Menu


Recordar al festejado
Acoge a nuestro Rey que ha nacido en medio de la humildad. Pídele con todo tu amor que te permita cargarlo y acógelo en tu corazón.


Por: Javier González Bejarano | Fuente: Catholic.net



 

Siempre me ha gustado pasar a saludar a los niños en sus salones de clases. Me parecen muy simpáticos en el momento en que dan su opinión personal o cuando hablan de algún tema en el que se sienten especializados.

Hace unos años fui a un colegio en el mes de diciembre. Para introducir una plática quise hacer participar a los niños preguntándoles cómo pasaban las fiestas navideñas en su familia. Varios levantaron la mano y me decían en pocas palabras lo primero que se les venía a la mente. "Ponemos el arbolito de Navidad". "Cenamos en casa de la abuela con mis tíos y primos". Vamos a esquiar a la nieve". "Nos quedamos en casa". "Abrimos los regalos que nos trae Santa Claus".

Recibí todo tipo de respuestas, pero, para mi asombro, no obtuve la que deseaba. En la última fila de bancas vi una niñita rubia con la cabeza agachada. Le pregunte: "y tú ¿qué haces durante las fiestas navideñas con tu familia?". Levantó la cabeza y se me quedo viendo con sus inmensos y luminosos ojos azules. Me respondió con una voz apagada y tímida que apenas era impulsada por el aire de sus pequeños pulmones: "festejamos el nacimiento del niño Jesús". ¡Esa era la respuesta que esperaba!

Es excelente planear unas buenas vacaciones familiares. También ayuda al ambiente festivo y de alegría una casa con adornos navideños. Pero no podemos preocuparnos tanto de todo ello, y "Sagrada Familia fuera de casa". En ocasiones descubrimos que la gente se ha olvidado de lo fundamental.

Claro que no nos hemos ido hasta ese extremo. Nuestras tradiciones religiosas en la celebración de la Navidad siguen vivas. Es hermoso ver a las familias preparándose con entusiasmo en la presentación de pastorelas. Las tradicionales posadas aún continúan. A veces hasta nos llevamos al burro a la fiesta para subir a la muchacha que representará a la Virgen María. Las piñatas, los aguinaldos, los tamales. Decoramos nuestros "nacimientos" con figuritas, luces, musgo y heno. Todo esto nos trae muchos y buenos recuerdos.

Refleja un corazón sensible a la fe. Una fe sencilla y llena de amor. El niño Jesús todavía está en el nacimiento de nuestras casas y lo acogemos en el "pesebre" de nuestros corazones.

Lo importante es no pasar estas celebraciones acostumbrados por ser un año más. Es necesario que reflexionemos en el sentido de la venida de nuestro Salvador a este mundo. Si Él vino por amor, con ese mismo amor hay que recibirlo.

Dos mil años han pasado. Nadie lo recordaría en la historia, pero ese niño hoy es todo un acontecimiento. Está en la mente y en los corazones de millones de personas.

Nació en Belén, un pueblito de Judea; sigue naciendo en cada uno de nosotros. Vivió en Nazareth; hoy habita en casi todos los rincones de nuestro planeta. Ni siquiera fue reconocido como príncipe en sus tiempos; ahora lo veneramos como el Rey de reyes.

Es el Niño Jesús quien nos recuerda su amor naciendo nuevamente esta Navidad. Es Él quien vino. ¿Estamos celebrando su venida entre nosotros?

Recuerda el maravilloso misterio de amor y reza. Acoge a nuestro Rey que ha nacido en medio de la humildad. No sólo hay que contemplar cómo María, su madre, lo acuesta en el pesebre. Pídele con todo tu amor que te permita cargarlo en tus brazos y acógelo en tu corazón.

Ese niño ha venido al mundo por ti y por mí. Nos trae el amor y la salvación. ¿Cómo no lo vamos a acoger preparando nuestro pesebre? ¿Cómo no vamos a prepararle un lugar en nuestro corazón?





 

 





Compartir en Google+




Consultorios
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz S�¡nchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |