Menu


El Niño Jesús de don Josemaría
Relatos biográficos

Entre los tesoros del real monasterio de Santa Isabel de Madrid, se guarda esta imagen del Niño Jesús


Por: www.sanjosemaria.es | Fuente: www.sanjosemaria.es



Entre los tesoros del real monasterio de Santa Isabel de Madrid, se guarda esta imagen del Niño Jesús, tallada en madera en el siglo XVII. Las Agustinas Recoletas conservan muy viva la memoria de san Josemaría, aquel joven sacerdote, que fue su capellán desde 1931 y posteriormente rector del Patronato a partir de 1934.

“Al salir de la clausura, en la portería, -escribe san Josemaría en sus Apuntes íntimos- me han enseñado un Niño, que era un Sol. ¡No he visto Jesús más guapo! Encantador: lo desnudaron: está con los bracitos cruzados sobre el pecho y los ojos entreabiertos. Hermoso: me lo he comido a besos y... de buena gana lo hubiera robado”.

Con frecuencia les pedía la imagen para llevársela a su casa. Está ligada a muchos recuerdos íntimos de su vida interior, a favores y gracias extraordinarias. Las monjas lo llaman aún hoy «el Niño de don Josemaría».

Mons. Álvaro del Portillo, en el libro Entrevista sobre el Fundador del Opus Dei, relata que la Madre Carmen de San José “recuerda haber visto muchas veces, cuando el Niño estaba en la sacristía de la iglesia durante el tiempo de Navidad, cómo don Josemaría le hablaba, le cantaba, le mecía, como si se tratase de un niño de verdad”.

“El Niño Jesús: ¡cómo me ha entrado esta devoción, -escribe- desde que vi al grandísimo Ladrón, que mis monjas guardan en la portería de su clausura! Jesús-niño, Jesús-adolescente: me gusta verte así, Señor, porque... me atrevo a más. Me gusta verte chiquitín, como desamparado, para hacerme la ilusión de que me necesitas”.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |