Menu


Tasas de mortalidad materna son más altas cuando se despenaliza el aborto
Un reciente estudio publicado en el British Medical Journal muestra que en los estados de México con leyes más permisivas para el aborto se presentaron las tasas de mortalidad materna consistentemente más altas


Fuente: PRI (instituto de investigación sobre población)



Un reciente estudio publicado en el British Medical Journal muestra que en los estados de México con leyes más permisivas para el aborto se presentaron las tasas de mortalidad materna consistentemente más altas. Asimismo, las tasas de mortalidad materna más bajas se produjeron en los estados con leyes menos permisivas al aborto. Tales hallazgos desacreditan el repetido discurso a favor del aborto que había copado el debate político hasta ahora y que justificaba la despenalización de esta práctica en la disminución de la mortalidad materna.

Este es el primer experimento natural de base poblacional usando estadísticas vitales oficiales virtualmente completas de nacidos vivos y de muertes maternas en 32 estados mexicanos entre 2002 y 2011. Analizó el impacto de legislaciones de aborto más o menos permisivas sobre desenlaces de mortalidad materna en México, controlando simultáneamente por 10 variables consideradas como determinantes de salud materna a nivel de poblaciones.

El referido estudio fue liderado por el Dr. Elard Koch, Director de Investigación del MELISA Institute, quien trabajó en estrecha colaboración con la epidemióloga Dra. Monique Chireau del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Duke, Carolina del Norte, EE.UU, y el sociólogo Dr. Fernando Pliego del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México entre otros colaboradores.

A través de exhaustivos análisis el estudio muestra que estas diferencias se explicaron en gran medida por diversos factores tales como el nivel de educación femenina, acceso a cuidados y servicios de salud materna, agua potable, alcantarillado, tasa de fecundidad y niveles de violencia contra la mujer. La legislación a favor del aborto, en todo caso, no produjo una baja de las tasa de mortalidad materna. 

De este modo, la evidencia obtenida sugiere que corrigiendo favorablemente las disparidades en estos factores, se puede facilitar una transición epidemiológica hacia bajas tasas de mortalidad materna en países en vías de desarrollo. Por lo tanto, las intervenciones de salud pública basada en evidencia para mejorar la salud materna en México no tienen que ver con una ley abortista sino con:



•          Aumentar el acceso al cuidado prenatal y la atención profesional del parto en instituciones de salud.

•          Aumentar el número de y acceso a unidades obstétricas de emergencia.

•          Expandir centros de diagnóstico especializados y cuidado prenatal para embarazos de alto riesgo, incorporando otras especialidades médicas.

•          Desarrollar programas de consejería pre-concepcional y planificación familiar para promover embarazos saludables antes de los 35 años y prevenir embarazos no planeados en grupos vulnerables.

•          Expandir y fortalecer políticas públicas dirigidas a aumentar los años de educación en la población femenina.



•          Mejorar la detección de la violencia contra la mujer embarazada durante los controles prenatales y la intervención por parte de profesionales de la salud.

•          Disminuir las disparidades en indicadores de desarrollo humano aumentando el acceso al agua potable y alcantarillado.

Consultar estudio de BMJ Open http://inicio.ifai.org.mx/MarcoNormativoDocumentos/8.%20LAASSP.pdf

Ver estudio en: http://goo.gl/6ueZMV

Traducción al español no oficial: http://goo.gl/D8hbYk





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |