.- debe hacer todo lo posible para lograr su orgasmo físico y psicológico que enriquecerá su intimidad matrimonial y madurará su sexualidad. NO OLVIDAR EXIGIR RELACIONES SEXUALES SOLO EN INTIMIDAD MATRIMONIAL Y CON ORGASMO.

2.- nada negativo en ropas, actitudes, pensamientos, gestos, etc. etc.

3.- no hacer de la intimidad matrimonial el momento de lograr solo el orgasmo físico, que este sea una gratificación más; pero no todo y mucho menos el fin de la intimidad matrimonial. Sepan los esposos que cuando sean mayores ya sin relaciones sexuales matrimoniales la intimidad matrimonial seguirá vigente logrando el orgasmo de conciencia normal para esa edad.

4.- nunca el acto sexual será una recompensa por algo; desvaloriza la intimidad matrimonial, le da un valor monetario a su sexualidad que siempre tiene muy mal fin. Esto es de amantes o parejas no de esposos

En una escala de valores ascendentes tenemos:

1.- lo más simple, lo más instintivo, lo más biológico de especie, lo más animal: una relación que termine con la eyaculación de él

2.- un poco más humana es cuando se procura que ella logre el orgasmo físico.

3.- es de matrimonio cuando ella logra el orgasmo de conciencia

4.- ES DE ESPOSOS CUANDO SE LOGRA EL ORGASMO MATRIMONIAL. SE HACE EXCLUSIVO Y PRIVATIVO DE ESE MATRIMONIO POR EL DON DE LA PALABRA QUE ABRE LA INTIMIDAD DE ESOS ESPOSOS Y SE DIRÁN PENSAMIENTOS EXCLUSIVOS DE ELLOS SIN SER IGUALES A NINGÚN OTRO MATRIMONIO. ASI SON ELLOS MISMOS.

Así los esposos viven plenamente la intimidad matrimonial desplegando todas sus condiciones de esposos, viven sin límites todas las posibilidades de hombre y mujer -hechos esposos- estimulados con un erotismo inteligente, con máximo respeto al pudor, viviendo la gratificación del máximo orgasmo de esposos que los lleva a vivir el amor que dicha intimidad generó. Por generosidad del matrimonio esa felicidad se hará extensiva a toda la familia.

ESTO ES LO QUE DEBE SER ENSEÑADO Y NO EDUCACIÓN SEXUAL AISLADA, COMO FUNCIÓN BIOLÓGICA.

Lo tan comentado de la disminución de la líbido (deseo sexual) en los matrimonios actuales es culpa de la enseñanza que no actualiza a los esposos, en como deben prodigarse mutuamente y los beneficios de lo erótico matrimonial. Claro que si él sabe que en intimidad matrimonial ella hará así y que él tendrá una conducta determinada, ambos vivirán un momento más físico que de esposos, ello redundara en contra de la "líbido matrimonial"; pero si enseñamos a estos esposos qué es, cómo debe ser, cómo deben buscar y provocar erotismo y vivirlo verán que la líbido matrimonial es el paradigma de la líbido humana así como las relaciones sexuales matrimoniales son la máxima expresión de las relaciones sexuales humanas.

Por algo se generó la expresión "tengo que cumplir en casa", grave y profunda expresión que lleva en sí toda una historia de desvalorizaciones e ignorancias de lo que debe ser la intimidad matrimonial y las relaciones sexuales matrimoniales.

¿Por qué hay en general más estimulación en las relaciones sexuales extra-matrimoniales? Por la preparación psicológica que estimula la pareja, por la espera anhelante, porque está muy vivo el mutuo galanteo, etc.; entonces esto se torna un placer y lo matrimonial una obligación a cumplir. Pero si se adorna la intimidad matrimonial con esos mismos condimentos y más, donde ella asuma el papel de esposa amante, participativa, con iniciativas y no de esposa sumisa, indiferente, que se sacrifica en una relación sexual, etc. y él el papel de verdadero esposo se verá que las relaciones sexuales matrimoniales no son solo la máxima manifestación de amor conyugal sino también el máximo estímulo erótico que despierta la líbido más que cualquier otra relación. NO OLVIDAR QUE LA RELACIÓN EXTRA-MATRIMONIAL ES UN FIN Y LA RELACIÓN MATRIMONIAL ES UN MEDIO PARA DEMOSTRAR Y GENERAR AMOR. SI ASI NO FUERA SE ESTA DESVALORIZANDO LA INTIMIDAD MATRIMONIAL.

En las más recientes publicaciones y en otras no tan recientes, sobre este tema se comenta y compara: líbido, erecciones, orgasmo, todo referente a la biología, acción y conducta heredada según un patrón de especie todo lo cual está bien para las relaciones extra-matrimoniales o de "parejas" pero no para las relaciones sexuales matrimoniales; es obligación hacer la diferenciación y no mezclar en las estadísticas las diferentes clases de relaciones sexuales.

1.- hay muchas diferencias entre esposos y "parejas"

2.- el solo hecho de vivir en matrimonio ya psicológicamente no son iguales

3.- el fin de las relaciones en uno y otro caso son muy diferentes: en parejas solo erotismo; en matrimonio demostración de amor.

Si hay tantas diferencias (sólo son iguales en la parte instintiva, animal) como se las puede comparar o sumarlas a todas juntas siendo tan diferentes como sumar manzanas y peras o burros y vacas.

Afirman que el matrimonio disminuye la líbido; ¿comparado con qué? Con parejas, homosexuales, con lesbianas, etc. Los esposos, los unidos en matrimonio no tienen por fin vivir una orgía sexual ni pasión desordenada como muchas parejas. El proyecto de vida de los que se unen en matrimonio es otro. Buscan, gozan y alaban el sexo como medio para gozar de sus beneficios pero NO viven para el sexo como muchas parejas.

¿Por qué no hacemos estadísticas de cuantas parejas generan amor en sus relaciones comparadas con matimonios? o ¿cuantas parejas buscan el embarazo en sus relaciones?, ¿por qué no preguntamos si el cambio de amante, común en las parejas, no aumenta la líbido? Pareciera que en las tendenciosas estadísticas se busca desprestigiar al matrimonio y reafirmar el valor (¿?) de la pareja.

Por qué se afirma que el matrimonio disminuye la líbido y no se aclara que después de 10 años de matrimonio esos esposos tienen ahora 10 años más de edad, ella ha tenido 1 o 2 hijos, etc. sin contar las posibles causas patológicas (enfermedades) que pueden incidir decididamente sobre la líbido (desgarros perineales, episiotomías, etc.) A pesar de todo ello el matrimonio siempre triunfa y genera amor con las posibles relaciones de los esposos. Nadie defiende el matrimonio y piensa que la líbido de los esposos es diferente a la de los amantes ¿por qué? (ver: El matrimonio es). Los esposos que tienen hijos tienen otros estímulos que las parejas no tienen: amor conyugal e hijos buscados como una de las razones de ese matrimonio lo que muy pocas veces ocurre en las parejas.

No comparemos jamás amantes, parejas, con esposos y SIEMPRE QUE SE HABLE SOBRE EL TEMA SE DEBE DIFERENCIAR BIEN PARA EVITAR MALENTENDIDOS Y ESTADÍSTICAS SUSPICACES Y TENDENCIOSAS.

Mientras los amantes se buscan y encuentran por simple atracción sexual instintiva (imagino como serán criticados estos conceptos no por inexactos sino porque molestan a muchos) los esposos transitan un plan de vida que jamás amantes lo harán.

No desvalorizar a la esposa: esa joven elegida, cotejada en mil formas para lograr el SI, hecha esposa, madre y después compararla en groseras estadísticas con AMANTE.

Clarifiquemos las estadísticas y se verá qué líbido tiene una amante que haya tenido 2 o 3 hijos; de 30 a 35 años de edad con amantes de 20 a 25 años de edad sin hijos ¿pueden compararse?

Hagamos primero la distinción entre amante y esposa (lo mismo amante y esposo) y ver que dice la estadística (no tendenciosa) de amante de 10 años de vivir en pareja con 2 hijos y la líbido de esposa en iguales condiciones y por qué solo el parámetro LIBIDO, porqué no se agregan los parámetros que hacen la vida humana en matrimonio y en pareja: hijos, cariño, sacrificios, asistencia en enfermedades, cuidados de la economía, etc. etc. y estos datos agruparlos en ambos casos por edad del matrimonio y de la pareja.

Un solo comentario ¿cómo será la estadística comparando matrimonio de 60 o 70 años de edad con parejas de igual edad?

No se puede comparar matrimonio con parejas ni con nada porque nada es igual al matrimonio porque es único. Nunca homologar esposos con amantes o parejas; son valores tan diferentes que no aceptan comparación; salvo estadísticas hechas por personas que viven en parejas (casi siempre por fracaso matrimonial) y olvidaron o nunca supieron los principios que mueven a hombre y mujer a vivir en matrimonio. Sí podemos comparar que sucede, como es la líbido de parejas, amantes, mantenidas que es casi lo mismo.

Sería muy interesante y para sacar conclusiones como terminan -el fin que tienen- 500 mil o un millón de matrimonio y el mismo número de parejas.

Una buena estadística sería cuantos años promedio dura una pareja y cuanto un matrimonio, estas cifras serían reveladoras de la verdad; así no confundiríamos a los jóvenes ni les crearíamos un patrón de conducta artificial e infiel.

En matrimonio primero eduquemos a los jóvenes para que vivan un matrimonio pleno sabiendo sin ninguna duda todo lo que es un matrimonio y después las estadísticas o también podría ser comparaciones entre matrimonio preparados con programas ad-hoc (ver: programa para la educación matrimonial) y matrimonios no preparados. No traigamos estadísticas de otras naciones que no concuerdan con lo nuestro. Los latinos tienen un concepto de matrimonio, familia, hijos, etc. propios; no importar estadísticas ni conductas que no son para nuestra cultura.

Y al hacer estadísticas con esposos que tienen amantes y buscar en ellos el comportamiento de la líbido abrimos otros interrogantes sobre su psicología, calidad de matrimonio de esos esposos, calidad de intimidad matrimonial, etc. sin contar edad de la amante y calidad de las relaciones, etc. etc.

No adelantar ásperas críticas:" el que esté libre de pecado que tire la primera piedra " No defendamos la posición particular de cada uno sino el bien de toda la sociedad. No porque un señor que forma parte de un panel de la T.V. (habría que ver las causas) se debe informar a toda la teleplatea que el matrimonio es así y que el vivir en pareja es más erotizante, con más líbido, que el matrimonio anula la líbido, etc., etc.

Son estadísticas falsas: el matrimonio con sus estadísticas, las parejas con sus estadísticas y si un valor disminuye en el matrimonio, que puede ser cierto como la líbido, porque no testamos los otros infinitos valores del matrimonio y los escasos de la pareja para ver como son.

Cada uno elige la calidad de vida que se merece y a veces no es fácil merecerse un matrimonio y menos fácil mantenerlo.

Hagamos mesas redondas de esposos felices para que sirvan de ejemplo a toda la sociedad. Lo que no se entiende es por que se comenta tanto y en tono tan despectivo sobre el matrimonio como si fuera" algo" que molesta a muchos que viven fuera de él casi siempre porque no entendieron el significado profundo de lo que es vivir en matrimonio o no pudieron sobrellevar todas las exigencias conyugales que el matrimonio requiere. Debe existir un justo EQUILIBRIO entre lo que el matrimonio exige y lo que el matrimonio brinda -felicidad- a pesar de la generosidad y abnegación del matrimonio.
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!