Menu



La empresa, promotora del bienser

La empresa, promotora del bienser
Partiendo de las enseñanzas de Don Lorenzo Servije Sendra, los expertos de USEM nos explican cómo procurar el bienser de las personas en el entorno empresarial


Por: Usem.org.mx | Fuente: Usem.org.mx



Uno de los objetivos de la empresa, nos explica Don Lorenzo Servitje, es procurar no solo el bienestar de las personas sino también su bienser:

* Por bienestar entendemos la satisfacción de nuestras necesidades de subsistencia y comodidad: casa, vestido, sustento, salud, recreación, seguridad.

* Bienser es el conjunto de valores que hace más agradable la vida y le dan su verdadero sentido: respeto a la dignidad personal, el ejercicio de la propia iniciativa, la libertad, la responsabilidad, el acceso a la educación y a la cultura, la vida familiar feliz y ordenada, la promoción social, la participación cívica y política, la vida religiosa.

* No puede haber bienser sin un mínimo de bienestar, pero el bienser debe darse simultáneamente con el bienestar. Es indispensable preguntarse antes de emprender todo un programa a favor del bienser si se ha cumplido en justicia con el mínimo que se debe al bienestar.

* Habrá que preguntarnos si la empresa del mundo libre, la empresa en la que la búsqueda de utilidades tiene primacía sobre lo demás, llena las aspiraciones del ser humano. Si es el instrumento más adecuado para procurarle su bienestar y ayudarle adecuadamente en su persona.

* Peter Drucker en su obra La nueva sociedad señala la exigencia que los trabajadores sienten de que su rango y función social sean reconocidos y afirma que para el funcionamiento correcto de la empresa industrial, sus miembros, hasta el último barrendero y recolector de basura, deben adoptar una “actitud directora” hacia su propio trabajo y hacia la empresa; deben considerarla como propia y considerarse ciudadanos más que súbditos de ella.

* En la promoción del bienser de los colaboradores, el empresario debe reconocer el valor cultural del trabajo, uno de cuyos aspectos principales es que exige la posibilidad de que las personas desarrollen su personalidad a través del trabajo profesional.

* Hay dos exigencias fundamentales para que la empresa promueva el bienser de sus colaboradores: la transformación de su estructura, y una labor educativa, de carácter subsidiario a favor de sus colaboradores.

* Se puede promover una mayor identificación del colaborador con la empresa con base en una buena información sobre el negocio, sus planes, sus políticas, el porqué de los cambios y de las órdenes. Se puede hacer sentir al colaborador la racionalidad de la empresa misma, de su papel dentro de todo el organismo productivo.

* Se procura el bienser del colaborador cuando se le capacita mejor en su trabajo, cuando se le da oportunidad de saber técnicamente más sobre lo que hace y aprender más para ocupar puestos superiores. Con la misma participación de los colaboradores pueden organizarse programas de mejoramiento de diversos órenes.

* La tarea en el campo de la promoción del bienser parece infinita y nos inclina a pensar que entra en conflicto con la dura exigencia económica de los negocios.

* Para resolver este conflicto debemos convencernos que nuestra responsabilidad como jefes no es solamente de carácter económico, sino también de carácter humano.


Para profundizar en la cuestión:

La empresa, promotora del bienser, Lorenzo Servije Sendra, Col. Diálogo y Autocrítica, IMDOSOC, 2007.






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!