Menu



Señal de la cruz

¿En qué momento nosotros nombramos a la Santísima Trinidad?
Nos santiguamos y persignamos con gran cuidado y devoción, pensando en la Cruz, en que Jesús murió en la Cruz por nosotros, y pensando en Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.


Por: Catholic.net | Fuente: Catholic.net



Cuando hacemos la Señal de la Cruz.  En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

 

22.    ¿Cómo creen que debemos santiguarnos?  ¿A la ligera?  ¿Por salir del paso?  ¿Haciendo cualquier garabato en nuestra cara?

Debemos santiguarnos con mucha reverencia, porque estamos llamando al mismo Dios y es un acto de gran significación y de gran contenido.  Estamos invocando a la Santísima Trinidad.  Estamos recordando este misterio tan grande, que es tan grande como grande e infinito es Dios. 

Invocamos a la Santísima Trinidad con las palabras que decimos:  En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. 



23.    Pero ¿qué gesto hacemos?  ¿Qué señal marcamos sobre nuestra cara y nuestro pecho?

Es una Cruz.  Entonces también estamos recordando que Jesús, que en el Jordán cargó con los pecados del mundo, después murió en la Cruz por nosotros, para salvarnos.

Al santiguarnos, entonces, estamos llamando a Dios y recordando que Jesús murió por nosotros en la Cruz.

24.    Ahora vamos a persignarnos y santiguarnos: 
         + Por la señal de la Santa Cruz
         + de nuestro enemigos
         + líbranos Señor, Dios nuestro
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.  Amén.

25.    ¿Qué significa lo que decimos al persignarnos?  ¿Se han fijado alguna vez?  ¿Quiénes son nuestros enemigos?  ¿Los ladrones?  ¿A qué enemigos se refiere esta oración tan importante?



A los enemigos de Dios, que son enemigos nuestros.  A los enemigos de nuestra alma.  ¿Quién es el principal Enemigo de nuestra alma?

El Demonio y los demonios.  Esos son nuestros enemigos. 

Más adelante, en otras clases, vamos a ver cómo el Demonio y nuestros enemigos quieren que nos separemos de Dios. 

Hoy aprendemos que la Señal de la Cruz, el persignarnos y el santiguarnos, tiene un gran poder de rechazar al Demonio y de salvarnos en tentaciones y peligros para nuestra alma.

Memorizar:  Cita y texto Mateo 28, 19-20
 “Vayan, pues y hagan de todos los pueblos mis discípulos.  Bautícenlos en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo y enséñenles a cumplir todo lo que les he enseñado a ustedes”  Mt. 28, 19-20. 

26.    ¿A qué artículos del Credo nos hemos referido hoy?

Creo en Dios Padre Todopoderoso

Creo en Jesucristo su Único Hijo, nuestro Señor

Creo en el Espíritu Santo

ORACION
Nos santiguamos y persignamos
con gran cuidado y devoción,

pensando en la Cruz,
en que Jesús murió en la Cruz
por nosotros,

y pensando en Dios Padre,
Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

Recomendamos:

¿Cómo se hace la señal de la cruz?: ¿Cómo se debe hacer la señal de la cruz correctamente y cómo darle un sentido especial en cada momento?

¿Para qué hacer la señal de la cruz?: Cuando hacemos la señal de la cruz, estamos diciendo: que Dios Padre Creador esté conmigo.

¿Para qué hacer la señal de la cruz y cuándo hacerla?

La Cruz y el persignarse





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!