Menu


¿Cual es el inicio del embarazo?
Algunas instituciones internacionales se han empeñado en difundir un concepto errado de embarazo, según el cual éste comenzaría ya no desde la fertilización sino desde que el embrión se implanta en el endometrio


Por: Tercer Efecto | Fuente: tercerefecto.com



Algunas instituciones internacionales se han empeñado en difundir un concepto errado de embarazo, según el cual éste comenzaría ya no desde la fertilización sino desde que el embrión se implanta en el endometrio. La causa principal que motivó el cambio de la definición de embarazo fue la aparición de la fertilización in vitro, en la cual de hecho el embarazo en la mujer comienza cuando se le transfiere el embrión al tracto genital en la inminencia de la implantación

Sobre el inicio de la vida humana

Los embriólogos Ronan O’Rahilly y Fabiola Muller sostienen lo siguiente: "Aunque la vida es un proceso continuo, la fertilización [...] es un hito crítico porque, en circunstancias ordinarias, un organismo humano nuevo, genéticamente distinto, es formado cuando los cromosomas provenientes de los pronúcleos del macho y de la hembra se mezclan en el oocito. Esto es verdad aunque el genoma embrionario no esté en realidad activado hasta que 2-8 células estén presentes en 2-3 días. Y continúan: "A pesar de los varios hitos del periodo embrionario, el desarrollo es un continuo y no un proceso saltatorio, y por tanto la selección de los eventos prenatales parecería ser ampliamente arbitraria."(1)


Por lo tanto la fertilización es inicio de una nueva vida humana. Los mismos científicos definen fertilización como sigue:
"La fertilización es la secuencia de eventos que comienzan cuando el espermatozoide hace contacto con un oocito secundario o sus envolturas, y que termina con la entremezcla de los cromosomas materno y paterno en la metafase de la primera división mitótica del cigoto. El cigoto es característico de la última fase de fertilización [...]. Es un embrión unicelular."(2)


Todo ser humano "se inicia"en la fertilización.

Como dice Keith Moore y T.V.N. Persaud, “El desarrollo humano se inicia en la fertilización, el proceso durante el cual un gameto masculino o espermatozoo [...] se une a un gameto femenino u ovocito [...] para formar un célula única llamada cigoto. Esta célula altamente especializada y totipotente marca el inicio de cada uno de nosotros como individuo único.” (3)

De la fusión del espermatozoide (de 23 cromosomas) con el oocito (de 23 cromosomas) en la fertilización resulta un ser humano vivo, un cigoto humano unicelular, con 46 cromosomas, (número de cromosomas que caracteriza a los miembros de la especie humana).

Es importante tener clara la definición de cigoto usada en embriología:

"Cigoto: esta célula resulta de la unión de un oocito y el espermatozoide. Un cigoto es el inicio de una nueva vida humana (i.e. un embrión). La expresión óvulo fecundado se refiere a un oocito secundario que es impregnado por un espermatozoide; cuando la fertilización está completa, el oocito se convierte cigoto". (4)


Es importante resaltar que -como lo señala el embriólogo Carlson.-, "a través de la mezcla de los cromosomas maternos y paternos, el zigote es un producto genéticamente único de surtido de cromosomas, lo que es importante para la viabilidad de las especies". (5)




Este nuevo ser humano constituido por una sola célula produce inmediatamente proteínas y enzimas humanas y no de otra especie, y genéticamente dirige su propio crecimiento y desarrollo, que está probado que no es comandado por la madre. Además, el cigoto de una célula perteneciente a la especie humana, es biológicamente un individuo, un organismo vivo: "Comenzamos nuestra descripción del humano en desarrollo con la formación y diferenciación de los gametos masculino y femenino que se unirán en la fertilización para iniciar el desarrollo embrionario de un nuevo individuo."(6)


Mientras el espermatozoide y el óvulo humanos son producto de la gametogénesis y producen proteínas propias del espermatozoide o del óvulo, el cigoto es el producto inmediato de la fertilización. Este ser humano inmediatamente produce proteínas y enzimas humanas especificas; dirige su propio crecimiento y desarrollo como humano, y es genéticamente único y nuevo. Por ello, va contra toda evidencia científica afirmar que el embrión sea parte del cuerpo de la mujer que lo lleva en sí como madre.

Después de la fertilización el embrión humano unicelular no se convierte en otro tipo de cosa. Simplemente se divide y sigue creciendo, haciéndose cada vez más grande, pasando —durante las ocho semanas que es embrión— por diferentes etapas o estadíos. A varios de estos estadíos, por razones de estudio, se les ha dado un nombre propio, como por ejemplo: mórula, blastocisto, embrión bilaminar, etc

El periodo embrionario, por tanto NO SE INICIA recién en la implantación

El Profesor William Larsen, del departamento de Biología Celular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati, lo afirma claramente: La fertilización se da en el oviducto [...] resultando en la formación de un cigoto que contiene un solo núcleo diploide. Se considera que el desarrollo embrionario comienza en este punto [...]. Y continua más adelante: "Estos pronúcleos se fusionan uno con el otro para producir uno solo núcleo, diploide, núcleo 2N del cigoto. Este momento de la formación del cigoto puede ser tomado como el inicio o el tiempo cero del desarrollo embrionario"(7)


Como se sabe, la vida prenatal, es decir antes del nacimiento del nuevo ser, puede ser dividida en dos etapas:
"La vida prenatal puede ser convenientemente dividida en dos fases: la embrionaria y la fetal. El periodo embrionario donde la gran mayoría de las estructuras corporales conocidas aparecen, ocupa las primeras ocho semanas postovulatorias. […] El periodo fetal se extiende desde las ocho semanas al nacimiento"(8)


Si deseas ver las imágenes 3D y 4D de un embrión en sus primeras semanas de vida en el vientre materno, en las cuatro primeras imágenes, haz clic, para ver el video.

1 [O´Rahilly R., Muller F., Human Embryology & Teratology (3rd ed.)(New York: Wiley-Liss, 2001): p. 8.].
2 [O´Rahilly R., Muller F., Human Embryology & Teratology (New York: Wiley-Liss, 1994): p. 19.].
3 [Moore K.L., Persaud T.V.N., The Developing Human (Philadelphia: W.B. Saunders Company, 1998): p. 18.].
4 [Keith L. Moore and T.V.N. Persaud, The Developing Human (Philadelphia: W.B. Saunders Company, 1998)., p. 2.].
5 [Carlson B.M., Human Embryology and Developmental Biology (St. Louis, MO: Mosby, 1994), p. 31.].
6 [Larsen W.J., Human Embryology (New York: Churchill Livingstone, 1997), pp. 4, 8, 11.].
7 [Larsen W.J., Human Embryology (New York: Churchill Livingstone, 1997): p. 1 y 17.].
8 [O’Rahilly R., Müller F., Human Embryology & Teratology (New York: Wiley-Liss, 1994): p. 55. También: Carlson B.M., Human Embryology and Developmental Biology (St. Louis, MO: Mosby, 1994), p. 407.].







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |