Menu


La Marcha por la Vida de París apoya la reforma del aborto en España
Valor de defender la vida. La Marcha estará precedida por una vigilia de oración por la vida, que tendrá lugar en la iglesia de San Francisco Javier, de París.


Por: María Martínez López | Fuente: Alfa y Omega




Este domingo París acoge, una vez más, la Marcha por la Vida. La edición de este año, a la que se espera que acudan decenas de miles de personas y también varias personalidades españolas, pretende ser un reconocimiento al cambio que supone en anteproyecto de reforma del aborto presentado en diciembre por el Gobierno de España.

Después de que los grupos pro-aborto franceses fueran los primeros de Europa en movilizarse contra la reforma del aborto en España, este fin de semana llega a París Una ola española. Este es el título de uno de los últimos comunicados de los organizadores de la Marcha por la Vida que se celebrará en París este domingo, por noveno año consecutivo. Bajo la misma foto que ilustra esta noticia, un fotomontaje en el que se ha sustituido la pancarta de cabecera de la Marcha de otro año por una que dice , el comunicado explica que la edición de este año quiere «rendir tributo al valor del Gobierno español, que no tiene miedo de sacudir el silencio que prevalece en las cuestiones del derecho a la vida de los niños no nacidos». En otro lugar, los organizadores animan a los manifestantes a lucir los colores de España: banderas rojigualdas, y también prendas de vestir rojas y amarillas.

El anteproyecto de ley presentado el pasado diciembre por el Gobierno de Mariano Rajoy -explica el comunicado- hará imposibles, en teoría, «los abortos de conveniencia y la mayoría de los abortos eugenésicos. Esta corriente vanguardista toma aliento en Europa», aseguran los organizadores, recordando el rechazo en el Parlamento Europeo, también en diciembre pasado, al Informe Estrela, que promovía la expansión del derecho al aborto y de la educación sexual en los colegios.

Fuerte presencia española

El comunicado informa de que en la Marcha estarán presentes el senador popular Luis Peral y Benigno Blanco, Presidente del Foro Español de la Familia. Se ha anunciado que acudirán también el Presidente y Vicepresidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Juan Antonio Reig Pla y don Fernando Herrera. Acudirán también los diputados del PP José Eugenio Azpiroz y Javier Puente; Alicia Latorre, Presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida, y Gádor Joya, portavoz de la plataforma Derecho a vivir.

En una entrevista sobre la Marcha, su organizadora, Cécile Edel, subraya que lo que demuestra la experiencia de España es que «manifestarse contra el aborto no es un combate perdido de entrada. Lo demuestra el cambio cultural en Europa», y cita también el caso de España, al relacionar la reforma de la ley con la gran movilización social en contra de la Ley Aído. «Confortados por el ejemplo español , los franceses tienen un papel clave que desempeñar en el apoyo a los diputados que se preparan para oponerse a la reforma que tenemos por delante».

Se refiere, por ejemplo, al proyecto de ley para la igualdad entre las mujeres y los hombres, que llegará al Parlamento francés el lunes siguiente. Entre sus disposiciones, se encuentra la voluntad de expandir el aborto, que pasa a considerarse un derecho. También penalizará el intentar disuadir a una mujer embarazada para que no aborte, o el no informarle explícitamente de la posibilidad de hacerlo; una medida que pretende poner en el punto de mira a las entidades provida.

Apoyo de los obispos

La Marcha por la Vida en París se celebra desde 2005, y ha pasado de reunir a apenas 5.000 personas en su primera edición, a cerca de 30.000 el año pasado. Son varios los obispos franceses que, en otras ediciones de la Marcha, han acudido personalmente o la han apoyado públicamente y han animado a sus diocesanos a participar en ella.

Este año, según los organizadores, está confirmada, de momento, la asistencia del cardenal Philippe Barbain, arzobispo de Lyon y Primado de las Galias, y de los obispos monseñor Jean Pierre Cattenoz, arzobispo de Avignon; monseñor Marc Aillet, obispo de Bayona, Lescar y Oloron, y monseñor Jacques Benoit-Gonin, obispo de Beauvais, Noyon et Senlis.

Monseñor Cattenoz escribe en un comunicado: «Sí, la vida es buena, siempre que no se daña, desfigura, algo que ya ocurre muy a menudo hoy en día. Debemos tener el valor de denunciar cualquier violación de la vida humana independientemente de la naturaleza o de los autores: la existencia del cuarto mundo sigue siendo un escándalo, la ampliación de la brecha Norte-Sur es inaceptable, el tsunami ideológico basado en el apodo de la teoría de género que está barriendo nuestro mundo es igualmente inadmisible, así como cualquier atentado contra la vida de un feto o de la creación de un llamado derecho a morir en dignidad».

2013, un año para el recuerdo

También monseñor Aillet ha escrito un largo comunicado sobre la Marcha además de anunciar su participación en ella. En él, subraya que esta Marcha puede ser particularmente significativa, después de un año que «quedará grabado en la memoria como el año de una movilización ciudadana sin precedentes sobre cuestiones relativas a la vida y la familia», después de las tres manifestaciones masivas de la Manif pour tous, en contra de la equiparación de las uniones homosexuales al matrimonio, y también después de que la Iniciativa Ciudadana Europa lograra recoger, en el país galo, cien mil firmas.

El responsable del grupo de trabajo sobre el aborto en la Conferencia Episcopal Francesa y obispo de Grenoble-Vienne, monseñor De Kérimel, ha mostrado su apoyo a la Marcha. También han hablado a favor de la manifestación monseñor Bernard Ginoux, obispo de Montauban, monseñor Olivier de Germany, obispo de Jaccio; monseñor Dominique Lebrun, y el obispo auxiliar de Lyon, monseñor Le Gal.

Este apoyo eclesial a la Marcha se manifiesta también en la decisión de acompañar la manifestación pública con la oración. Como ya ocurrió el año pasado, la Marcha estará precedida por una vigilia de oración por la vida, que tendrá lugar en la iglesia de San Francisco Javier, de París.

Iniciativas como la Vigilia recuerdan a Estados Unidos, que también comienza este fin de semana una gran movilización por la vida. De cara a su propia Marcha, que se celebra este jueves -aniversario de la Sentencia Roe vs. Wade, que liberalizaba el aborto-, este sábado comienza en todo el país una novena de oración por la vida, preparada por la Conferencia Episcopal.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |