Menu


Aborto: ¿vida o muerte? Latino América Provida
Para muchos la noticia de estar esperando un hijo representa un anhelo soñado, para otros...


Por: Abraham Soto | Fuente: http://catolicosconaccion.com/



Para muchos la noticia de estar esperando un hijo representa un anhelo soñado, para otros tener un hijo no es lo más conveniente ya sea por decisión personal, estado de salud, presión social o de ánimo.

Son las 4 de la tarde y Roxana -nombre ficticio- no para de llorar. Ha salido embarazada y su pareja le ha dicho que a ella la quería, pero sola, sin hijos y sin nadie más. Incluso Él no sabía si la quería para toda la vida.

Roxana es una mujer de 23 años, tiene toda una vida por delante. Hace un año salió de la Universidad. Se autodenomina “religiosa de domingos”; va a la Iglesia cuando tiene tiempo y se dedica a salir a fiestas, a compartir con su pareja y disfrutar de la vida.

Pedro -nombre ficticio-, su pareja, con quien tiene 1 año de ser novios le ha dicho que la única solución a su problema es abortar. “Lo busqué en Google y ahí dice que abortar es fácil, no te preocupes además ni tiene vida todavía, sólo es un feto”, le dijo a Roxana mientras ella se sumió en una profunda tristeza pues esperaba que su novio recibiera con alegría la noticia.

—–



Son las 11 de la mañana y el Dr. Rodrigo Simán, médico pediatra salvadoreño, aún no llega a su consultorio. Lo espera una pareja de esposos con un bebé de 1 año de nacimiento. Mientras esperan en la recepción, juegan con su hijo frente al árbol de navidad que en la parte inferior tiene un pequeño nacimiento.

El Dr. Simán llega a las 11:30 de la mañana y les pide a sus pacientes que esperen 10 minutos, mientras responde algunas preguntas sobre el aborto.

Bajo la idea de Pedro, quien asegura que el feto no tiene vida, el Dr. Simán responde:

“La vida inicia desde el momento de la concepción. Cuando uno estudia medicina estudia la embriología médica y ves cómo se va formando el embrión desde el primer momento de la concepción y cómo poco a poco empieza a latir el corazón y a moverse el bebé o el feto”.

Simán, quien hace algunos años dirigía la clínica de niños con SIDA del Hospital Benjamín Bloom, asegura que desde el momento de la concepción el feto es un ser humano que va desarrollándose. Rememora, además, que hasta el año de 1998 en El Salvador estaba permitido realizar tres tipos de aborto: terapéutico, eugenésico y ético.



——

Si aún viviéramos en la época en la que en El Salvador se permitían tres tipos de aborto, posiblemente Pedro estaría más tranquilo pues sólo tendría que ingeniárselas para ver en cuál de los tres tipos de abortos permitidos incluyera a su novia.

Por la noche de ese mismo día en que Pedro ofreció a Roxana que abortara, Ella buscó en Google más información sobre el tema del aborto aunque ella asegura que había algo en su interior que le decía que el aborto no era la mejor solución a su situación.

Buscando en Internet encontró el caso de Beatriz y las denominadas “17”.

El primer caso es de una mujer de 22 años que padecía lupus y en su vientre formaba a un bebé que sufría de anencefalia, es decir que no tenía cerebro. Roxana tuvo sentimientos encontrados al leer que tanto la Iglesia Católica, partidos políticos y diversos sectores de la sociedad no apoyaron a Beatriz.

“¡Beatriz puedes ser tú, Beatriz puedo ser yo!” eran las frases que conmocionaban a Roxana, quien parecía estar apegándose a la idea de abortar.

Organizaciones como Amnistía Internacional y Human Rights Watch junto a movimientos feministas salvadoreños, apoyaron a Beatriz en su intención de que se le permitiera abortar. Para ello presentaron un recurso de amparo ante la Corte Suprema de Justicia de El Salvador para que se le practicara un aborto terapéutico. La Corte Suprema de Justicia rechazó dicho amparo.

——–

¿Casos como el de Beatriz representarían la aprobación del aborto en El Salvador?

Nuevamente el Dr. Rodrigo Simán, con un tono seguro y determinantemente, opina sobre el aborto y califica el caso de Beatriz como “un caso inexistente”.

“Partimos que son dos vidas humanas, pero la vida del bebé necesita de la de la madre. Si la madre muere, muere el bebé. Lo que tú haces en el caso de una enfermedad de la madre es adelantar el parto, tratando de salvar las dos vidas”.

———-

El Dr. José Miguel Fortín, Director del Instituto de Medicina Legal, brindó declaraciones ante los medios de comunicación afirmando que “se ha estado manipulando a la muchacha (Beatriz) desde el principio y se están diciendo cosas que no son verdad y que Medicina Legal no puede acompañar”.

En tono fuerte y con un semblante serio añadió que “no es cierto lo que le han dicho, no es cierto que esté en riesgo inminente, no es cierto que vaya a mejorar si se le saca al niño y no es cierto que El Salvador es un estado talibán”.

Pero para las organizaciones feministas y pro aborto con la resolución de la Corte Suprema de Justicia “El Salvador incumplió sus obligaciones internacionales por no respetar los derechos humanos de Beatriz, al no permitirle el acceso a un aborto terapéutico oportuno, en virtud de la prohibición y penalización absoluta del aborto”.

En uno de los medios digitales más importantes del país, Roxana encontró que los movimientos pro aborto exigían a gritos que “se repare integralmente el daño sufrido por Beatriz, y se ordene al Estado salvadoreño la modificación de su normativa interna para garantizar plenamente a las mujeres, entre otros derechos, el derecho a la salud, a la integridad personal, los derechos reproductivos y el derecho a una tutela judicial efectiva”.

Todas estas declaraciones confundían a Roxana. Entonces ¿Abortar es matar? ¿El caso de Beatriz es mentira? ¿Es justo o injusto abortar? Las cinco noches siguientes Roxana se veía deprimida, en su trabajo ya no rendía como antes y sus amigas empezaron a notar que algo estaba pasando en ella.

Doña María, una mujer de 65 años de edad y madre de Roxana, se levanta todas las mañanas desde las 4:30 de la mañana y enciende una estación de radio católica que todos los días a esa misma hora inicia programación con música y oraciones.

Los ruegos de doña María son siempre que no les falte el sustento diario, que a su hija le vaya bien con su novio y que tenga mucha prosperidad en su trabajo. Los años avanzan y para doña María tener un nieto es un anhelo grande.

Los días libres en el trabajo de Roxana son los martes. Ese mismo día a partir de las 4:00 p.m. se transmite el programa de la Fundación Si a la Vida, una institución salvadoreña que trabaja en la difusión de valores y en la defensa de la vida, la cual ha logrado salvar a más de 5,200 bebés desde su fundación. Este grupo de mujeres y hombres liderado por Julia Regina de Cardenal, presidenta de la Fundación, y bajo el apoyo del sacerdote franciscano Hilario Contrán, fundador, lograron la modificación del artículo 1 de la Constitución de la República en cuanto a que se “reconoce como persona humana a todo ser humano desde el instante de la concepción”.

-¡Mamá!-, se escuchó a través de la radio. Era el jingle de inicio del programa que tiene la voz de un niño que expresa ¡Mamá!

En ese momento las lágrimas corrieron por su rostro. Roxana no pudo contenerse y le contó a su mamá todo lo que estaba sucediendo. Doña María no lo podría creer, jamás se imaginó que Pedro fuera capaz de querer “asesinar” a su nieto.

Roxana no había querido comentarle a su mamá por temor a ser rechazada. Su mamá es una mujer muy devota, asiste a Misa todos los días y siempre escucha emisoras de radio religiosas. Debido a ello pensó que su mamá se decepcionaría de ella por lo sucedido.

——-

Tanto jóvenes como adultos tienen posiciones encontradas, para unos aprobar el aborto es urgente en El Salvador, para otros es inmoral pedir que se apague la vida de un ser indefenso.

Para el joven salvadoreño Fernando Bautista, una mujer que queda embarazada tiene un milagro de Dios, ya que es un ser humano desde el momento de la concepción y debe protegérsele la vida.

“Yo creo que la ley debe proteger tres cosas, solamente tres cosas. La vida, la libertad y la propiedad privada. Si vos sos un ser humano ya sea desde la concepción hasta tu muerte natural, la ley debe protegerte esas tres cosas”.

Por su parte Marcela Villatoro, no ve el aborto como la salida más efectiva para quienes han quedado embarazadas fuera de su matrimonio. Villatoro está convencida que el pilar fundamental dentro de la Constitución es la vida.

Ambos creen que dar en adopción a su hijo – para quienes no quieran criar a su hijo al nacer – es una opción válida ya que no puede quitársele la vida a ningún ser humano.

En defensa de la vida aparece también el Dr. Luis Fernández Cuervo, un médico de profesión y famoso columnista dedicado a la difusión de los valores familiares, quien asegura que “en cada aborto muere un ser humano y más exactamente el hijo de una mujer embarazada”.

“Los médicos no somos verdugos. Por lo tanto ante una mujer que duda o quiere abortar, ni cabe la acusación, ni el maltrato, ni desentenderse del problema. Hay que escuchar, comprender, aconsejar y ayudar”.

———

Roxana gracias al apoyo de su madre decidió no abortar. Ahora su hijo tiene ya un año, para ambas es una bendición contar con su vida. Les ha venido a alegrar su mundo.

“Milagrosamente”, según lo califica doña María, Pedro cambió de parecer. Al principio dijo que Él no iba a hacerse cargo de ese niño, pero cuando supo que ya había nacido fue al hospital y cuando vio a Roxana junto a su hijo no pudo contenerse y les pidió perdón. Ahora viven juntos como una familia.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |