Menu


¿Diferentes categorías de personas?
Breve descripción de como la despenalización del aborto es una política eugenésica reprobable


Por: El Informador | Fuente: elinformador.com



Por lo visto los magistrados de la Suprema Corte de Justicia del País han encontrado la solución a uno de los principales problemas de nuestra bella patria.

Si hay demasiados mexicanos pobres o que no pueden trabajar (o hacen que el panorama no se vea tan bonito), ¿por qué no crear una categoría de individuos sub humanos, personas cuya vida NO es protegida por las leyes y que por lo tanto pueden ser eliminadas?

En su fallo sobre la "Ley Robles", la SCJN no habla expresamente - y tal vez tampoco de manera consciente - de este tema. Pero si reconoce que hay personas cuya dignidad no vale nada y que por lo tanto pueden ser asesinadas sin castigo legal, ¿no están así creando categorías de personas: aquellos que no puedo matar y aquellos que sí?

Muchos de ustedes se acordarán del famoso caso de la "Ley Robles". En sus últimos días al frente del Gobierno de la Ciudad de México, la perredista Rosario Robles presentó una iniciativa para despenalizar el aborto eugenésico (cuando el bebé presenta alguna malformación - podría nacer con Síndrome Down).

La Asamblea Legislativa del DF, en ese por ejemplo,y que de momento controlada por el PRD, aprobó la iniciativa. Posteriormente, legisladores del PAN solicitaron a la SCJN determinar la inconstitucionalidad de esta ley.

Hace unos días, en un hecho histórico, la SCJN decretó de manera unánime que existe vida humana desde la concepción. Sin embargo, posteriormente anunció que en lo que se refiere al aborto eugenésico, por decisión de 7 votos contra 4, se considera constitucional la "Ley Robles".

¿Cómo es eso?

Lo interesante está en el razonamiento detrás de esta decisión. Y es que si la SCJN determinó que el embrión NO se considera una persona, (contradiciéndose con su anterior declaración)

¿por qué permitir nada más el aborto en los casos de personas que nacerán con alguna discapacidad? Es decir, ¿cuál es entonces la justificación para detenernos ahí? Si concluyeron que el "producto" no tiene el mismo valor que una persona, entonces en cualquier caso debiera ser legal "deshacernos" de él, al fin y al cabo no es necesario proteger algo que no es una vida.
Pero si se detuvieron ahí significa algo. Significa que nuestros magistrados reconocieron que en el embrión hay una nueva vida, lo que nos lleva a pensar que la decisión es mucho más perversa. Significa que consideraron que sí, que ahí hay una persona, pero una persona quien por sus características individuales no amerita recibir la protección de la ley.

Y así tenemos la nueva clasificación de los seres humanos: los completitos, que tienen todos sus miembros y que son inteligentes; y a los que le falta alguna de estas características.

Los primeros tienen calidad A, los segundos, B.

O sea, estos últimos son desechables: si me estorban me puedo deshacer de ellos.

Por eso, si el bebé no cumple los estándares que le pide la modernidad a los seres humanos... bye, bye.

REFLEXIONANDO

Un legislador del PRD, Dione Anguiano, declaró que una de las finalidades de su partido era precisamente legalizar el aborto bajo cualquier circunstancia. (AP, 30 de enero del 2002).

El ministro Juan Díaz Romero sostuvo que la disposición impuganda "lejos de adoptar los principios humanísticos emanados de la Constitución, propicia la muerte del producto de la concepción, pues al despenalizar esta acción la favorece".

En Mérida, Yucatán, se encuentra la primera clínica en el país que abiertamente ofrece servicios abortivos. (Angeles Cruz, La Jornada,
07-07-2000).

APLAUSO

Aplaudimos a los ministros Juan Díaz Romero, Guillermo Ortiz Mayagoitia, Sergio Salvador Aguirre y José Vicente Aguinaco Alemán, al considerar inconstitucional la ley Robles por atentar contra el derecho a la vida.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |