Menu


“No nos pueden imponer sus creencias”, debería ser más bien nuestro lema en el tema del aborto
Entrevista a Carlos Polo Samaniego, director de la oficina para América Latina del Population Research Institute (Instituto de Investigación en Población)


Por: Jorge Enrique Mújica | Fuente: Catholic.net



Han dicho que es la organización pro vida más efectiva en el mundo. Con su incansable trabajo han disminuido la tasa de abortos a nivel mundial y han logrado que más de 500 millones de dólares no vayan a parar a fondos para el control de la población. Su lucha se extiende al mundo entero y sus reportes e investigaciones son, hoy por hoy, fuentes necesarias para conocer las maquinaciones de los promotores de la cultura de la muerte.

Catholic.net. Lima, Perú, 13 de junio de 2009. Entrevista a Carlos Polo Samaniego, director de la oficina para América Latina del Population Research Institute (Instituto de Investigación en Población).

---Jorge Enrique Mújica: El Population Research Institute (PRI) es una de las organizaciones más efectivas en la causa por la vida. ¿Cómo nació esta obra al servicio del hombre y cuáles son sus cometidos principales?

--Carlos Polo: PRI fue fundada en 1989 por el Padre Paul Marx y Steven W. Mosher fue nombrado Presidente del PRI en 1995. Hemos ocupado un “nicho” dentro del movimiento internacional a favor de la vida y nuestra característica ha sido siempre pasar a la ofensiva contra la industria del aborto y del control natal. En ese “nicho” creemos tener un liderazgo y con él creemos que ayudamos al resto de valiosísimas iniciativas a favor de las mujeres y de los niños por nacer en el mundo.

PRI se enfocó desde sus inicios en disipar el mito de la “sobrepoblación” que no es más que un miedo infundado del éxito que ha tenido la raza humana por sobre su entorno y sus propios límites. Luego, lo que sin duda ha sido el servicio más reconocido del PRI a nivel mundial, ha sido denunciar los abusos a los derechos humanos en los programas de "planificación familiar". Steve Mosher fue quien dio a conocer al mundo los horrores cometidos por la política de un solo hijo del gobierno chino con abortos y esterilizaciones forzados. Otras investigaciones de la misma envergadura hicieron posible que Estados Unidos y otras fuentes de financiamiento del control natal y aborto retiren más de 500 millones de dólares a estos mercaderes de la muerte, así como crear legislación para prevenir estos abusos.

---Jorge Enrique Mújica: Una de las primeras medidas que tomó Barack Obama al llegar a la presidencia de Estados Unidos fue la derogación de la así llamada Ley Ciudad de México, además de destinar fondos a la experimentación con embriones. El Population Research Institute fue una de las organizaciones que habían contribuido decididamente a que estas medidas estuvieran vetadas. ¿Hay algo que hacer todavía o, en este campo, la batalla está perdida? ¿Qué efectos tiene la decisión del presidente estadounidense?

--Carlos Polo: Ninguna batalla está totalmente perdida. Una de los puntos más enfáticos que difunde PRI es tener un espíritu ganador. Por supuesto que esto es absolutamente claro para quien lo analiza desde la fe. Sin embargo, también comparten este optimismo aquellos que han analizado la historia de movimientos ideológicos o políticos contrarios a la dignidad humana. Tomando como ejemplo los regímenes marxistas o nazis nadie podría decir que no fueron poderosos en su momento: cambiaron leyes, sociedades y economías enteras, pero finalmente cayeron en sus propias contradicciones.

Derogar la Ley de Ciudad de México es dar dinero para que algunas organizaciones se dediquen a matar niños por nacer en otras sociedades. Experimentar con seres humanos, tarde o temprano también le pasará la factura a Obama y a quienes lo sucedan en esa línea. Y todos ellos serán recordados por la historia con una mayor objetividad que la que ahora tenemos, con unos medios de comunicación que rinden pleitesía al poder.

---Jorge Enrique Mújica: En distintos países la ampliación de plazos para abortar legalmente está a la orden del día. Dígase lo mismo para la distribución de píldoras abortivas. Las trabas a médicos y farmaceutas que por motivos de conciencia se oponen a practicar abortos o vender abortivos es una realidad. ¿Hay una acción conjunta con otros organismos internacionales vinculados al Population Research Institute para revertir todo esto? ¿Cuáles son y qué iniciativas impulsan?

--Carlos Polo: Como decía al principio PRI es una organización de muchas iniciativas del movimiento internacional a favor de la vida. No somos los únicos ni los representantes de este movimiento. Por supuesto nos ha tocado liderar algunas acciones dentro del “nicho” al que nos hemos abocado.

En el último Encuentro Mundial de Familias realizado en México, D.F., a comienzos del presente año, Steve Mosher hizo un ofrecimiento a todas las organizaciones pro familia que quieran enfrentar los desafíos que mencionan. Todos estos desafíos se han multiplicado y se han sofisticado, tienen un fuerte componente político. Este ofrecimiento consiste en capacitar profesionales en una metodología que hemos denominado “análisis de escenarios”. Este no es otra cosa que una aproximación multidisciplinaria e innovadora a situaciones críticas como un proyecto de ley, una acción judicial o la discusión de una política pública. Hoy día uno necesita mucha experticia y metodología especializada para enfrentarlas. Steve Mosher invitó a recibir nuestra ayuda que podría empezar por un curso de “análisis de escenarios”.

---Jorge Enrique Mújica: Hace poco se hicieron públicos los resultados de una encuesta realizada por Gallup en Estados Unidos. Por primera vez desde 1995, los pro vida son mayoría. Otras encuestas en Latinoamérica y Europa van en direcciones semejantes. Sin embargo, es muy común toparse con personas que afirman que nunca abortarían pero que no pueden imponer sus convicciones a los demás. Por otra parte, es de sobra conocida la patraña que usan los asesinos del nonato al relacionar la fe con la causa por la vida. “No nos pueden imponer sus creencias”, arguyen. ¿Qué opina al respecto?

--Carlos Polo: Los resultados de la encuesta que cita son fruto de un trabajo de muchas organizaciones en la parte educativa y cultural. Eso es muy bueno y sumamente necesario. Una mayor conciencia sobre el respeto por los niños por nacer es un signo de los tiempos. Pero resulta que muchas veces las leyes son escritas por un puñado de personas con poder y muy frecuentemente sin ningún debate público. ¿Cómo hacer para que los que escriben las leyes respeten esta creencia mayoritaria? Existe un lobby pro aborto que conoce muy bien estos caminos y trabaja en medios para hacernos creer lo contrario. En Colombia salieron a las calles más de un millón de personas a protestar contra el aborto (manifestación pública nunca antes vista en ese país) y 5 jueces de la Corte Constitucional lo legalizaron con argumentos falsos y desinformación.

“No nos pueden imponer sus creencias”, debería ser más bien nuestro lema. De hecho, no lo están haciendo. La campaña abortista repitió antes de la legalización que habían más de 400,000 abortos todos los años en Colombia. Luego de 3 años de legalizado el aborto en Colombia solamente han podido realizar 271 abortos legales a pesar de tener todo el aparato publicitario y operativo del Estado colombiano.

---Jorge Enrique Mújica: En 2001 el Population Research Institute fue una de las primeras organizaciones que denunció el vínculo entre la política china del hijo único y el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas. ¿Sigue siendo una realidad?

--Carlos Polo: Este año hemos enviado un nuevo equipo de investigación de campo a China. Y las cosas no han variado. Desde el 2001 al 2008, nuestras investigaciones comprobaron la involucración de UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas) en la política que incluye abortos forzados, abortos tardíos de tercer trimestre y miles de otros abusos como esterilizaciones forzadas o multas inimaginables u otras sanciones para quienes tienen un segundo hijo “fuera de la ley”. La evidencia es la misma y los hallazgos son los mismos. Pronto estaremos reportando públicamente los resultados de este trabajo de campo.

Lo único que ha cambiado es el presidente de Estados Unidos y que la política actual norteamericana es financiar el aborto como método de control natal.

---Jorge Enrique Mújica: La causa por la vida ofrece no pocas adversidades diarias por vencer, seguramente incluso más de alguna amenaza pues para los que se benefician del negocio del aborto están en juego no pocos millones de dólares…

--Carlos Polo: ¿Qué trabajo no tiene dificultades? ¿Insultos? ¿Amenazas? Sí, varias veces. Todas ellas confirmación de que soy incómodo para esta gente equivocada. Al Padre Paul Marx lo llamaron enemigo público número 1 de Planned Parenthood y yo todavía estoy muy lejos de eso.

---Jorge Enrique Mújica: Personalmente, ¿qué le mueve a usted a trabajar por el ser humano y por la vida?

--Carlos Polo: Después de reflexionar y trabajar en PRI, no tengo dudas que Dios me llamó a realizar este trabajo. Ser instrumento para hacer presente al Señor de la Vida en las mentes y corazones de mis hermanos los hombres en un tiempo donde la industria del aborto y el control natal pretende eclipsar a Dios. Obviamente lo hago ahora con la ayuda de mi esposa y teniendo en mente dejarles a mis hijos un mundo mejor. Y todo eso no hubiera sido posible sin las enseñanzas y ejemplo de mis compañeros del PRI y del movimiento a favor de la vida.

Comentarios al autor:[email protected]





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |