Menu


Proponen crear depósitos para dejar a hijos no deseados
Buscan frenar el abandono de bebés en la vía pública y tener, en cambio, un lugar “digno y seguro” para entregarlos.


Por: Leticia Robles De La Rosa Y Marina Núñez Luna | Fuente: Yo Influyo



Buscan frenar el abandono de bebés en la vía pública y tener, en cambio, un lugar “digno y seguro” para entregarlos.

La senadora panista Teresa Ortuño propuso la creación de “casas puente”, un modelo similar al “buzón para bebés” o “babybox” que existe en Europa, con el fin de frenar el constante abandono de recién nacidos en las calles de todo el país, por embarazos no deseados.

Estas “casas puente” funcionarían como depósitos de niños no deseados por sus madres, quienes serían aceptados sin preguntar absolutamente nada a sus progenitores. El gobierno, planteó Ortuño, se comprometería a agilizar la expedición de su acta de nacimiento para reconocerlo como mexicano y a facilitar su adopción. Según la propuesta de la senadora, estas casas serían responsabilidad del DIF.

Según el planteamiento, las mujeres que dejan a sus niños en estos espacios tendrían cuatro semanas contadas a partir del día de la entrega para arrepentirse y recuperar al menor, luego de una prueba de ADN que demuestre que es su hijo.

“Se entiende por ‘casa puente’ el lugar establecido por la autoridad correspondiente para recibir de manera segura, profesional y digna, recién nacidos expósitos, de hasta cuatro semanas de nacidos, a fin de brindarles la custodia, protección y cuidado de manera temporal, en tanto son enviados a las casas de asistencia, públicas o privadas, en espera de ser adoptados. Las ‘casas puente’ deberán garantizar en todo momento el anonimato y confidencialidad”, define la propuesta.

Al presentar su iniciativa, Ortuño explicó que los “buzones de bebés” son incubadoras especialmente diseñadas e instaladas en lugares públicos, a los que se puede acceder con seguridad y anonimato; tienen un botón que avisa a las autoridades de la existencia de un bebé.

La propuesta de Ortuño es que primero se modifique el Código Penal para sancionar con más severidad a las mujeres u hombres que abandonan a los niños en la calle, al considerarla como una acción de lesiones o muerte premeditada.

Precisa que en los casos de registro de niños o niñas de padres desconocidos, en los que exista consentimiento implícito en el acto de entregar al expósito en “casas puente”, se hará en un plazo de tres días contados a partir del siguiente en que venció el plazo para que su progenitora hubiese solicitado su devolución.

También establece que el Estado asume la custodia del menor dejando al expósito en condiciones legales de adopción, para lo cual la institución responsable deberá solicitar al juez de Registro Civil en la entidad, levante el acta de nacimiento dentro de los tres días siguientes al día en que se haga cargo de la protección correspondiente del menor.

“Se entiende que existe consentimiento tácito por parte de la madre biológica de otorgar la adopción, por el hecho de haber transcurrido el término establecido en este Código, sin que la progenitora hubiese solicitado la recuperación del expósito, previamente entregado de manera anónima ante alguna ‘casa puente’”, detalla.

Además, deja en claro que la patria potestad se pierde sin necesidad de resolución judicial, con el simple acto de hacer del conocimiento del Ministerio Público, por parte del Sistema Nacional de Desarrollo Integral de la Familia, el hecho de haber recibido en la “casa puente”, a niña o niño no mayor a las cuatro semanas de nacido, cuya voluntad de la progenitora que realizó la acción de entrega lleva implícito su consentimiento tácito. Al transcurrir cuatro semanas para la recuperación del pequeño, la tutela se asume en favor del Estado.
entregas y te vas.

Un sistema similar al de las “casas depósito” propuestas por la senadora panista Teresa Ortuño opera ya en algunos países de Europa.

Se les conoce como “babybox” o “buzón para bebés”, y pueden ser localizados en ciudades de Alemania, Bélgica, Suiza, Austria y República Checa.

Comúnmente, se trata de cajas metálicas empotradas a la pared, similares en dimensión y forma a un horno casero.
Su interior está acondicionado como incubadora y en el exterior puede existir una campana o timbre que suena un minuto después de que el pequeño ha sido depositado en el “buzón”.

Este es el tiempo que la madre tiene para huir del lugar.

Al menos en Alemania, la instalación de estos sistemas no ha provocado hasta ahora un boom de abandonos, pero tampoco ha frenado que los pequeños sean dejados en botes de basura, parques o plazas públicas.

En el Distrito Federal, la Procuraduría General de Justicia cuenta con un albergue temporal al cual son llevados los recién nacidos abandonados en la calle.

Asimismo, se atiende a menores en situación de conflicto, daño o peligro, ya sea porque sufren algún tipo de agresión sexual o de maltrato físico y/o psicológico; o porque sus padres se encuentran inmersos en una separación o divorcio complicado o están siendo investigados o juzgados.

Preguntas o comentarios al autor





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |