Menu



Corte Suprema Argentina autoriza desconexión de paciente en estado de conciencia mínimo
El 7 de julio pasado la Corte Suprema de Justicia de la República Argentina emitió sentencia por el caso


Por: María Inés Franck | Fuente: http://www.observatoriointernacional.com/



Julio de 2015

El 7 de julio pasado la Corte Suprema de Justicia de la República Argentina emitió sentencia por el caso "D., M. A. s/ declaración de incapacidad".Se trata de Marcelo Diez, un paciente de la provincia de Neuquén, en estado de mínima conciencia desde fines de 1994 a raíz de un accidente de tránsito. A pesar de que Marcelo tenía algunas mínimas reacciones, su estado fue definido como "vegetativo persistente", y durante veinte años estuvo internado en diversos hospitales, dependiendo para seguir viviendo únicamente de la hidratación y alimentación proporcionada médicamente. En la Argentina rige la ley 26.529 (de derechos del paciente), modificada en el año 2012 por la ley 26.742 (de muerte digna).

Allí, al tiempo que se descartan las prácticas eutanásicas (art. 11 de la ley 26.529), se establecen dos presupuestos:

1) "el paciente que presente una enfermedad irreversible, incurable o se encuentre en estadio terminal, o haya sufrido lesiones que lo coloquen en igual situación, informado en forma fehaciente, tiene el derecho a manifestar su voluntad en cuanto al rechazo de procedimientos quirúrgicos, de reanimación artificial o al retiro de medidas de soporte vital cuando sean extraordinarias o desproporcionadas en relación con la perspectiva de mejoría, o produzcan un sufrimiento desmesurado. También podrá rechazar procedimientos de hidratación o alimentación cuando los mismos produzcan como único efecto la prolongación en el tiempo de ese estadio terminal irreversible o incurable" (art. 2, inc. e) de la ley 26.529).

2) El consentimiento informado en estos casos consiste en "la declaración de voluntad suficiente efectuada por el paciente, o por sus representantes legales, en su caso, emitida luego de recibir, por parte del profesional interviniente, información clara, precisa y adecuada con respecto a: (...) g) El derecho que le asiste en caso de padecer una enfermedad irreversible, incurable, o cuando se encuentre en estadio terminal, o haya sufrido lesiones que lo coloquen en igual situación, en cuanto al rechazo de procedimientos quirúrgicos, de hidratación, alimentación, de reanimación artificial o al retiro de medidas de soporte vital, cuando sean extraordinarios o desproporcionados en relación con las perspectivas de mejoría, o que produzcan sufrimiento desmesurado, también del derecho de rechazar procedimientos de hidratación y alimentación cuando los mismos produzcan como único efecto la prolongación en el tiempo de ese estadio terminal irreversible e incurable" (art. 5 de la ley 26.529).



El caso de Marcelo Diez es especial, porque no se conoce que haya expresado antes del accidente su voluntad respecto a las medidas a tomar de quedar en este estado. Por ello la Corte recurrió a una polémica y peligrosísima medida: la "reconstrucción de la voluntad" de Marcelo, expresada a través de la declaración jurada de sus curadoras (sus dos hermanas), las cuales aseguraron que su hermano hubiera querido la desconexión.De modo que, luego de explayarse de modo algo incoherente sobre la dignidad y el valor de toda vida humana en sí misma, los jueces decidieron retirar a Marcelo el sistema de alimentación e hidratación que lo mantenía con vida.

Aprovechando la situación, la Corte extrañamente solicita que ningún caso semejante a éste sea judicializado nuevamente, con lo que bloquea a los ciudadanos el acceso a exponer ante los jueces los conflictos de derecho que puedan presentarse (considerando 32).Y además, exhorta a las distintas jurisdicciones del país a que generen protocolos médicos de actuación en estos casos, que contemplen la objeción de conciencia de los profesionales siempre y cuando esta objeción se ejerza al momento de la implementación del protocolo correspondiente o bien al inicio de las actividades del médico en el establecimiento de salud (considerando 33).Vale decir que el Obispado de Neuquén repetidas veces se ofreció a hacerse cargo del mantenimiento con vida de Marcelo a la espera de una mejoría sustancial, pero este ofrecimiento no fue tenido en cuenta a la hora de tomar la decisión. Pocas horas después de conocerse la sentencia, los medios transmitieron la noticia de que Marcelo Diez había fallecido de muerte natural, antes de que el fallo fuera hecho efectivo a través de la desconexión.

Para acceder a todos los documentos mencionados, puede visitar

   
El boletín del Observatorio Internacional de Políticas Públicas y Familia es un servicio gratuito que difunde información y análisis y que se puede reproducir o difundir sin previa autorización, con mención de la fuente y de los autores.Para suscribirse al boletín y a otros servicios escribir a info@observatoriointernacional.com







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |