Menu


El supervirus del sida que se extiende por África
Mozambique, Sudáfrica, Kenia, Zambia y Uganda han visto crecer los casos de fracasos a antirretrovirales


Fuente: http://sinsida.eu/articulo.php?cod_seccion=33&cod_noticia=331&tabla=articulos&idioma=espanol



El virus del sida (VIH) está ganando la batalla a los medicamentos en África. Cada vez hay más fracasos de los tratamientos porque el VIH está desarrollando resistencias contra los fármacos en este continente. Este ‘super virus’ se ha incrementado hasta un cinco por ciento en Sudáfrica, Kenia y Zambia y alcanza el 15 por ciento en Uganda. Ante esta situación, se hace necesario contar con terapias alternativas y estudiar a cada uno de los casos en los que el tratamiento no funcione.

Estas han sido las conclusiones de un estudio llevado a cabo en Mozambique por investigadores del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) e IrsiCaixa y que se ha publicado en la revista ‘Journal of Antimicrobial Chemotherapy’.

Han descubierto que la terapia antirretroviral ya no es efectiva en uno de cada cuatro pacientes, en casi todos los casos es porque el virus se ha vuelto resistente (en el 89 por ciento). El problema está en que estos ‘súper virus’ que se han hecho fuertes, se están transmitiendo al resto de la población.

Mozambique es actualmente uno de los países con mayor prevalencia de VIH en el mundo, ya que hasta un 11 por ciento de la población de 15 a 49 años es portadora del virus. Además, el estudio se llevó a cabo en una de las regiones con mayor prevalencia, el distrito mozambiqueño de Manhiça, donde el 40 por ciento de la población está infectada por el virus.

A pesar de que el acceso gratuito a los antirretrovirales comenzó en 2004, el trabajo ha demostrado que hasta un 24 por ciento de los pacientes presentan cargas virales elevadas, lo que significa que el virus continúa replicándose a pesar de recibir tratamiento. Y de éstos, un 89 por ciento han desarrollado resistencias a los fármacos antirretrovirales que se utilizan habitualmente.

"Estos datos son preocupantes", afirma la investigadora de ISGlobal María Rupérez, primera autora del estudio, ya que si el tratamiento que estos pacientes siguen no funciona "sería necesario cambiar a otros tratamientos que son más caros y no siempre están disponibles sobre el terreno".





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |