Menu


Líder de la ONU ignora al Consejo de Seguridad para instar a las naciones a abortar bebés de la guerra
Consejo de Seguridad ha rechazado que la ONU ofrezca el aborto a mujeres violadas en guerra


Por: Susan Yoshihara, Ph.D. | Fuente: https://c-fam.org/



El Secretario General de la ONU dijo a las naciones que deben ofrecer el aborto a las mujeres violadas en los campos de refugiados de Siria, Irak y Sudán, aun cuando el Consejo de Seguridad (su superior) ha rechazado repetidas veces esta idea.

El secretario general Ban ki-Moon sostuvo que su declaración está «en línea con» una resolución del Consejo de Seguridad aprobada el año pasado que no menciona el aborto. De hecho, el Consejo rechazó expresamente la propuesta de Francia de incluirlo. Ban ki-Moon llegó al extremo de decir que la resolución, junto con otra emitida previamente en 2013, representaba «destacables logros» a «nivel normativo».

Los comentarios tuvieron lugar en un informe de avances que el Secretario General debe presentar regularmente al Consejo, en el que mantiene un registro de los avances efectuados en el programa de «mujeres, paz y seguridad» que este aprobó en el año 2000. Dos tercios de las 47 resoluciones elaboradas por el Consejo el año pasado mencionan el programa, mayormente en lo que respecta a la violencia sexual y al énfasis en poner fin a la impunidad.

Los comentarios del Secretario General forman parte de la actual disputa entre las naciones y la burocracia de la ONU sobre el modo más apropiado de acabar con las violaciones y la violencia sexual en épocas de conflicto. Al igual que el trabajo del Consejo, las principales iniciativas políticas de los últimos años han hecho hincapié en poner fin a la impunidad de los autores de delitos y en indemnizaciones para los sobrevivientes de la violencia. Todas ellas excluyeron el aborto. El personal de la ONU, no obstante, ha promovido una agenda feminista que considera la deconstrucción de las relaciones sociales tradicionales y el derecho al aborto como medidas necesarias para acabar con la discriminación y la violencia.

El informe del Secretario General menciona como «directriz fiable» una recomendación reciente del Comité sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, el cual promueve el derecho al aborto en situaciones de conflicto sin importar las leyes locales. Pero el comité carece de autoridad para interpretar el tratado de formas que crean nuevas obligaciones para las naciones. Estas últimas han rechazado sistemáticamente la postura del comité de que el derecho al aborto forma parte del tratado.



Asimismo, Ban ki-Moon citó un comentario no vinculante del comité de la CEDAW cuando publicó una polémica nota orientativa para los Estados Miembros de la ONU en junio, en la que les dijo que liberalizaran sus leyes de aborto para garantizar la «no repetición» de la violación. La nota no explicaba cómo al eliminarse la protección jurídica de los niños por nacer se detendría la violencia sexual o se ofrecería indemnización a las víctimas.

El último informe de ki-Moon es aun más osado que la nota que publicó en junio. Insta a «todos los actores a apoyar el mejoramiento en el acceso a los servicios integrales de salud sexual y reproductiva en entornos afectados por conflictos. Esto debe incluir… la interrupción el embarazo para las sobrevivientes de violaciones relacionadas con conflictos».

El informe sostiene que el Fondo de Población de la ONU estuvo en 28 áreas afectadas por la guerra el año pasado y que ofreció «servicios de salud sexual y reproductiva» a 67000 refugiadas sirias en Jordania. Aunque el informe no especifica qué servicios se brindaron, el Fondo de Población de la ONU incluyó en el pasado artículos y servicios relacionados con el aborto.

Más de 50 millones de personas fueron desplazadas por la fuerza en 2013 y más de la mitad de los refugiados del mundo proceden de Afganistán, Somalia y la República Árabe Siria.

El informe del Secretario General busca «sugerir recomendaciones para someterlas a consideración» del Consejo, de Estados Miembros de la ONU y de organizaciones regionales. Fue compilado con aportes de agencias de las Naciones Unidas, algunos estados miembros y oficinas locales de la ONU.



Traducido por Luciana María Palazzo de Castellano





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |