Menu


Los Doce Pasos
Este programa está abierto a cualquier familiar de un niño/a abortado o a cualquiera que ha estado involucrado en un aborto


Por: Vida Humana Internacional | Fuente: vidahumana.org



Sobrevivientes del Aborto Anónimos (SAA)

Estos doce pasos están basados en los doce pasos de Alcohólicos Anónimos (Alcoholics Anonymous, AA), una confraternidad que desde 1939 ha ayudado a muchos alcohólicos a superar su comportamiento adictivo. Seguiendo estos pasos, compartiéndolos con otros en reuniones, y manteniendo el contacto con un patrocinador (un compañero, miembro de la SAA), el sobreviviente podrá ir pasando de su condición psicológica negativa a la serenidad.

Este programa está abierto a cualquier familiar de un niño/a abortado o a cualquiera que ha estado involucrado en un aborto y que haya quedado afectado por él.

1) Aceptar una de las siguientes proposiciones:

(a) Admitimos que nuestro aborto constituyó una perdida, un dolor y una experiencia de muerte, y que ya no tenemos control sobre nuestras vidas.

b) Admitimos que nuestro aborto fue una experiencia de muerte, y que solos y por nuestro medios únicamente, no tenemos el poder para curar el daño que nuestro aborto ha causado en nuestras vidas.

2) Pensamos que sólo un Poder más grande que nosotros podrá restablecer nuestra integridad y sanarnos.

3) Por ello, hemos decidido, llenos de confianza, entregar nuestra voluntad y nuestras vidas a la misericordia de Dios.

4) Y para que Dios sane nuestras vidas, hemos buscado sin miedo en nuestro pasado y hemos hecho una biografía moral moral de nosotros mismos, relacionándola con nuestra experiencia del aborto.

(a) Puede ser útil primero escribir un ensayo relatando en detalle el proceso de la decisión, el día del procedimiento del aborto, etc. antes de hacer dicha biografía.

(b) Después hacer la biografía examinando los otros aspectos de la vida (morales, emocionales o psicológicos) que se han hecho imposibles de manejar.

5) Hemos admitido ante Dios y ante otro ser humano, la naturaleza específica de nuestros pecados.

6) Estamos totalmente preparados para que Dios pueda sanar todos estos defectos de nuestra personalidad.

7) Humildemente hemos pedido a Dios que supla todas nuestras deficiencias.

8) Hemos hecho una lista de todas las personas a las que hemos dañado, y nos hemos hecho el propósito reparar el daño hecho a todas ellas.

9) Hemos reparado directamente por el daño ocasionado a dichas personas (siempre que sea posible), excepto cuando el hacerlo los dañaría a ellos o a otros. A continuación escríbale una carta al bebito abortado, o utilice algún otro método para recordarlo tal como darle un nombre, imaginárselo, hacerle un regalo, ofrecerle una misa.

10) Continuamos profundizando en nuestra biografía personal y cuando nos advertimos que hemos cometido una equivocación pedimos perdón rápidamente y tratamos de repararla.

11) Buscamos, a través de la oración y la meditación, mejorar nuestro contacto consciente con Dios, para conocer su voluntad para con nosotros y para tener el valor de llevarla a cabo.

12) Depués de haber seguido estos pasos y de despertar espiritualmente a una nueva vida, hemos tratado de practicar estos principios en todos nuestros asuntos, y de llevar este mensaje a los otros, para hacerles saber que el aborto es una pérdida, un dolor y una experiencia de muerte. Sólo ayudando a los otros, podremos ayudarnos anosotros mismos.

Fuente: Tomado del boletín "Sorrow´s Reward" (El Premio del dolor), publicado por Human Life International, Otoño de 1989.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |