Menu


Holanda y Bégica: si el sufrimento aflige a los padres se mata al niño
Bélgica y Países Bajos planean permitir la eutanasia para niños para aliviar el “sufrimiento de sus padres”


Por: Tim Stanley | Fuente: Telegraph Blogs



Los hermanos Verbessem optaron por la eutanasia después de que empezaron a quedarse ciegos. De todas las preguntas sociales/morales que nos planteamos, la eutanasia es una de las más resistentes a alcanzar una conclusión. Por un lado, a nadie le gusta pensar en dejar sufrir a un paciente. Como individuos tenemos un derecho a controlar nuestra propia forma de vivir y, por esa lógica, nuestra propia forma de morir. Por otro lado, existe una preocupación de que al legalizar la eutanasia se aliente una cultura de la muerte. Tristemente, las noticias que vienen de Bélgica y de los Países Bajos confirman los peores temores de los críticos.

Bélgica adoptó la eutanasia en el 2002, un año después que los Países Bajos, y sus leyes fueron diseñadas para ayudar a adultos acribillados por un “insoportable sufrimiento físico o mental”. Hoy, aproximadamente el uno por ciento de todas las muertes en Bélgica son por eutanasia, y los fundamentos por los que es realizada se van volviéndose más y más laxos. Recientemente, dos hermanos sordos optaron por morir después de que empezaran a quedarse ciegos. Ellos eran jóvenes y su condición no era terminal. Ellos no podían soportar el pensamiento de vivir solos y en la oscuridad, algo completamente comprensible, pero el caso tuerce el espíritu de la ley original.

Ahora Bélgica está sopensando algunos cambios. Uno permitiría a pacientes diagnosticados con Alzheimer y otras enfermedades que llevan a la demencia firmar un acuerdo autorizando a un médico que los deje morir cuando las condiciones entren en una fase avanzada – aunque ellos parezcan perfectamente felices y físicamente estables. Otra reforma es permitir asímismo a los belgas menores de 18 años elegir la eutanasia. Esto significa que niños que no pueden conducir, casarse, votar o beber alcohol serán considerados como suficientemente competentes para decidir si pueden o no morir.

En los Países Bajos se torna más preocupante. Desde el 2005, los holandeses permiten a los médicos practicar la eutanasia en menores de edad siempre que actúen de acuerdo con un conjunto de estrictas directrices médicas -22 bebés con espina bífida han recibido inyecciones letales. Pero ahora la Real Asociación Médica Holandesa (KNMG) .está aconsejando que se establezca una nueva evaluación para aplicar la eutanasia al recién nacido: si su sufrimiento aflige a los padres En un reciente documento normativo, la KNMG plantea que una inyección letal podría ser apropiada si “el período de agonía y muerte persiste y la inevitable muerte se prolonga, a pesar de la buena preparación, y eso causa severo sufrimiento a los padres.”

La propuesta podría sonar razonable para algunos, después de todo el bebé es su hijo y ya se está muriendo. Pero es ciertamente preocupante establecer el fundamento para la eutanasia en el estado emocional de un tercero. Esto es justificar la muerte no por calmar el sufrimiento del paciente, sino para calmar el sufrimiento de los que están alrededor. Es otro descenso en la pendiente resbaladiza para hacer la eutanasia mucho más común y fácil de obtener que lo que incluso muchos de sus partidarios desearían que fuera.

Esto es por lo que las sociedades tienen que tomar una postura – en la ley y la cultura – contra la eutanasia. Sin esa postura, sin un compromiso para actuar siempre en defensa de la vida, abrimos un espacio dentro del cual los abusos potenciales se vuelven reales y la extensión de excepciones a las reglas es potencialmente interminable. En Bélgica y en los Países Bajos, todo lo que los críticos advirtieron está empezando a hacerse realidad.


 

¿Tienes dudas? visita los consultorios de la comunidad Sexualidad y Bioética aquí
Si quieres recibir artículos interesantes directamente en tu correo electrónico sucríbete aquí

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |