Menu


La anticoncepción poscoito
Todo método que impida el anidamiento es abortivo


Por: Andrea Ximeno | Fuente: Catholic.net



El pasado 21 de enero de 2004, se publicó en el Diario Oficial, la resolución por la que se modifica la Norma Oficial Mexicana NOM-005-SSA2-1993, relativa a los servicios de planificación familiar, y entre los que se encuentra la normatividad de los productos que permiten de la anticoncepción hormonal poscoito, lo cual ha creado una gran polémica en la sociedad, entre personas de buena voluntad han expresado puntos de vista a favor y en contra y, desde luego, no han faltado los oportunistas, médicos, químicos, sacerdotes, ministros, etcétera, que han realizado declaraciones desvirtuando la naturaleza de los conceptos que expresan y sin haber estudiado la norma respectiva.

La norma esta dividida en diversos apartados entre los que se encuentra el materia de la polémica que es el relativo a “5.- Métodos Anticonceptivos. 5.3.- hormonales poscoito.” Ene l capítulo respectivo se indica que se trata “un método que pueden utilizar las mujeres en edad fértil, incluidas las adolescentes, en los tres días siguientes a un coito no protegido con el fin de evitar un embarazo no planeado. Este método no debe usarse de manera regular, y la mujeres “pueden recurrir a este método para evitar un embarazo no planeado en las siguientes condiciones:”

1.- “Después de un coito practicado voluntaria sin protección anticonceptiva.”
2.- “Después de un coito practicado involuntariamente sin protección anticonceptiva.”
3.- “Cuando se esté usando un método anticonceptivo y se presuma la falla del mismo.”
4.- Por “retraso en la administración de los anticonceptivos inyectables.”

La composición química de este fármaco es de “hormonales combinados de estrógenos y progestina”, y se administra en diversas dosis de dos a cincuenta tabletas dependiendo de la presentación y miligramos que contiene cada tableta.

De acuerdo con la literatura medica y farmacológica indica que “Con frecuencia se indica que los fármacos utilizados en la contracepción de emergencia pueden actuar, tanto por un mecanismo anovulatorio, impidiendo la ovulación y por tanto la fecundación, y/o como antiimplantatorio, es decir, dificultando que el embrión se implante en el útero, actuando en consecuencia por un mecanismo abortivo. Pero igualmente se ha sugerido que pueden retrasar la ovulación; modificar la motilidad de la trompa, dificultando por tanto el transporte del ovocito o del óvulo fecundado por la misma; alterar el moco cervical, con lo que dificultan la penetración de los espermatozoides en útero y trompas, e incluso actuar como espermicidas. Este tipo de anticoncepción evita el embarazo y por ello reduce la necesidad de inducir un aborto. Autoridades médicas tales como "The United States Food and Drug Administration/National Institutes of Health" y "The American College of Obstetricians and Gynecologists" definen el inicio de un embarazo como la implantación de un huevo fecundado en la capa de mucosa que recubre el útero. La implantación ocurre de 5 a 7 días después de la fecundación. Los anticonceptivos de emergencia funcionan antes de la implantación y no cuando la mujer ya está embarazada. Lo que hacen las PAE y las mini píldoras de emergencia, principalmente, es modificar el endometrio (la capa de mucosa que recubre el útero), para así inhibir la implantación de un huevo fecundado. Las PAE también pueden inhibir o retrasar la ovulación y alterar el movimiento del esperma en las trompas de Falopio, disminuyendo con ello la probabilidad de la fecundación. El cobre de los DIU puede evitar que el esperma fecunde un huevo y también puede provocar cambios en el endometrio que inhiban la implantación de un huevo fecundado. Cuando una mujer va está embarazada, la anticoncepción de emergencia no daña ni al feto ni a la madre.

Es evidente que en la fabricación de fármacos y medicamentos, existe un gran interés económico, puesto que los laboratorios que fabrican los fármacos en base a la norma establecida por la Secretaría de Salud, les reporta pingües ganancias y, por lo tanto, que ejercen sobre los altos funcionarios de la Secretaría la máxima presión con objeto de lograr riqueza de la comercialización de este tipo de productos, y en esto sobresale la manipulación de la información e incluso la tergiversación de los conceptos cuya finalidad es desviar el tema, antes de centrarnos en lo lícito o ilícito de la norma, es conveniente precisar algunos conceptos.

Aspectos jurídicos

Desde luego el primero de los derechos del hombre es el derecho a la vida, y derivado de él, y como consecuencia el respeto a la dignidad humana, y en tal virtud, nuestra Constitución establece en su artículo 1º que “... todo individuo gozará de las garantías” que la misma “establece”, por lo tanto, la Suprema Corte de Justicia de la Nación estableció en la Jurisprudencia 14/2002, que establece que de la Constitución, de la leyes secundarias de la Convención de los Derechos del Niño, prácticamente transcritos en Ley Reglamentaria del Artículo 4º Constitucional, conocida como la ley de los derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, se desprende: Primero, la protección de la vida del niño tanto antes como después del nacimiento y, segundo, la protección del derecho a la vida como un derecho inherente a la persona humana, así como que del estudio de los Códigos Penal Federal y Penal para el Distrito Federal, y los Códigos Civil Federal y Civil para el Distrito Federal, se advierte que prevén la protección del bien jurídico de la vida humana en el plano de su gestación fisiológica, al considerar al no nacido como alguien con vida y sancionar a quien le cause la muerte, así como que el producto de la concepción se encuentra protegido desde ese momento.

Ahora bien, de acuerdo con lo que establece la propia Ley de Salud, artículo 314 y, su Reglamento en Materia de Investigación para la Sobre Salud, artículo 40, se establece que: II.- Embarazo.- Es el período comprendido desde la fecundación del óvulo (evidenciada por cualquier signo o síntoma presuntivo del embarazo, como suspensión de menstruación o prueba positiva del embarazo médicamente aceptada) hasta la expulsión o extracción del feto y sus anexos. “embrión es: el producto de la concepción desde la fecundación del óvulo hasta el fina de la décimo segunda semana de gestión.”

El concepto concepción, en nuestro derecho e incluso coloquialmente, ha sido considerado como sinónimo de fecundación o fertilización del óvulo, y así lo considera la propia norma, al hablar de anticonceptivos, refiriéndose a los fármacos que impiden que el óvulo sea fecundado.

La Ley Federal de Metrología y Normalización, establece que la misma es de Orden Público y de interés social, por lo que todos los habitantes del país se encuentran obligados a respetarla, y tiene por objeto establecer las normas oficiales mexicanas, que tienen por objeto “la regulación técnica de observancia obligatoria expedida por las dependencias competentes, conforme a las finalidades establecidas en el artículo 40, que establece reglas, especificaciones, atributos, directrices, características o prescripciones aplicables a un producto, proceso, instalación, sistema, actividad, servicio o método de producción u operación, así como aquellas relativas a terminología, simbología, embalaje, marcado o etiquetado y las que se refieran a su cumplimiento o aplicación;” (Art. 3º, frac. XI), y de acuerdo a este precepto debe señalar con precisión “las características y/o especificaciones que deban reunir los productos y procesos cuando éstos puedan constituir un riesgo para la seguridad de las personas o dañar la salud humana.”

Conclusiones

Partiendo de las premisas establecidas por la ley, podemos concluir que:

1.- El embrión es el ser humano, producto de la concepción a partir de la fecundación del óvulo, lo cual puede llevarse a cabo dentro del seno materno, o sea en las trompas de Falopio, o fuera del seno materno, por medio de la fecundación in Vitro.

2.- El ser humano, desde el momento mismo de la concepción a partir de la fecundación del óvulo, goza de todos y cada uno de los derechos humanos, y por lo tanto, de las garantías que consagra la Constitución.

3.- De acuerdo con la norma, en el apartado número 5.3.1.1., que fija los lineamientos generales para la prescripción, “Las mujeres en edad fértil, incluyendo las adolescentes, pueden recurrir a este método para evitar un embarazo no planeado ...”, de acuerdo con los diccionarios médicos y el Reglamento de la Ley de Salud en Materia de Investigación para la Salud, para evitar que el embrión (“óvulo fecundado”), no se implante.

4.- La Secretaria de Salud, niega que la norma relativa a la anticoncepción hormonal poscoito, y los lineamientos que da de la misma, sean abortivos o antiimplantatorios, sin embargo la literatura medica y farmacológica indican lo contrario.

5.- En el capítulo introductorio de la norma, se indica que la elaboración de: “la Norma Oficial Mexicana de los Servicios de Planificación Familiar, fue posible gracias a la participación de las instituciones públicas, sociales y privadas del ámbito nacional, que se encuentran relacionadas directamente con servicios de salud reproductiva. Figuran en él las disposiciones generales y especificaciones técnicas para la prestación de los servicios de planificación familiar; se incluye la selección, prescripción y aplicación de métodos anticonceptivos, así como la identificación y referencia de casos de infertilidad, debiéndose recurrir a la Norma Oficial Mexicana correspondiente.” Que la misma Norma, es “resultado de un amplio consenso nacional entre expertos de muy diversas disciplinas, brinda los lineamientos esenciales para el manejo integral en los diferentes niveles de atención médica.”

6.- Por el resultado de la polémica que ha desatado y la oposición por parte de un gran sector de la población, tanto de asociaciones religiosas, como de instituciones relacionadas con la protección de la familia y la vida, contrario a lo afirmado por la Secretaria de Salud, es falso que en la elaboración hayan participado las instituciones sociales y privadas del ámbito nacional que se encuentren relacionadas con los servicios de salud reproductiva, ni sea el resultado de un consenso nacional.

7.- Si como indica la literatura médica y farmacéutica, uno de los efectos de este fármaco, es que el que sea antiimplantatorio del embrión, resulta que este producto evidentemente atenta en contra del beneficio del pueblo al impedir que un nacional, alcance su desarrollo, de acuerdo con los artículos 32, 33 y 36 de la Constitución, y por lo tanto se le prive de la vida, violando los artículos 1º y 14º de la misma, y en consecuencia la Norma es Inconstitucional.

8.- Por información recibida a través de Internet, tuvimos conocimiento que “La asociación civil, Portal de Belén, de Córdoba Argentina, demandó al Ministerio de Salud y Acción Social de dicho país, prohibir el uso del fármaco Imediat, de Laboratorios Gador, S.A.. El Tribunal de Córdoba rechazó la demanda alegando que la vía procesal del amparo no permite que se produzca toda la prueba científica imprescindible para el expediente antes de decidir una cuestión tan importante. Esta resolución fue recurrida ante la Suprema Corte de Justicia de Argentina quien resolvió que la píldora del día siguiente, anticoncepción hormonal pos coito contiene una sustancia que modifica el tejido endometrial, por lo que decidieron la prohibición del fármaco fundando su decisión en los hallazgos sobre los peligros y el efecto abortivo del fármaco en base a los estudios del premio Nóbel de Biología Jean Rostand; a los del profesor de Biología Celular de la Universidad de Cincinnati, W. J. Larson; a los de B. Carlson, Jefe del Departamento de Anatomía de la Universidad de Michigan; a los de T. W. Sadler, Profesor de Biología Celular de la Universidad de Carolina del Norte y un dictamen de la comisión Nacional de Ética Biomédica Argentina. Los cinco Ministros consideraron que la cuestión de la vida estaba por encima de los términos procesales y vieron como su responsabilidad evitar abortos en la primera fase de gestación, sosteniendo que si la vida comienza con la fecundación, todo método que impida el anidamiento es abortivo.

9.- De acuerdo a los principios del Partido Acción Nacional, el primero de los derechos a respetar es el derecho a la vida y, en base a este principio el Presidente Vicente Fox, en su campaña, y ya como Presidente se ha manifestado por un respeto absoluto a la vida, a la Constitución y al estado de Derecho, es lamentable que en un Gobierno que se ostenta como defensor de la vida y respetuoso del Derecho y del estado de derecho, a través de uno de sus Ministerios, la Secretaría de Salud, establezca una normatividad y permita la elaboración de fármacos que no respetan el derecho a la vida de su Nacionales.

¿Hasta cuando, los señores gobernantes, abusarán de nuestra paciencia?, ¿hasta cuando soportaremos sus iniquidades?





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |