Menu


Jubileo: un peregrinaje a pie para los fieles hasta la Puerta Santa
El Vaticano y las autoridades italianas están trabajando en el plan jubilar para la movilidad


Por: Giacomo Galeazzi | Fuente: vaticaninsider.lastampa.it



El Vaticano y las autoridades italianas están trabajando en el plan jubilar para la movilidad. Mons. Fisichella explica cómo va la organización: «La colaboración de la Santa Sede con el gobierno procede bien»

Los fieles llegarán a pie a la Puerta Santa, «después de un breve peregrinaje a pie», y, sobre la organización del evento, la colaboración de la Santa Sede con las autoridades italianas «procede bien».Con Vatican Insider, el arzobispo Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelizción, explica cómo va avanzando la máquina de los preparativos. «No conocemos el número de peregrinos que llegarán a Roma -explica el ‘director’ del Año Santo extraordinario. En Agosto no hay previstas reuniones operativas con las autoridades italianas, pero las prioridades ya fueron indicadas». En la mesa están los problemas típicos de una metrópolis como Roma, con flujos constantes de visitantes. Es decir, explica mons. Fisichella, «las dificultades cotidianas relacionadas con la vialidad, la sanidad que compete a la Región, la seguridad que compete sobre todo al gobierno de la ciudad de Roma». El Vaticano, efectivamente, llama la atención de las autoridades italianas no solo sobre los principales eventos jubilares en los que participarán grandes multitudes, sino sobre «la gestión cotidiana de un peregrinaje difuso y constante durante todo el periodo de apertura de la Puerta Santa». La cooperación entre la Santa Sede, el gobierno y las administraciones regionales y locales es «constante» y el clima es «muy positivo». A pesar de las actuales dificultades en el Campidoglio, «no hay, por el momento, ningún vacío o retraso en los contactos con las autoridades locales de Roma».En relación con la interacción entre el Vaticano y los episcopados nacionales, recordó el arzobispo, «hemos enviado a todos los obispos del mundo una carta con un manual de información sobre todas las cuestiones relacionadas con el Jubileo: cómo vivirlo en la propia diócesis, que es lo más importante, y cómo vivir y organizar el peregrinaje a Roma».Para impedir la especulación económica sobre el evento, las diferentes categorías que se ocupan de los diferentes ejercicios deberán ser capaces de un control efectivo sobre los precios y tarifas, desde los hoteleros hasta los comerciantes, pues los peregrinos son, efectivamente, «una categoría particular de personas que necesita protección».Hay otros problemas logísticos que los organizadores deben afrontar todavía, como la conexión entre los estacionamientos para los autobuses turísticos y la Plaza San Pedro y las zonas de los eventos jubilares. «Todavía no se han afrontado estos temas -precisó Fisichella. El punto fundamental es que quien llegue a Roma esté en condiciones para poder llegar a la Puerta Santa, después de un breve peregrinaje a pie». Por ello, «tratamos de favorecer las condiciones para que los peregrinos puedan ser dignos de este nombre», mediante puntos de acogida y estructuras que «se están preparando».Durante todo el Jubileo, además, Papa Francisco inaugurará en Roma una obra caritativa al mes: doce actividades que permanecerán al servicio de la parte más necesitada de la población en la capital italiana. Y habrá en correspondencia grandes eventos jubilares por temas y categorías: enfermos y discapacitados, chicos, sacerdotes, voluntarios de la Misericordia, grupos marianos, Curia Romana, devotos de Padre Pío (cuyo cuerpo será expuesto en San Pedro el miércoles de ceniza). El compensorio del ex-manicomio Santa María de la Piedad se convertirá en un albergue para alojar a los peregrinos.

 





Compartir en Google+




Consultorios
Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!