Menu


La mujer tiene derecho a decidir
Para tener derecho a decidir se requiere primero que te den derecho a vivir6


Por: Fernando Sánchez Argomedo y Rosa Martha Abascal | Fuente: Yo Influyo



Hace tres meses un óvulo de Lupita fue fecundado por un espermatozoide y comenzó la vida de María. María vivió con intensidad sus primeros y únicos 3 meses de vida. De forma injusta e intempestiva, le fue arrebatada la vida ¿Quién le preguntó si quería vivir o no? En su corta vida no tuvo la oportunidad de decidir ni siquiera una vez.

María iba a ser alta, morena, de ojos verdes, se iba a parecer a su mamá aunque con la nariz de su papá, había heredado de su abuelo la propensión a la diabetes y de su abuela el temperamento sanguíneo, pero nadie lo supo aunque ya estaba definido al momento en que el espermatozoide y el óvulo de la madre, comenzaron (ya como una sóla célula) a subdividirse.

Para tener derecho a decidir se requiere primero que te den derecho a vivir. Muchas mujeres, como María, hoy se ven privadas de la oportunidad de decidir cual será su proyecto de vida y su aporte a este mundo.

Se dice de la justicia social que es un conjunto de principios y normas consideradas razonables, comprende objetivos colectivos que deben ser defendidos y sostenidos para describir un estándar de justicia legítimo (esto es, deben estar de acuerdo con la naturaleza humana). Estos principios pretenden dar la oportunidad a todos los seres humanos, (en este caso a las mujeres mexicanas) para desarrollar sus potencialidades y de esta forma ser felices.

Pero, ¿qué pasó con María? el Estado simplemente no la tomó en cuenta. Al no ser considerada ciudadana, ni siquiera se le respetó la oportunidad de que se hiciera justicia al haberle arrebatado la vida. Con ello, de forma injusta, se minaron todas sus oportunidades de desarrollar sus potencialidades y de alcanzar su felicidad.

Miles de mujeres viven el caso de María, que junto con su madre Lupita han sido víctimas de la desinformación y de la promulgación de leyes que desconocen el derecho más elementales de cualquier ser humano: el derecho a la vida.

Para María y para su Madre el “derecho a decidir sobre su propio cuerpo” y la “justicia social” son meros slogans, pues a la hora de enfrentar el drama de la muerte en una clínica clandestina o en un quirófano del Seguro Social, la libertad y la justicia fueron completamente atropellados

Lo que la ley debe defender es la verdadera justicia social y el verdadero derecho a decidir de todos los seres humanos. María ya no tuvo la oportunidad pero miles de mujeres se encuentran en este momento en una encrucijada y son los asambleístas del DF y legisladores de todo el país quienes tienen en sus manos la oportunidad de hacer leyes de primer mundo para mexicanos de primera.

Pretender intervenir en el destino de miles de mujeres que no tendrán derecho a decidir, como el caso de María que ni siquiera contó con la protección del Estado que no ha sido capaz ni de acabar ni atacar a las clínicas clandestinas. ¿Por qué las protegen? ¿Será que hay fuertes intereses económicos? ¿Será que las quieren convertir en legales junto con el aborto?.

María después de 3 meses de haber sido concebida, fue asesinada a sangre fría y sin miramientos. Ni siquiera sus restos tuvieron digna sepultura.

En el fondo este tipo de hechos parten de una gran ignorancia. Una demostración de esta enorme ignorancia, es la de no reconocer que María había realizado una gran hazaña al haberse allegado de la alimentación que la hizo crecer de forma clara y veloz durante 3 meses. Desafortunadamente para muchas personas que se niegan a ver la realidad, el ser humano (en este caso María) no puede ser considerado persona porque no se puede defender. Muchos le quitan la categoría de ser humano, retrocediendo a las épocas en las que los primeros pobladores de estas tierras americanas eran llamados "naturales" y se dudaba de que fueran humanos.

Lupita, la madre de María, no sabía y no entendía lo que hacía, se dejó llevar por el falso slogan de "decidir sobre su propio cuerpo" . Nadie le dijo que en realidad estaría no solo decidiendo sobre su propio cuerpo, sino que además estaría decidiendo sobre el cuerpecito indefenso de María, su hija.

¿Realmente la Madre de María tenía la necesidad imperiosa de deshacerse de ella? ¿Realmente la madre de María quería exponer su organismo y el de María a una operación quierúrgica sangrienta? ¿Sabía la madre de María que hay un camino en la que ambas podrían haberse desarrollado libremente y con todos sus derechos para vivir una vida plena y feliz? ¿Sabía la Madre de María que hay miles de padres y madres deseosos de tomar en sus brazos y adoptar a una niña como María? ¿Le habría dado la oportunidad si la hubiera conocido?... ¿Dónde quedó la libre decisión sobre su propio cuerpo si no conocía todas las opciones y consecuencias?

Los números no mienten, la eliminación de una vida (la del hijo/a) y el riesgo en la vida de una mujer (la madre) tienen consecuencias evidentes.

Por un lado, la legalización del aborto no conduce necesariamente a una disminución en las tasas de incidencia. En 1973 la Corte Suprema de los Estados Unidos legalizó el aborto en todo el país. Diez años después la cifra de abortos había crecido en un 112%. Para 1990 era 2.3 veces mayor, alcanzando un pico de 1.5 millones de abortos anuales (2). 1.5 millones de niños como María, a los cuales les fue negado el derecho a desarrollarse en libertad y ser felices.

Se dice que legalizando el aborto, la mortalidad de mujeres disminuye. Sin embargo en España, un informe reciente del Instituto de Política Familiar señala que el aborto es la primera causa de mortalidad en dicho país, por encima del cáncer y de los accidentes (3). Es decir, no solo se le privó de la vida a un nuevo ser humano sino a la madre de este. Dos muertes, dos asesinatos impunes… ¿y la justicia?

No existe el aborto legal y seguro. Según datos de la ONU, cada año mueren 68.000 mujeres debido a abortos en todo el mundo, y casi la mitad muere en la India, que tiene una de las legislaciones más amplias al respecto con abortos “legales y seguros”. Allí, cada año mueren 27,200 mujeres (más sus 27,200 bebés) a causa del aborto (4). Un total de 54,400 seres humanos muertos en un año a causa del aborto, esto sin tomar en cuenta a los bebés de las mujeres que abortaron y no murieron.

Las madres que sobreviven a un aborto vivirán con secuelas toda su vida, ya sea físicas, psicológicas o psiquiátricas. Hemorragias, desgarramientos, perforación del útero, plancenta previa, cáncer de seno, Síndrome Post Aborto (depresión, culpa, pesadillas, transtornos sexuales y conductuales), propensión al uso de drogas, consumo de alcohol, aumento en el riesgo de suicidio, según investigaciones realizadas por serios grupos de investigación integrados por gineco obstetras europeos (12) ¿habrá sabido esto la madre de María? Y si no lo supo, ¿decidió libremente?.

En México durante el 2003, se registraron 1,334 defunciones lo cual representó el 0.63% de los decesos totales de mujeres por causas vinculadas al proceso del parto, sin embargo, solo el 6.4% de las muertes, está relacionada con el aborto espontáneo ( aquel que ocurre de forma natural 50%) y con el aborto inducido (aquel que es provocado por terceros 50%). Esto significa que el número de mujeres que murieron a causa del aborto inducido es de 43 contra los 3,000 que argumentan los asambleistas que existen anualmente. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, por cada 100 mil abortos ilegales en el mundo, se registran mil muertes, esto representa el 1%. Si 43 mujeres murieron en México en el 2003 y estas representan el 1 %, el total de abortos realizados sería de 4,300 “Marías que no nacieron” contra 1.5 millones .

¿Por qué entonces si el aborto no disminuye la muerte materna, ni la incidencia en aborto, ni cuida la salud física ni psicológica de la mujer, ni le permite a un nuevo ser humano vivir, decidir y ser feliz, se promueve con tanta insistencia? ¿Por qué si en diversos países del mundo como España, Estados Unidos y la India el aborto legal ha sido un fracaso se quiere despenalizar a como de lugar? ¿Qué intereses hay detrás de esto?

Las clínicas u hospitales que practican los abortos tienen ingresos económicos substanciales. Por ejemplo en Estados Unidos, los ingresos por abortos anuales están entre 500 y 700 millones de dólares, por año (considerando que en 2002 se practicaron 1.29 millones de abortos de los cuales el 89% fue antes de las 16 semanas de gestación, con un costo por operación de entre $350 y $500 dólares y el resto fue después de las 16 semanas, con un costo por operación de entre $700 y $1000 dólares)(8). Esto equivale al comercio que Venezuela y Cuba tuvieron durante el 2006 (9), el doble del gasto programado para los diputados durante el 2007 (10) o al presupuesto anual del Instituto Federal Electoral (11). ¿No será que hay intereses y negocio detrás de esto?, ¿Quiénes son los beneficiados enconómicamente?

¿Hay una salida?

María podría haber nacido, podría haber elegido ser abogada o enfermera, podría haber vivido con una familia que la quisiera, la respetara, le diera una educación y una vida digna y con ello podría haber logrado ser feliz. Pero para ello su madre debía haber sido bien informada de lo que es el aborto de las alternativas que tenía. La adopción es el camino por el cual ambas hubieran vivido. Pero para ello hay que perfeccionar el sistema legal para que el camino de la adopción sea ágil tanto para la madre que da en adopción como para el bebé que espera ser adoptado como para los padres adoptantes. Se deben crear leyes de primera que fomenten la adopción, el cierre de clínicas clandestinas y la verdadera justicia social.

Proteger los derechos de la mujer embarazada es fundamental, asi en lugar de crear un presupuesto para propiciar la muerte, se debe dirigir a perfeccionar el sistema de salud pública ya que las mujeres que están en riesgo debido a la falta de acceso a hospitales, personal calificado y medicamentos antes de la legalización, enfrentarán estas mismas circunstancias después de ésta, con el agravante de que una vez legalizada esta práctica (con los riesgos para la salud que implica) su demanda se incrementa, con lo cual será mayor el número de mujeres compitiendo por los mismos servicios escasos e ineficientes. Este hecho, en lugar de reducir las tasas de mortalidad materna, podría contribuir a aumentarlas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas coinciden en señalar que el aspecto crucial para disminuir las tasas de mortalidad materna es la atención de la mujer embarazada por personal calificado antes, durante y después del parto, lo cual incluye también el acceso a medicamentos, equipos e infraestructura adecuados, un sistema eficiente de comunicación y atención en los centros de salud.

Esta serie de medidas ayudará a muchos niños que como María, Pedro, Jorge, Manuel… quieren tener la oportunidad de vivir para decidir libremente y para buscar la felicidad

Si te interesa ver un ultrasonido sobre el desarrollo en el vientre materno
click aquÌ.

(1) Encuesta Ipsos Bimbpsa sobre la religiosidad en México
(2) Stanley Henshaw, un reconocido investigador del Alan Guttmacher Institute ha admitido que “en muchos países es común que después de la legalización las tasas de aborto tengan un aumento sostenido por algunos años para luego se estabilizarse”
(3) Elam-Evans, L. et al. Abortion Surveillance – United States 2000. Centers for Disease Control, 2003.
• Gissler et al. Pregnancy-associated mortality after birth, spontaneous abortion, or induced abortion in Finland, 1987- 2000. Am J Ob Gyn. 2004, 190:422-427.
• Gissler M, Berg C, Bouvier-Colle MH, Buekens P. Methods for identifying pregnancy-associated deaths: populationbased data from Finland 1987-2000. Paediatr Perinat Epidemiol.2004 Nov;18(6):448-55.
• Reardon DC, Ney PG, Scheuren FJ, Cougle JR, Coleman, PK, Strahan T. "Deaths associated with pregnancy outcome: a record linkage study of low income women." Southern Medical Journal, Agosto 2002, 95(8):834-841.
• Reardon DC, Coleman PK, Cougle JR. Substance use associated with unintended pregnancy outcomes in the National Longitudinal Survey of Youth. American Journal of Drug and Alcohol Abuse. 2004; 26(1):369 - 383. Coleman PK, Reardon DC, Cougle JR. Substance use among pregnant women in the context of previous reproductive loss and desire for current pregnancy. British Journal of Health Psychology, Vol. 10, No. 2. (May 2005), pp. 255-268.
• Gynecol Obstet Invest. 2002, 53:48-53; Pieleg Polozna. 1988, 5:7-9
• P. Ney, M.D. "Relationship between Abortion and Child Abuse." Canada. Journal of Psychiatry, (24): 610-620
• AGI press release, 6/16/94)
• De acuerdo con un estudio de la Fundación Heritage, uno de los aspectos más relevantes en la reducción de la tasa de aborto ha sido la implementación de leyes provida en muchos estados durante esta década. New, M. Analyzing
(4) Investigación sobre aborto de ORMALC
(5) Datos del INEGI (mortandad femenina asociada con causas gineco obstétricas)
(6) http://www.cimacnoticias.com/site/07040304-Casi-un-millon-de-a.17096.0.html
(7) Olivia Cabrera del Angel 04/04/2007 nuevo excelsior
(8) Gottmacher Institute http://www.guttmacher.org/presentations/abort_slides.pdf y National Abortion Federation http://www.prochoice.org/about_abortion/facts/economics.html )
(9) http://tribuamericas.tribu-info.ws/t074-003.htm
(10) http://www.jornada.unam.mx/2006/11/24/index.php?section=politica&article=003n1pol
(11) http://www.cefp.gob.mx/intr/edocumentos/pdf/cefp/cefp0112007.pdf
(12) H. Soderberg, “Emotional Distress Following Induced Abortion: A Study of Its Incidence and Determinants Among
Abortees in Malno, Sweden,” European Journal of Obstetrics & Gynecology and Reproductive Biology, Agosto 1998,
79 (2):173-8.)
YO INFLUYO
es un medio de comunicación de la sociedad que promueve la participación ciudadana
Estamos para servirte, cualquier queja, sugerencia, aportación, o artículo que quieras que se publique, comunicate con nosotros a: [email protected]
Subscribe Unsubscribe
enviar





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |