Menu



Luna de miel

Luna de miel
El matrimonio ofrece toda clase de felicidad pero exige responsabilidad y correspondencia.






 


Es el día de inicio de la vida como esposos que se eligieron “hasta que la muerte los separe”. Cargados de proyectos y sin temor a las responsabilidades, en medio de festejos y viaje de placer comienzan a transitar juntos la vida que les queda sin temor al desafío de especie, de consolidar el M y formar un hogar.

Este primer período del M (Ver Tomo I)tiene un doble aspecto muy importante: social y matrimonial. Social por el M formado y matrimonial por iniciar la convivencia en intimidad matrimonial (Ver IM tomo I)y así comienzan a notar la necesidad de tener los conocimientos necesarios (Educación para el matrimonio)para esta nueva vida
Este período tiene momentos muy diferentes: inicio de la nueva casa, de vivir solos, de cumplir con los horarios de trabajo, etc, etc Todo ello diferente según el estado económico y muchos otros factores.

En IM el comienzo de las relaciones sexuales matrimoniales es lo más destacado y más si es el comienzo de las relaciones sexuales.
En estos tiempos son muchos los novios que han convivido antes del casamiento e incluso novias que han tenido hijos o están embarazadas por lo que deciden llegar al matrimonio.
Todo lo descripto en el Tomo I de Educación para el matrimonio es importante tenerlo presente para saber el comportamiento que corresponde a cada uno más aún si no han tenido relaciones sexuales prematrimoniales.

Ella espera que él sepa como actuar. La relación sexual matrimonial es muy diferente a las relaciones extramatrimoniales. La luna de miel no es orgía sexual. Luna de miel no debe significar para ella un sometimiento; luna de miel no debe significar para ella un sometimiento, luna de miel no debe producir en ella una cicatriz psicológica difícil de superar.

Es muy conveniente el conocimiento de la fisiología y psicología de las relaciones sexuales matrimoniales.

No se repite lo que está detallado en el tomo I de Educación para el matrimonio referente a la I.M y RSM. Solo recordar que el acto sexual matrimonial lo califica la Iglesia como MÁXIMA DEMOSTRACIÓN DE AMOR PRESENTE. Los esposos inmersos en IM no tienen más actitudes que demostrar todo su “amor” llegan a la unión de sus cuerpos y almas en MÁXIMA MUTUA ENTREGA en “pleno amor”, es decir, tratando de satisfacerse mutuamente.

Si ella no ha tenido relaciones previas no hay satisfacción – al comienzo- sino dolor, preocupación cuando no temor. Que esto no signifique que la sociedad y las leyes la encero para ponerla a disposición de un hombre por las graves consecuencias que ello puede significar.
El debe despertar y perfeccionar la sexualidad de su esposa en quién las muestran de amor excitan y preparan su organismo para poder llegar al fin del acto sexual que al comienzo no será con orgasmo (ver tomo I) por ello no será agradable para ella hasta no pasados días o meses.

El cumplirá su condición de esposo y nada hará que ofenda el pudor de su esposa y mucho menos que le provoque desagrado. No es una carrera a la eyaculación sino una demostración de máximo amor matrimonial con la mujer elegida como esposa, con quién compartirá el resto de la vida. No debe haber nada – ni un gesto- que desagrade a ella y lo mismo de parte de ella.

No olvidar que está en IM nada más y nada menos que con la mujer que eligió, aceptó ser su esposa, planificaron el futuro, colmó de promesas, etc, etc. debe demostrar que es el esposo atento, cortés, enamorado. Ella debe demostrar que es la esposa que lo enamoró, que sabe que es el esposo con quién compartirá toda la vida, que aceptó todo lo planificado pero sobre todo que es galán, afectivo, respetuoso, etc. por eso acepta el inicio de su condición de esposa con las mejores demostraciones de amor y cariño; jamás indiferencia y menos aún rechazo porque sabe que las relaciones sexuales matrimoniales son la “máxima demostración de amor”. Es la culminación de la unión de dos cuerpos que psicológicamente se aman y ofrecen mutuamente lo máximo; no tienen más para ofrecerse sabiendo que lentamente, evolucionando serán – las RSM- agradables para ambos
Saber agradecerse la sexualidad y procurar llegar a su perfección es obligación de ambos; perfección que se logra con la fineza y cuidado de él y con la aceptación, confianza y deseo de alcanzar la normalidad de parte de ella. Es el comienzo de la felicidad matrimonial.

En el tomo I está la descripción en detalles de este período Luna de Miel no ya tan de sorpresas para ella porque la mayoría de la novias conviven con el novio antes de casarse pero deben tener presente los detalles de la RSM muy diferente de las relaciones sexuales prematrimoniales características de las parejas no de los esposos.

Imposible detallar este período en todas las posibilidades: desde los en condiciones económicas para extensos y prolongados viajes hasta los que no salen de su casa están todos los intermediarios pero lo que deben saber los adolescentes y novios en lo básico y fundamental es común a todos los M recién iniciados. Desde los casamientos con gran figuración social, política, económica, etc, etc, hasta los M sin esas características, que son la inmensa mayoría, cuando llegan a vivir la IM son todos iguales o muy semejantes - en la faz fisiológica pero diferentes en la psicológica-(Ver orgasmo fisiológico y orgasmo psicológico). Si no han convivido previamente al casamiento y aunque lo hayan hecho deben saber la importancia de este “corto” período porque marca, en cierta forma, el nivel afectivo de la nueva vida que comienza porque en la generalidad de los casamientos los detalles son imborrables.
Afortunadamente, por pomposo, fastuoso, costoso, etc, etc. que haya sido el casamiento la IM ES COMUN A TODOS su nivel de afectividad y valor matrimonial nada tiene que ver con el nivel económico del casamiento. El M – en su esencia- exige para felicidad el mismo nivel de conducta de los esposos. LA FISIOLOGÍA ES IGUAL EN TODOS LOS SERES HUMANOS (Ver tomo I)

Todo debe ser enseñado a los adolescentes y novios para que sepan como comenzar su vida, conducta a cumplir para no generar obstáculos ni inconvenientes en el inicio cuando no tienen el conocimiento necesario, por eso la insistencia en “la educación para el matrimonio”

Así de importante es este corto período donde comienzan a cumplirse las promesas del noviazgo, que a veces, distan mucho de la realidad más si los instintos dominan la convivencia.

Es el inicio de comenzar a vivir el M –hasta que la muerte los separe- donde la IM que se inicia es lo más importante. Todo es distinto, todo es de cambio, todo queda más que grabado en la mente –más- de la esposa.

Comienzan a conocerse como ESPOSOS , a pesar del noviazgo, que no es lo mismo. Deben esmerarse al máximo para que el comienzo SEA LO MEJOR POSIBLE: él que sea merecedor del título de “esposo” y ella del título de “esposa” que irán evolucionando como el mismo M y esa evolución que sea para unir el M y para felicidad de los esposos SIN COMIENZOS CON TROPIEZOS. Ella sabedora que vivirá con el hombre elegido que supo enamorar y a quién entrega su máxima interioridad y él lo mismo o más; que tiene por esposa, nada más y nada menos, a quién enamoró, hizo enormes y numerosas promesas y que será su ESPOSA hasta que la muerte los separe, sabiendo que tienen un largo camino por recorrer lleno de felicidades y dificultades pero juntos tendrán la suficiente entereza para salir airosos, así es el M.
Con tales conocimientos no se explica que haya M que tengan un comienzo con desavenencia y dificultades. En parte, se repite, porque nadie les explicó esto y Nadie les hizo notar la importancia que significa el comienzo de la vida que ellos eligieron.

Sin profundizar sobre las relaciones sexuales que comienzan en la luna de miel que son demostración de máximo amor presente, no instintivas como en los animales. Así el ser humano se distancia de los animales y demuestra que tiene más dominio sobre sus instintos. Esto es por la educación recibida.

Como la demostración de amor es diaria – más en este período de luna de miel, hay relaciones sexuales frecuentes ya que son continuación de tales demostraciones no como en los animales que por instinto tienen relaciones con fines reproductivos y una vez por temporada (Ver tomo I)

Es indispensable tener, en el inicio de la vida elegida, los conocimientos necesarios para que cada uno de los esposos actúe en su M con la responsabilidad correspondiente.

La fisiología lo hace al ser humano madre o padre pero necesita de la psicología, educación, formación, etc, etc, para ser buena esposa o buen esposo. Por eso se afirma que es más fácil ser buen padre que buen esposo, lo mismo referente a la mujer.(Ver cap. Esposo padre-esposa-madre)

En este comienzo de la vida matrimonial donde los esposos se enfrentan con una nueva vida, donde todo es diferente y donde nace la afectividad por el M deben convivir con la máxima responsabilidad sabiendo que el M OFRECE TODA CLASE DE FELICIDAD PERO EXIGE LA RESONSABILIDAD CORRESPONDIENTE Y NOTARAN CON CUANTA FUERZA DIFICILES EMPRESAS Y DIFICILES SITUACIONES SON SUPERADAS POR EL Matrimonio.

Preguntas y comentarios al autor de este artículo

 

 

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!