Menu


El Presidente Bush defiende a los no nacidos
EEUU protegerá a los no nacidos, otorgando servicios de salud a las mujeres embarazadas.


Por: Associated press | Fuente: Associated press



Embriones y fetos incluidos en los servicios de salud

La administración Bush ha dado una victoria a los oponentes del aborto al mostrar su interés por la importancia del cuidado prenatal.

El gobierno ha declarado que incluirá a los embriones y fetos en los programas de salud pública considerándolos beneficiarios desde el momento de la concepción.

La administración afirma que no hay porqué relacionar la decisión con los derechos del embrión o el aborto, sino que simplemente es el camino más rápido para abrir a más mujeres de escasos recursos la opción del cuidado prenatal subvencionado.

“Todo lo que estamos haciendo es proveer asistencia a las madres pobres, para que sus hijos nazcan sanos”, explicó Tommy Thompson, Secretario de Salud y Servicios Humanos. “Lo que no puedo entender es cómo alguien puede transformar esto en un argumento pro vida o pro choice”.

Kevin Keane, portavoz de la Secretaría, añade: “¿Por qué una mujer de escasos recursos que esté embarazada no debería acceder a cuidados prenatales? De eso es de lo que se trata este programa”, dijo.

Desde su campaña electoral a la presidencia, Bush ha dejado claro que se opone al derecho al aborto, al tiempo que trata de evitar posiciones extremas.

La semana pasada apoyó a los activistas pro vida en una marcha por el aniversario del fallo Roe vs. Wade: “Nuestra nación debería lograr una gran meta, que los niños no nacidos sean bienvenidos a la vida y protegidos por la ley”, les dijo por teléfono.

Ya en la presidencia, recortó la financiación federal a organizaciones internacionales que realicen abortos, ha pedido la prohibición de la clonación humana, de la financiación pública de organizaciones abortivas, y del procedimiento de aborto tardío llamado “nacimiento parcial”.

El gobierno ha dicho que los estados podrían ofrecer estos cuidados a través de los programas estatales de seguro de salud infantil, a pesar de que en principio eran sólo aplicables a niños, y no a sus padres o mujeres embarazadas.

Por su parte, quienes apoyan el aborto comparan esta decisión con la legislación, apoyada por la Casa Blanca, que podría convertir en un crimen federal los daños producidos al feto en una agresión a su madre.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |