Menu


Almas Sacerdote
Recomendación de libro

Carta de Santa Teresita del Niño Jesús a su hermana


Por: Santa Teresita del Niño Jesús |



ALMAS
SACERDOTE

Jesús quiere la salvación de las almas
Santa Teresita del Niño Jesús. Carta 96 a su hermana Celina, 15 de octubre de 1889

[...] No hay más que Jesús, todo lo demás no existe... Amémosle, pues hasta la locura, salvémosle almas.

S, Celina, siento que Jesús nos pide a nosotras dos que apaguemos su sed dándole almas, sobre todo almas de sacerdotes. Siento que Jess quiere que yo te diga esto, porque nuestra misión es olvidarnos de nosotras mismas, anonadarnos..., ¡somos tan poca cosa...! Y no obstante, Jesús quiere que la salvación de las almas dependa de nuestros sacrificios y de nuestro amor. Él nos mendiga almas. ¡Comprendamos su mirada!, ¡son tan pocos los que saben comprenderla! Jesús nos concede la gracia insigne de instruirnos Él mismo, de revelarnos una luz escondida... Celina..., la vida ser corta, la eternidad sin fin... Hagamos de nuestra vida un sacrificio continuado, un martirio de amor, para consolar a Jesús. El no quiere más que una mirada, un suspiro, ¡pero una mirada y un suspiro que sean sólo para Él...! Que todos los instantes de nuestra vida sean sólo para Él. Que las criaturas sólo nos rocen al pasar...

Sólo tenemos que hacer una cosa durante la noche, la única noche de la vida, que no vendrá más que una vez: amar, amar a Jesús, con todas las fuerzas de nuestro corazón y salvarle almas para que sea amado... S, hacer amar a Jesús! Celina, ¡qué a gusto hablo contigo...! Es como si hablase con mi propia alma... Celina, me parece que a ti te lo puedo decir todo...





Compartir en Google+
También te puede interesar





Reportar anuncio inapropiado |