Menu


El Beato de Saint-Sever, códice del siglo XI
Se trata del primer Beato plenamente románico y también el único que conocemos creado fuera de España


Por: Redacción Catholic.net | Fuente: www.europapress.es/castilla-y-leon



El manuscrito ha llegado hasta nuestros días con las armas del Cardenal de Sourdis, arzobispo de Burdeos en el siglo XVI. Esta circunstancia hace pensar que le fue entregado antes del saqueo de Saint Sever por los hugonotes en 1569. En el siglo XIX, después de haber estado durante un periodo indeterminado en la Biblioteca de Saint Germain des Prés, pasó a la Biblioteca Imperial, actualmente Biblioteca Nacional de París, donde se conserva en muy buen estado.

Se trata de una obra realmente excepcional desde el punto de vista de la miniatura altomedieval española, aunque no hay duda que se trata de la copia de un manuscrito español y que su autor principal era también español. Se trata del primer Beato plenamente románico, y también el único que conocemos creado fuera de España.

Pero aún más atípico resulta al compararlo con los manuscritos franceses de la época. Al hecho de ser el único caso en que en Francia se copia un libro español de tanta trascendencia, respetando su estructura y contenido, se añade la particularidad de que, aunque su estilo es comparable al de algunos manuscritos ilustrados en el sur de Francia a fines del siglo XI, su gran número de miniaturas le diferencia de todos ellos, que no pasaban de una veintena de páginas iluminadas.

Igualmente, es interesante a destacar que el texto del Beato de Saint Sever--que incluye los Comentarios al Apocalipsis de Beato de Liébana y los del Libro de Daniel de San Jerónimo--, corresponde a la primera versión textual, la que se considera fechada en el año 776, según la clasificación aceptada por los expertos.

El 'Beato de San Severo' es un códice del siglo XI escrito con letra carolina que debió de ser copiado en Francia para Gregorio de Montaner, abad de Saint Sever de 1028 a 1072, un religioso de origen español.



La Biblioteca Nacional de París guarda hoy este códice pintado por el español Stephanus Garsia. El arte de su iluminador es excelente y está a caballo entre el mozarabismo y el arte europeo, como puede observarse en el espléndido laberinto, enmarcado por unas grecas que recuerdan la escritura cúfica, y rodeado por una orla en la que aparecen adornos con entrelazos similares, entre los que se mueven aves y cuadrúpedos

El códice se compone de 292 folios de pergamino, cuyas dimensiones son: 365 x 280 mms. La mayor parte se encuentra en letra visigótica y el resto en letra carolina a dos columnas de 35 líneas por página. Consta de 108 miniaturas, de las que 84 son historiadas, 73 de página completa y 5 de doble página. Un total de 14 miniaturas del original desparecieron.

Copia de los Comentarios al Apocalipsis realizada a mediados del siglo XI en algún scriptorium francés de la zona de Pirineos, dedicada, según consta en el 'exlibris' de la primera página, a Gregorio de Muntaner, abad de Saint Sever, y firmado en una columna de las 'Genealogías' por Stephanus Garsia, nombre que corresponde a un monje español.

Además de este copista e iluminador principal, los expertos han reconocido al menos otros tres autores que, según parece, trabajaron repartiéndose los folios de un original que no se ha podido identificar. Se considera como muy probable que su origen fuera el scriptorium de la propia abadía de Saint Sever ya que la imagen de su iglesia y, a su lado, la del palacio ducal de Gascuña, aparecen en la zona de Vasconia de su Mapamundi, uno de los más completos y más interesantes de todos los beatos conservados.

Imagen: Beato de Saint-Sever. El Bien venciendo al Mal







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |