Menu



Comienza el matrimonio

Comienza el matrimonio
Nadie ha dicho que el matrimonio es fácil. NO.


Por: Dr. Alberto Abdala | Fuente: Catholic.net




El matrimonio,es el “hijo de elección” que ha nacido con más y más importantes necesidades que un hijo biológico.

Ahora deben vivir para el M: obtener el mundo de felicidades que ofrece, pero deben saber lograrlas.

Los capítulos que siguen son una –limitada- guía de posibles situaciones a presentarse, tal vez las más frecuentes aunque no sean exactamente iguales.

Todas las soluciones a posibles situaciones a presentarse deben tener un común denominador: No alterar la I.M. del M., al contrario, que la solución sea una alegría que la estimule.
Dios creó la I.M. no solo para solucionar todos los problemas sino también para vivir lo momentos de máxima felicidad, libertad y gozo matrimonial, por eso la I.M. debe ser

-de todos los días, no todos los días tiene la misma intensidad
-vivirla con atención en cuerpo y alma
-que nunca termine sin gesto de amor
-si la solución no estuvo ese día lo será al día siguiente.
-la I.M. se abre al mirarse a los ojos, al abrazarse, al repetir las palabras de cariño dichas cuando novios...nunca debe terminar de otra manera.
-ello permitirá el encuentro de soluciones que resuelvan el problema que no se dio ese día.

Jamás alterar la I.M. por problemas, al contrario ahí está la solución. (Ver I.M. en Tomo I, Interioridad) IM: interioridad Matrimonial

La interioridad nació cuando novios y tenían largas conversaciones proyectando el futuro y demostrando estar enamorados; esa misma interioridad evolucionó y ahora es matrimonial, es el noviazgo que se continua al matrimonio, por eso el M. siempre es joven aun en M de anciano. El matrimonio venció la vejez.

En I.M. los esposos están tan abiertos al amor, a la comprensión, a la generosidad afectiva que en ese estado –matrimonial exclusivo- encontrarán las mejores soluciones.

Ningún esposo debe cerrar la puerta que inicia la I.M; la llama de ese amor es sagrada, es de por vida y es muy sutil: fue consagrada ante el Señor y afianzada por las leyes. Es tan fuerte, tan de esperanzas, tan de proyectos casi imposibles que solo los esposos saben de ella.

Milagro de amor matrimonial, cada matrimonio tiene su I.M. escenario de la vida afectiva de los esposos, es el tiempo del matrimonio.
La I.M., es la brújula de la marcha del Matrimonio que todos los diálogos sean para afianzar el M. jamás una solución que signifique alejar los esposos.

NINGUNA SOLUCION A COSTA DEL M. ES BENEFICIOSA, EL TIEMPO LES DEMOSTRARÁ ESTA AFIRMACIÓN.

Procurar que NUNCA un momento de I.M. termine en disgusto. Los dos deben tener PRUDENCIA Y TOLERANCIA más en este tiempo del M que supera todas las relaciones sexuales y acompaña por vida a los esposos, con tanta fuerza que los mantiene enamorados: SOLO LA IM ES JOVEN EN M. DE ANCIANOS

En IM se perfecciona y nutre el M, se la debe vivir todos los días así el M no MUERE DE HAMBRE Y NO QUE DA COMO EL PRIMER DÍA DE CASADOS sino que se perfecciona y educa (con el diálogo de esposos) para que ese M sea como quieran sus dueños, los esposos
Como un bebé biológico que ha nacido también se lo alimenta y educa. La gran deferencia que el M fue elegido y será “hasta que la muerte los separe” a los esposos.

AHÍ ESTA LA “MÁXIMA RELACION DEL ESPIRITU Y LA MATERIA”(Jean Guillot, Dios y la ciencia)
Aquí mas: RELACION DE EDUCADA FISIOLOGÍA CON EL ESPIRITU ¿ QUIÉN SE ANIMA A NEGARLO?
Solo debe ser enseñada para que los jóvenes lo sepan y lo vivan
“QUE VIVAN EL ESPIRITU INVISIBLE EN LA FUNCION PALPABLE” Dios y la ciencia, pag 20.

Los esposos son los únicos que tienen ese privilegio. Es nuestro deber que todos los esposos sepan no solo vivirla en su máxima plenitud sino también con inteligencia y pudor recordando que es una dádiva divina que solo los esposos merecen. Por ser divina tiene eso: solución para toda la vida matrimonial. Que lo sepan los jóvenes para que puedan vivirla porque es del M. y es su máxima protección
SIENDO DADIVA DIVINA NO TENER MIEDO A NINGUNA SITUACIÓN SI ES DIALOGADA EN I.M. DIOS LA SOLUCIONARA GUIANDO A LOS ESPOSOS
Deben los esposos –se repite- acostumbrarse a vivirla todos los días, ahí está el secreto que mantiene al M
La inmensidad del M
El misterio de amor
Ahí está Dios que unió esos esposos

LA I.M. ES PRIVATIVA DE LOS ESPOSOS Y DE DIOS. NO DEBE SER COMENTADA CON NADIE.

Muchas repeticiones porque son indispensable para grabar el concepto que es fundamental en la vida matrimonial. Es fundamental enseñar a los esposos a vivir su I.M con máximos conocimientos
(Ver I.M.Tomo I)

Preguntas y comentarios al autor de este artículo

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!