Menu


Un experto alerta sobre el envejecimiento del Tercer mundo
No deja de sorprender a los que aún creen que el mundo está superpoblado que no sólo el primer mundo se está envejeciendo, sino también gran parte de tercero


Por: temas.cl | Fuente: temas.c



Escribe Nicholas Eberstadt en The Wall Street Journal (15-11-05) que la situación demográfica en buena parte del mundo en desarrollo se parece cada vez más a la del Primer mundo. La diferencia es que este envejecimiento lo deben afrontar estos países con unos recursos económicos menores. Se pregunta si esta situación puede enturbiar el crecimiento de la economía global.

No es la primera vez que alguien lanza la alarma, pero no deja de sorprender a los que aún creen que el mundo está superpoblado que no sólo el primer mundo se está envejeciendo, sino también gran parte de tercero.

Nicholas Eberstadt es un economista y politólogo vinculado al American Enterprise Institute (AEI), un think-tank de corte conservador al que también pertenece el teólogo católico Michael Novack y que tiene influencia en la política del presidente George Bush. También forma parte del AEI Newt Gingrich, que posibilitó en 1994 la mayoría republicana en la Cámara de los Representantes con su “Contrato con América” y su disposición a reducir los déficits reduciendo gastos.

El título del artículo no puede ser más claro “El Tsunami de la vejez” (“Old Age Tsunami”) y se centra en tres países que sufren el fenómeno de manera más acusada; China, Rusia y la India.

China

Por lo que hace a China, país que ha recibido millones de dólares para reducir su natalidad por métodos tanto voluntarios como coercitivos, señala que “entre el 2005 y el 2025, alrededor de dos tercios del crecimiento de la población total se concentrará en los que tienen más de 65 años, un grupo de población que se prevé que doble su tamaño hasta los 200 millones de personas”. Y lo que es más significativo: “para entonces, la edad media puede ser superior a la americana”. Sin embargo, “el nivel de PIB per cápita chino no es mucho más de una décima parte del americano”.

Por lo que, ¿quién pagará el retiro de los chinos de edad de jubilación? “No será a través del sistema público de pensiones, que cubre menos de una quinta parte de la población trabajadora y que tiene unos pasivos no cubiertos que exceden el PIB actual del país”.

Queda la ayuda dentro de la familia, pero como el articulista señala “mientras que en los primeros noventa una mujer china de 60 años tenía cinco hijos en 2025 la mujer de esta edad tendrá menos de dos”. A esto hay que añadir que en la tradición china son los hijos varones en los que recae la obligación de cuidar de sus padres. “En el 2025 un tercio de las mujeres chinas a punto de jubilarse no tendrán ningún hijo varón”
Por lo que los mayores tendrán que valerse por si mismos, continuando trabajando, pero lo tendrán que hacer en trabajos en los que se necesita fuerza física, porque los mejores empleos se los llevará la población joven, más formada.

India

En términos generales, la población india no será tan vieja como la china. “Tendrá una media de edad de poco más de treinta años en el 2025”. Pero esto es una media, porque hay dos Indias totalmente distintas. “Un norte que permanecerá joven en los próximos veinte años, y un sur que ya hoy se envejece a gran velocidad debido a la baja fecundidad”.

“Hay niveles de fecundidad por debajo del nivel de reemplazo en ciudades como Nueva Delhi, Bombay, Calcuta, Madras...entre otras” “Aún más insólito es que esto también sucede en muchas partes de la India rural, especialmente en el sur”. En sitios como Kerala, Tamil Nadu y Karnataka, la media de edad se acercará a un nivel comparable a la Europa de los últimos ochenta. Alrededor de un nueve por ciento tendrá sesenta y cinco años o más. La diferencia con el primer mundo vuelve a ser que en el caso de la India sus niveles de renta son mucho menores a los de Europa de entonces. (500 dólares año en Kerala y Tamil Nadu frente a 6.000-8.000 dólares).

Bangalore, centro de la economía de las Tecnologías de la Información, es un ejemplo de crecimiento alto que se verá limitado por la falta de mano de obra cualificada. Por otra parte, otras partes de India tendrán abundancia de mano de obra pero muy poco cualificada.

Rusia

Aquí el problema es de un orden algo distinto. “Las vulnerabilidades de Rusia se centran menos en el tamaño de la población anciana y más en la vulnerabilidad de la población trabajadora que debe pagarla”. La esperanza de vida es hoy menor que cuarenta años atrás, y el crecimiento de la mortalidad se concentra en los que están en edad de trabajar. Comenta que “para los rusos de entre treinta y sesenta años, las tasas de mortalidad han aumentado un cuarenta y cinco por ciento desde 1970” La Oficina del censo norteamericana estima que la esperanza de vida de la población masculina será menor que la de los hombres indios hasta el 2025 y más allá.

Como conclusión apunta a un posible incremento global del coste del crédito por una escasez de ahorro futura (que contrasta con la gran liquidez actual): “la coincidencia de un envejecimiento poblacional en los países desarrollados y en importantes partes del mundo en desarrollo suscita la cuestión de su impacto global. Los mercados de capitales globales son eficientes en la asignación de los recursos a países con potencial de crecimiento, así como a empresas y proyectos, pero la disponibilidad de capital afecta a su coste y de esta forma a la rentabilidad de las inversiones a nivel mundial.”

Por último: “¿Tendrá el envejecimiento del tercer mundo efectos no previstos de contagio al conjunto del planeta?. La respuesta no está clara aún, pero nunca es demasiado pronto para empezar a planteárselo”





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |