Menu


La SCJN presenta el "Protocolo de actuación en casos de orientación sexual o identidad de género"
Este documento es un resultado más de años de trabajo en la SCJN por parte de grupos de activistas contrarios a las instituciones naturales del matrimonio y la familia, o sea, a favor de la tan de moda ideología de género


Por: Leticia Glez. Luna. Presidente. Voz Pública A. C. | Fuente: Voz Pública A.C.



Es un asunto escandaloso, algo más con lo que la SCJN busca manipular la vida de los mexicanos y que servirá como referencia en otras naciones del mundo si no nos decidimos a defender a la familia humana como Dios manda.

¿A qué me refiero? Al “Protocolo de actuación para quienes imparten justicia en casos que involucren la orientación sexual o la identidad de género”, un documento que presentó el pasado 18 de agosto la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Esto es algo que todo México debería saber. ¿Para qué? Para que se entere de que viola sus derechos más elementales como es el derecho a tener una familia estable donde nacer, crecer y morir como corresponde a nuestra dignidad personal.

Este documento de 143 páginas es un resultado más de años de trabajo en la SCJN por parte de grupos de activistas, como Enoé Uranga, contrarios a las instituciones naturales del matrimonio y la familia, o sea, a favor de la tan de moda ideología de género.

¿Sabías que hace unos meses se publicó un Protocolo para juzgar con perspectiva de género? ¿Ya se puso usted a pensar en la trascendencia de esto justo ahora cuando entidades federativas ´redefinieron´ el matrimonio desvirtuándolo?

¿Ya se dio cuenta de lo que ésto representa por ejemplo en términos de seguridad social cuando su práctica elimina la protección especial que debe el Estado al matrimonio y la familia para darles seguridad y estabilidad? ¿Cómo va ser la célula básica del tejido social, cómo va a cumplir con sus deberes, cómo no se va a resquebrajar si se debilita la fuerza de los lazos sanguíneos con dichos protocolos?

Este protocolo redefine, en términos legales, conceptos como sexo, género, identidad de género, expresión de género y orientación sexual. Puede consultarlo y descargarlo en PDF a través de la página de la SCJN.

Equipara al matrimonio, como igualmente válidas, a cualquier tipo de relación sexual dándoles los mismos beneficios a pesar de que no tienen ni pueden tener los mismos deberes. La comunidad lgtbi – lésbico, gey, trasvesti, trasgénero, transexual, intersexual…- es libre de vivir como quiera pero no es justo que imponga criterios ideológicos a través de la SCJN con unos ´protocolos´ que confunden a la justicia.

La SCJN señala que cualquier identidad de género, concuerde o no con el sexo ´asignado al nacer´- como si fuera cuestión de asignación y no constitutivo de la persona - es válida, que los matrimonios entre personas del mismo sexo pactados en lugares como la Ciudad de México tienen que ser reconocidos por el resto de los estados. Afirma que excluir a las parejas del mismo sexo del matrimonio viola el derecho a la ´no discriminación´ y a la ´protección de la familia´. ¡Hágame el favor!

Ignora de esta forma lo que dice la ciencia en los manuales de trastornos mentales acerca de esta problemática; esta ciega ante la pandemia de ETS que está diezmando a la comunidad lgtbi.

Parece que la SCJN no solo quiere acabar de diezmar a esta comunidad sino a la sociedad en general porque considerar discriminatoria la debida protección al matrimonio y a la familia natural establecida en los instrumentos internacionales y nacionales, es promover su desintegración y la descomposición social.

Esto que le acabo de decir no lo estoy inventando; viene por escrito en este protocolo con un montón de ejemplos y herramientas para intentar manipular a nuestros jueces para que resten importancia a la verdadera protección y certeza que requieren la familia, los esposos, los padres y los niños.

¿Cómo se traduce esto en la vida cotidiana? En una larga lista de situaciones que van desde el supuesto derecho a que los niños escojan su identidad personal sexual hasta la ´cuotas´ obligatorias de ´género´ – de los géneros LGTBI - en el trabajo.

No, y ni le cuento cómo aplica esto en los casos de menores de edad que han sido víctimas a causa de esta problemática y que ya no lo serán, o para ver a los hijos como un derecho envés del derecho de los hijos a contar con sus padres biológicos para que los cuiden y atiendan, o ante el derecho a la salud sin engaños, o frente a algo tan aparentemente sencillo como poder ir a un baño público solo para hombres o solo para mujeres.

Este protocolo representa otro retroceso de la SCJN por violar los derechos de las personas a través de violar los derechos de las instituciones naturales del matrimonio y la familia cuya naturaleza debería proteger. Quien tenga oídos para oír que oiga…





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |