Menu


Obispos mexicanos por TV: "Sin el don de la vida, no es posible ejercer otro derecho"
Como ciudadanos, confiamos en que los señores ministros cumplirán su labor con responsabilidad. Esperamos que su decisión esté orientada por la justicia, el derecho, la verdad y el bien común


Por: Conferencia del Episcopado Mexicano | Fuente: ACI





MÉXICO D.F., 25 Ago. 08 / 05:04 pm (ACI).- El Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Mons. Carlos Aguiar Retes, apareció en televisión de señal abierta para emitir un mensaje a favor de la vida, mientras la Suprema Corte de Justicia de la Nación decide la inconstitucionalidad de la despenalización del aborto en el DF.

A nombre de todos los obispos del país, Mons. Aguiar Retes se presentó en el canal 2 de Televisa teniendo como fondo a la Virgen de Guadalupe, al Papa y la bandera de México, para recordar que "la defensa de un ser humano recién concebido debe acompañarse de la defensa de la dignidad de la mujer, respetar el derecho a la vida se encuentra en la base de la auténtica democracia y del verdadero estado de derecho".

El también Obispo de Texcoco destacó "entre los desafíos que enfrentamos los mexicanos", "el respeto a la vida humana desde la concepción y hasta la muerte natural" y recordó que "sin el don de la vida, toda oportunidad se extingue".

Mons. Aguiar precisó que "la dignidad humana no depende de la cultura, raza, sexo, convicciones políticas, creencias religiosas, desarrollo de las capacidades intelectuales o edad de la persona. Todo ser humano posee la misma dignidad y merece el mismo respeto en sus derechos fundamentales".

"Ninguna situación, por excepcional que sea, justifica que alguien lastime la dignidad de las personas, en especial de las más vulnerables, las marginadas o indefensas.

La defensa valerosa de un recién concebido, debe estar acompañada de la defensa, igualmente decidida, de la dignidad de la mujer que vive un embarazo inesperado", precisó.

En este sentido, pidió a todos, como sociedad, "trabajar para que ninguna mujer se sienta condenada, rechazada, sola o abandonada al encontrarse en esa situación. Es un deber humano atender solidariamente, a la mujer que lleva un hijo en su vientre.

De este acompañamiento depende, en buena medida, que el aborto no sea la opción a escoger".

"Hoy, más que nunca, garantizar el derecho a la vida y de manera igual para todos, es un deber de cuyo cumplimiento depende el futuro de la humanidad", agregó.

Mons. Aguiar señaló que "cuando en una sociedad se debate la despenalización del aborto, lo que en el fondo se discute es el futuro de una nación. Reconocer y respetar el derecho a la vida, se encuentra en la base de la auténtica democracia y del verdadero Estado de Derecho".

Asimismo, manifestó la confianza de los obispos en las instituciones de la República y consideró como histórica "la misión que hoy tiene la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al analizar las leyes que despenalizan el aborto en el Distrito Federal".

"Como ciudadanos, confiamos en que los señores ministros cumplirán su labor con responsabilidad. Esperamos que su decisión esté orientada por la justicia, el derecho, la verdad y el bien común", agregó.

Finalmente, sostuvo que "el derecho de una persona, no debe prevalecer sobre el derecho de otra. La defensa y promoción de la vida, es responsabilidad de todos.

En consecuencia, corresponde ahora trabajar decididamente por una cultura de la vida que a nadie excluya. El derecho a la vida y su respeto absoluto, debe ser la base de nuestra democracia".





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |