Menu



El mensaje

El mensaje
l matrimonio aprende rápidamente a captar los mensajes que tiene tantas diferentes formas como matrimonios: esto pertenece a la intimidad matrimonial que también tiene las formas de postergar el mensaje sin molestar al matrimonio.


Por: Dr. Alberto Abdala |



Es la manifestación casi siempre muy sutil de palabra o acción con intención erótica de uno de los esposos, estando en intimidad matrimonial; que puede o no ser el comienzo de una relación sexual.

Tiene muchísimo valor porque indica no sólo el hecho físico sino la predisposición psicológica del que envía el mensaje: él o ella.: están en intimidad matrimonial, ESTÁN INMERSOS EN ESA SITUACIÓN TAN IMPORTANTE, TAN ESPECIAL Y EXCLUSIVA DE LOS ESPOSOS.

Tanto la esposa como el esposo deben dar valor primordial y canalizar ese mensaje: es una semilla que debe caer en tierra fértil; aunque no progrese en ese momento será el comienzo de una reivindicación del amor matrimonial en poco tiempo más. Esa semilla tarde o temprano germinará y su fruto será manifestación de amor conyugal. No necesariamente se debe llegar a la relación sexual, es el INGRESO A LA INTIMIDAD MATRIMONIAL que según predisposición de los esposos podrán o no demostrarse amor con o sin dichas relaciones, pero el momento de intimidad es de capital importancia y de plena vigencia..(Ver: felicidad matrimonial, el llamado del matrimonio, etc.)

Aceptado, que no solo el esposo debe iniciar siempre una relación en intimidad matrimonial, que también tiene la esposa tiene ese derecho y la necesidad de disponer en intimidad matrimonial para llevar esa misma actitud a todo lo referente al hogar, ésta es la manera sutil, agradable y muy de esposa de ser activa, con iniciativas cuando así lo desee.

Los esposos- ambos- siempre tienen que estar predispuestos a captar el mensaje aunque no progrese y sea solo eso: un mensaje. El subconsciente actuará a su nivel movilizando centros superiores, éstos a glándulas, etc., etc. que prepararán psiquis y físico para un momento de plena intimidad matrimonial.

Si el mensaje - el llamado - es desoído, ignorado, es negativo para el matrimonio. Nada peor para cualquiera de los esposos que sentirse ignorado, peor despreciado; solo la indiferencia lo supera.. Todas estas actitudes, diferentes grados de negativas, menoscaban lentamente lo más sutil y puro de la intimidad matrimonial, momento tan importante y único donde los esposos viven su matrimonio, ES EL TIEMPO DEL MATRIMONIO.

El mensaje en sus innumerables formas es una conducta anticipatoria que puede si es captado y acompañado por el otro esposo, poner en marcha todo un momento de máxima intimidad matrimonial, sustento del matrimonio sin el cual no puede subsistir.

Si no se lo apoya para que desarrolle; jamás evitarlo, ignorarlo y menos aún despreciarlo, sí puede postergarse si fuera necesario.

El matrimonio aprende rápidamente a captar los mensajes que tiene tantas diferentes formas como matrimonios: esto pertenece a la intimidad matrimonial que también tiene las formas de postergar el mensaje sin molestar al matrimonio.

Esto indica, sin ninguna duda que la tan generalizada educación sexual es sólo un capítulo de la Educación para el matrimonio.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!