Menu


Lección 7: Música Sagrada del Romanticismo
Lección 7: Música Sagrada del Romanticismo

El hombre vuelve de nuevo los ojos a Dios, pero lo hará desde un enfoque individualista, un dios tal y como cada quien lo concibe


Por: Martín Jesús Pacheco Ochoa y Juan Pablo Pira Martínez | Fuente: Catholic.net



Condiciones sociales

Al finalizar el siglo XVIII hubo un enfrentamiento entre la tendencia Ilustrada RACIONALISTA y basada socialmente en la tolerancia y el progreso y el impulso Romántico sentimental e IDEALISTA que enarbolaba la Democracia como eje Social. Los Sociólogos dicen que éste enfrentamiento desembocó en la Revolución Francesa (1789-1793) a manera de derrocar a las ideas absolutistas racionalistas más que a la monarquía en si misma. Después de las llamadas "Guerras Napoleónicas" y durante la primera mitad del siglo XIX se extendió por Europa un ánimo peculiar que dio origen a la corriente Romántica de Occidente. Cosa curiosa, no fue un sistema de pensamiento o de ideas el que provoco en esta ocasión los cambios sociales en cuestión, sino un enfoque de la vida desde EL SENTIMIENTO.

Recordemos que en la época precedente la norma y la razón fueron las reglas del pensamiento rector de la sociedad. El Romanticismo establece una tesis que reacciona contra esa tendencia. El hombre se había olvidado de sentir entregándole a la razón su corazón, y ya era tiempo de que la sensibilidad y la imaginación tomaran el lugar que les correspondía. "Hubo un deseo nostálgico de evasión de la realidad, predominio de la melancolía y de sensibilidad refinada para el dolor..."

Esto condujo nada menos que al cultivo del YO y al sentimiento de la NATURALEZA. La sed de infinito revive con la sensibilidad. El hombre vuelve de nuevo los ojos a Dios, pero lo hará desde un enfoque individualista, un dios tal y como cada quien lo concibe, aunque nominalmente se apegue al Catolicismo o cualquier otra denominación, cayendo en el deísmo u otras veces en el llamado Panteísmo.

Políticamente, como consecuencia de la Revolución Francesa y las Invasiones Napoleónicas se produce un NACIONALISMO, y al mismo tiempo un INDIVIDUALISMO NACIONAL. Cada país se apegará y defenderá su personalidad cultural e histórica. Nuevamente los ideales de Libertad propiciaron un nuevo movimiento social, pero esta vez contra la tiranía Napoleónica. El Romanticismo se prolongaría hasta a principios del Siglo XX.


Música Romántica

El Romanticismo recupera la fe en el hombre y en la fraternidad humana. Se pugnará por la tolerancia en las decisiones individuales. Esto y todo lo dicho en los antecedentes permeará en el tejido social y desde luego en la obra y ánimo de los artistas. Alemania encarna todos estos ideales más que ningún otro país. De aquí que no debe extrañarnos que los grandes músicos de este periodo hayan sido alemanes.

Todo el arte, y en particular la música, serán necesariamente expresión de los sentimientos y necesidad comunicativa del artista, entendido como un yo individual y libre. La música será un DISCURSO SUBJETIVO con frecuencia vinculada a la literatura, intención diferente a la de la mera ornamentación de la música Vienesa.


Período que abarca

Como señalamos anteriormente, esta información es siempre un consenso entre los estudiosos, así que, apoyándonos en ellos diremos que el período abarca aproximadamente el siglo XIX y una prolongación llamada a veces Post romanticismo, que se extiende hasta las 3 primeras décadas del siglo XX.


Prevalencia de la Música Orquestal

La Estética del Romanticismo acepta el supuesto de que la música Orquestal es abstracta sin un significado fijo o si se quiere multisemántica, poniéndola como un arte por encima de cualquier actividad comunicativa. La música por tanto es capaz de captar la infinitud de la realidad. La música es un templo a través del cual el hombre se interna en el ámbito de lo divino, desligado de toda materialidad…“ La música consigue expresar más que cualquier otro arte, la interioridad del sentimiento objetivo a través del sonido.


Formas musicales del Romanticismo

Las formas musicales más de moda en el periodo romántico fueron: El Concierto, La Sinfonía, el Poema Sinfónico y otras denominaciones menores. Tanto el Concierto como la Sinfonía, conocidos de épocas anteriores, se siguen cultivando con nuevas características en cuanto a contenido y carácter.

  • Concierto para violín y orquesta, 1er movimiento, R Schumann

  • 5a Sinfonía, 1er movimiento, Beethoven

  • Así habló Zarathustra, Poema sinfónico, Richard Strauss


    Importancia del Piano

    Hay que destacar que en este periodo los compositores entronizaron al PIANO como su instrumento individual predilecto. Esto seguramente por la posibilidad de que con ese sólo instrumento pudiese expresarse el compositor a sus anchas, dado su carácter intimista, y la versatilidad de ser ejecutado sólo o como acompañamiento a otros instrumentos o a las voces. Escribieron para él numerosas obras que explotaron todas sus posibilidades. Esto también pidió la existencia de pianistas virtuosos que pudiesen ejecutar esas obras, las cuáles siguen siendo la cumbre de la técnica para todos aquellos que incursionan en el estudio del piano, y forman parte del repertorio típico de ese instrumento.

    Es también de notar que los llamados "Conciertos Públicos" tal y como los conocemos ahora nacen en esta época, sobre todo de los músicos llamados virtuosos de los que hemos hecho mención en las ultimas líneas.

  • La campanella, Paganini-Liszt

  • Fantasía Improptu, Chopin


    Principales músicos del Romanticismo

    Los compositores con frecuencia eran también virtuosos ejecutantes. Hubo quien trascendió más por una cosa que la otra. Mencionaremos los más importantes. Ludwig Van Beethoven, Franz Schubert, Robert Schumann, Félix Mendelssohn , Johannes Brahms, Niccolo Paganini Héctor Berlioz , Richard Wagner , Federico Chopin, Franz Liszt Antonin Dvorak , Peter I. Tchaikovsky, Richard Strauss , Giacomo Puccini , Rossini, Giusseppe Verdi.


    MÚSICA SAGRADA DEL ROMANTICISMO

    Nuevamente la producción de música sagrada decayó sensiblemente en el período. El carácter propio de la misma, que exige que el compositor ponga su genio al servicio de los textos litúrgicos o religiosos, estaba enfrentada con la noción estética ya descrita. La música sagrada ha de reflejar más el sensus eclesiae (sentir de la Iglesia) que el sentir individual del músico. Pocos compositores estaban al servicio de la Iglesia, y pocos eran los que actuaban por encargo. La mayoría componían obras religiosas por inspiración propia, queriendo aplicar sus propios conceptos musicales.

    Aun así la forma de música sacra mas cultivada fue la Misa. Y aunque hubo compositores muy fieles al mencionado sensus eclesiae, el pensamiento estético dejará sentir su influencia en ella y en el resto de la producción religiosa del Romanticismo. Tanto los avances y evolución de la Música Orquestal, como de la descollante ópera, especialmente del llamado Bel Canto, influirán poderosamente en la factura de la misma. La mayoría de los compositores incursionaron en la creación de misas y motetes, muchas veces lo hacían con una visión más moderna, conforme a la época. Entre ellos mencionaremos a Luigi Boccherini en París y Franz Schubert en Viena, quien continuó componiendo todavía con influencias del estilo de Haydn. Se le atribuyen 4 Misas “Brevis” y 2 “Solemnes”. Por otro lado, un ejemplo de la tendencia a la dramatización con componentes operísticos, lo tenemos en el Stabat Mater de Rossini, o el "Réquiem" de Giuseppe Verdi.

  • Kyrie, Misa en Mi bemol, Franz Schubert

  • Agnus Dei, Pequeña Misa Solemne, G Rossini

  • Del Stabat Mater, Cujus animam, G Rossini

  • Del Requiem, Liberame Domine (fragmento), Verdi


    Luego, Berlioz transformó la Iglesia en una sala de conciertos, con obras de la magnitud de su Réquiem y su Te Deum, “unas sinfonías dramáticas para orquesta y voces que recordaban más a los festivales musicales de la Revolución Francesa que a la tradición musical sacra”.

  • Del Requiem, (Tuba mirum) Berlioz

  • Del Te Deum, Judex Crederis, Berlioz


    Después fue Liszt quien invadió el templo del catolicismo con misas como la de la coronación del rey de Hungría y la Misa de Gran. Por su parte, Anton Bruckner compuso misas de inspiración y carácter sinfónicos, un Te Deum que unió la tradición y el fervor romántico.

  • De la Misa de Coronación del Rey de Hungría, Sanctus, Franz Liszt

  • Te Deum, Anton Bruckner


    El oratorio romántico

    Los oratorios deHaydn produjeron un entusiasmo que derivó en el fortalecimiento del gusto por esta forma musical, en especial en Inglaterra y Alemania. Pero el carácter romántico hizo su aportación al género. La característica principal de los oratorios del romanticismo fue el empleo del coro.

    Un ejemplo es “Cristo en el Monte de los Olivos” , compuesto por Beethoven, y “El Juicio Final” de Spohr.

  • Del Oratorio de "Jesús en el Monte de los Olivos", Aleluya, Beethoven

  • De "El juicio Universal", fragmento, Spohr (video doméstico)

    También los oratorios “Leyenda de Santa Isabel de Hungría” ,y “Christus” de Liszt, y “La infancia de Cristo” de Berlioz, “La Redención” de Gounod, el “Oratorio de Navidad” de Saint-Sáens o “Las Beatitudes” de Franck.

  • De "Leyenda de Santa Isabel de Hungría", fragmento, Franz Liszt

  • De “La infancia de Cristo”, Coro de Pastores, Berlioz

  • Del oratorio “San Francisco”, fragmento coral, Gounod

  • Del "Oratorio de Navidad", Domine, ego credidi, Saint Saens







  • Compartir en Google+




    Reportar anuncio inapropiado |