Menu


EE.UU. Iglesia y congresistas en contra de centros de detención para menores migrantes
Hacen frente común contra una política equivocada e injusta


Por: Jaime Septién | Fuente: http://www.aleteia.org



Robustecidos por la resolución dictada el pasado 24 de julio por la juez federal Dolly M. Gee en California, que ordena a la administración del presidente Barack Obama liberar a madres y menores de edad detenidos en centros especiales, la Iglesia católica tanto como una nutrida cantidad de congresistas ha respaldado esta moción y exigido el cese del "encarcelamiento" a menores migrantes que venían huyendo de la violencia y la pobreza desde Centroamérica 

Por parte de la Iglesia, monseñor Eusebio Elizondo, obispo auxiliar de Seattle y presidente del Comité de Migración de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos (USCCB), dijo: "Doy la bienvenida a la decisión del tribunal e insto a la administración a actuar rápidamente". 

La estrategia de la administración del presidente Obama era que con este tipo de detenciones se desalentaba la migración de menores desde Centroamérica y se evitaba, así, la ampliación de la "crisis humanitaria" que estalló el verano de 2014. 

Sin embargo, la juez Gee encontró que esta estrategia violaba un acuerdo extrajudicial de 1997, en que se pedía que los menores migrantes a Estados Unidos e indocumentados, tendrían que vivir en las condiciones "menos restrictivas" posibles. 

Por ello mismo, monseñor Elizondo apoyó esta decisión judicial "sin la cual sólo se prolongaría una política equivocada e injusta: tratar como criminales a esta población vulnerable". 



Condiciones deplorables

Por su parte, un grupo de congresistas exigirá esta semana al gobierno del presidente Obama, el cierre definitivo de los centros de detención para menores migrantes, mismos que compararon con cárceles, por las "deplorables condiciones" en las que viven las madres y niños allí recluidos desde hace meses. 

Los congresistas lo hicieron saber mediante una carta dirigida al secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, quien ya había anunciado una reforma para reducir el tiempo que las familias de migrantes sin papeles permanecen en los centros de detención de indocumentados del país. 

"La población retenida está compuesta mayoritariamente por refugiados que huyen de la violencia y la persecución, muchos de los cuales sufren necesidades médicas y mentales por la forma inadecuada en la que han sido tratados en custodia", advierten en su misiva los legisladores, liderados por la demócrata Zoe Lofgren. 

En la carta, los legisladores exigen a Johnson que dé los "pasos necesarios y apropiados" para que la política de seguridad nacional concuerde con el reciente fallo judicial de la juez Gee, quien considera que las autoridades migratorias habían "fallado completamente" en su misión de proveer a los niños indocumentados de las adecuadas condiciones sanitarias para vivir. 



En su fallo, la juez federal ordenó la liberación de los pequeños al considerar que la detención de las familias de indocumentados viola un acuerdo extrajudicial de 1997 por el que los niños que llegan a EU de manera ilegal deben de vivir en las condiciones "menos restrictivas" posibles. 

"Ya debería de haberse puesto fin a la detención de familias", consideran los congresistas en su carta. Los legisladores estadounidenses han formado un bloque -principalmente demócrata-para echar abajo los centros de detención como el de Dilley, en Texas, donde hay denuncias constantes de las madres sobre abusos de los guardias y falta de asistencia médica para sus hijos.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |