Menu


Presentación de la Virgen en el templo
... con extremada gracia y alegría, sin que nadie la llevase de la mano, subió por sí hasta lo alto


Por: Varios | Fuente: www.funjdiaz.net / artehistoria.jcyl.es



 
 
"... con extremada gracia y alegría, sin que nadie la llevase de la mano, subió por sí hasta lo alto, con admiración de todos los que estaban presentes, que contemplaban absortos la belleza y gracia de la niña".

Con esta frase, Croiset recoge la tradición de que la Virgen, al ser presentada en el templo y colocada en el primer peldaño de los quince que tenía la escalera.
 
 
 
 
Presentación de la Virgen en el templo. Murillo. Colección privada
 
Foto:

 

En la producción de Murillo durante la última década de su vida destaca la Presentación de la Virgen en el templo. El maestro sevillano emplea una amplia arquitectura con la que enmarca a los personajes que forman parte del cortejo, situando a la pequeña María en el centro de la escena, acompañada por santa Ana y san Joaquín que la animan con su mirada y sus gestos a subir las escaleras. En primer término encontramos un mendigo que dirige su mirada al espectador, sirviendo como nexo de unión. Otro personaje ubicado en la derecha centra también la composición que se organiza a través de diagonales que se cruzan en la figura principal. El sacerdote y sus diáconos esperan a Maria a la puerta del templo, destacando el gesto de recibimiento del primero, abriendo los brazos.

La técnica de la obra presenta una pincelada rápida y abocetada, creando a través de la luz una admirable sensación atmosférica, especialmente en las figuras del fondo. Las tonalidades verdes, azules y amarillas de los mantos contrastan con los pardos y sienas del resto del conjunto. El resultado es una obra de gran belleza en la que Murillo se presenta como un pintor absolutamente barroco. (ArteHistoria)

Origen de la Fiesta

La Iglesia quiso honrar en esta fiesta el voto que la Virgen hizo de estar a servicio del templo desde que la presentaron sus padres, Joaquín y Ana, en Jerusalén. Aunque parece que se celebraba desde el siglo IX en Oriente, no es hasta el siglo XVI cuando se establece de forma definitiva en Occidente, en tiempos de Sixto V. Previamente se había celebrado, a semejanza de como se hacía entre los griegos de Oriente, gracias a la noticia que había dado de ello Felipe de Maicieres, un caballero francés que había desarrollado labores diplomáticas en el reino de Chipre y que llevó la noticia a la corte de Avignon donde estaba entonces el Papa. (Almanaque Popular)

21 noviembre, la Presentación de la Virgen:

http://es.catholic.net/op/articulos/32108/la-presentacin-de-nuestra-seora-al-templo.html
 

 



 

 
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |