Menu


Paraguay la Comisión Interamericana y el caso de la niña Mainumby
Es el momento de demostrar que la cultura de nuestros países puede imponerse


Por: María Inés Franck | Fuente: www.obesrvatoriointernacional.com



Una vez más la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó una medida cautelar en un caso en el que se solicitaba un aborto por violación. Se trata del “asunto niña Mainumby” ocurrido en la República del Paraguay, respecto a una niña de diez años de edad, violada en varias oportunidades por la pareja de su madre, y finalmente embarazada.

Las autoridades judiciales y sanitarias paraguayas procedieron a tratar la situación como lo que era: un embarazo de alto riesgo. Recordemos que Paraguay no admite el aborto en su legislación sino sólo cuando corre peligro la vida de la madre. Dado que el presunto violador fue arrestado, y la madre se encuentra en prisión preventiva mientras se esclarecen los hechos, la niña está internada en un centro médico que la atiende tanto física como psicológicamente. Dos organismos civiles internacionales – CLADEM y Equality Now- se arrogaron una supuesta representación mediática de la niña, que cursa actualmente la semana 26 de su embarazo.

Aduciendo el alto riesgo que significaría para la misma tener a su hijo, estas organizaciones presentaron una solicitud ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a fin de que interviniera a través de una medida cautelar para que se practicara el aborto. CLADEM y Equality Now esgrimieron la conformidad de la madre, legítima representante.

Sin embargo, asesores externos de derechos humanos revelaron que no habría existido un consentimiento informado de la madre, quien habla solamente guaraní y escasamente conocía el alcance de lo que estas organizaciones solicitaban; tal es así que en la actualidad la madre niega haber pedido un aborto.

Estos asesores develaron también que ninguna de estas organizaciones representa a la mamá ni a la niña, habiendo expresamente pedido la madre que se apartaran del caso. Además, la misma niña ha expresado su deseo de tener a su hijo, razón por la cual está siendo atendida de manera muy profesional encarando los riesgos que puedan presentarse (cfr.). Asimismo, el 28 de mayo pasado la madre de la menor habría entregado una declaración a la directora de la correccional donde se encuentra, afirmando que “diversas personas e instituciones, que no están precisamente interesadas en mi suerte, casi diariamente solicitan la firma de escritos que solo benefician sus intereses”. La mujer solicita también “evitar que se sigan difundiendo versiones distorsionadas de la situación, ya de por sí difícil, que estoy atravesando”.



Así las cosas, el 8 de junio se pronunció finalmente la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Por medio de la Resolución 178/15, el organismo solicitó que la República del Paraguay:

a)  Proteja la vida e integridad personal de la niña, a fin de garantizar que tenga acceso a un tratamiento médico adecuado a su situación y recomendado por especialistas, a la luz de lineamientos técnicos de la Organización Mundial de la Salud y otras fuentes similares aplicables en materia de salud sexual y reproductiva de niñas y adolescentes, en el cual estén aseguradas todas las opciones disponibles;

b)  Asegure que los derechos de la niña estén oportunamente representados y garantizados en todas las decisiones en materia de salud que afecten a la niña, incluido el derecho de la niña a ser informada y a participar en las decisiones que afecten a su salud en función de su edad y madurez; y

c)  Adopte todas las medidas que sean necesarias para que la niña cuente con todos los apoyos técnicos y familiares que sean necesarios para proteger de modo integral sus derechos.

La Comisión solicitó asimismo al Estado paraguayo que informe en 72 horas sobre la adopción de estas medidas, las cuales no constituyen prejuzgamiento sobre violación de los derechos protegidos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos u otros instrumentos aplicables.



Nuevamente se ponen de manifiesto las manipulaciones de ONGs internacionales que presionan ante organismos internacionales para presionar a favor del aborto en los Estados latinoamericanos. En este caso, la Comisión Interamericana ha pedido cuentas al Paraguay de las acciones tomadas y a tomar con respecto a la salud de la menor, sin aludir directamente a la práctica de un aborto.

Es el momento de demostrar que la cultura de nuestros países puede imponerse, encontrando los medios para defender y promover el derecho a la vida y a la salud tanto de la madre como del hijo.

Para acceder a todos los documentos mencionados, puede visitarse: http://www.observatoriointernacional.com 

El boletín del Observatorio Internacional de Políticas Públicas y Familia es un servicio gratuito que difunde información y análisis y que se puede reproducir o difundir sin previa autorización, con mención de la fuente y de los autores.Para suscribirse al boletín y a otros servicios escribir a info@observatoriointernacional.com





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |