Menu


La casulla con motivos indígenas y el báculo de madera del Papa Francisco
La casulla es muy similar a la que usó San Juan Pablo II cuando visitó Ecuador en el año 1985


Por: Redaccion | Fuente: aciprensa.com / www.zenit.org



El Papa Francisco utilizó una casulla muy similar a la que usó San Juan Pablo II cuando visitó Ecuador en el año 1985, en la Eucaristía que presidió ante una multitud de más de un millón y medio de personas en el Parque Bicentenario de Quito.

Las vestiduras litúrgicas –la estola, la casulla y la mitra– fueron confeccionadas en la región de Azuay, en la ciudad de Cuenca, ubicada a 450 kilómetros de Quito.

Los símbolos que llevaba Francisco en la casulla son: una azucena, que representa a Santa Marianita de Jesús, la primera santa ecuatoriana; y el Corazón de Jesús, al que Ecuador está consagrado. En la espalda se podían ver una cruz y una hostia.

Cada una de las prendas estuvieron en exposición en la sala de exhibiciones del Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares en Quito. Fueron elaboradas por artesanas azuayas y por las monjas del monasterio de las Carmelitas Descalzas.

Carmen Orellana elaboró la casulla del Papa Francisco con hilos de algodón blanco y negro, en la que usó la técnica de tejido ikat, el mismo con el que se elaboran las macanas, paños tradicionales que usan en Cuenca.



La casulla que usó San Juan Pablo II fue confeccionada por el padre de Carmen, Aurelio Orellana.

La historia del báculo de madera que el Papa está usando:

No es una novedad que los pequeños símbolos y gestos de Francisco atraigan con fuerza la atención de la gente. Al inicio de su pontificado fue la cruz pectoral o el cargar él mismo con su maletín en los vuelos papales. Esta vez, en Ecuador, los ojos de muchas personas se han fijado en el báculo que utiliza en las celebraciones eucarísticas.

Está hecho a mano y tallado en madera de olivo. Se trata de una copia idéntica del que le regalaron los presos de la cárcel de San Remo en Italia. La primera vez que lo utilizó fue el Domingo de Ramos del 2014 en la Plaza de San Pedro. Lamentablemente el báculo se dañó durante el viaje del Papa a Tierra Santa. Pero, ya que al Papa realmente le gustaba este báculo, se hizo otro idéntico en Belén con madera de olivo.

La historia del báculo de madera la explicó el padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, durante la rueda de prensa el lunes por la noche en Quito. Asimismo aseguró que “probablemente, este báculo será utilizado por el Papa en muchos otros viajes”.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |